El pueblo argentino apoya a Cristina Fernández. Foto: Kaloian/ Cubadebate.


Condenan a Cristina Fernández de Kirchner a 6 años de prisión en juicio lleno de irregularidades

Cubadebate

La vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, fue condenada este martes a 6 años de prisión y a la inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos al terminar un juicio que duró tres años y medio y que estuvo rodeado de escándalos y denuncias de parcialidad.

El Tribunal Oral Federal número 2, conformado por los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso, encontró a la expresidenta culpable del delito de "administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública".

Sin embargo, la absolvieron del delito de asociación ilícita que le habían imputado los fiscales de la causa, y cuya pena máxima era de 12 años de cárcel.

De esta forma concluyó un proceso en el que hubo 13 imputados que recibieron sentencias que van desde la absolución hasta los seis años de prisión, y en el que participaron más de 100 testigos.

Los jueces anunciaron que los fundamentos del veredicto se darán a conocer el próximo 9 de marzo. Hasta ese día se sabrán los argumentos judiciales que tomaron en cuenta para dictar las sentencias.

Minutos después de la lectura del fallo, la vicepresidenta ofreció un mensaje en el que recordó las múltiples irregularidades procesales que tuvo el caso.

"La condena estaba escrita (...) Está claro que la idea era condenarme como finalmente lo hicieron", dijo.

El fallo es histórico porque es la primera vez que un personaje político con un cargo tan alto es condenado en ejercicio de sus funciones. Antes fueron sentenciados los expresidentes Carlos Menem y Fernando de la Rúa y el exvicepresidente Amado Boudou, pero ya no ocupaban sus puestos.

La trascendencia del caso se debe, también, a que Fernández de Kirchner es la figura política más importante del país sudamericano desde que en 2007 se colocó por primera vez la banda presidencial.

Por eso, a pesar de que ni ella ni el Gobierno convocaron a realizar ningún tipo de manifestación pública este martes, organizaciones y ciudadanos en general marcharon de manera espontánea a los tribunales.

La expresidenta estaba acusada de haber encabezado una asociación ilícita que, durante sus dos gobiernos (2007-2015) y el de su fallecido esposo y antecesor, Néstor Kirchner (2003-2007), direccionó millonarios fondos de obras públicas en favor del empresario Lázaro Báez, quien era amigo y socio de la pareja.

En su alegato, los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola pidieron que la vicepresidenta de la nación recibiera una pena de 12 años de prisión, inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos y decomiso de sus bienes.

Desde el principio del juicio, Fernández de Kirchner aseguró que la condena estaba escrita de antemano porque formaba parte del "lawfare" (persecución judicial) que se ha llevado a cabo en su contra desde que en 2015 terminó su segunda presidencia y que tiene como único fin proscribirla.

"(El tribunal) es un pelotón de fusilamiento", acusó la expresidenta la semana pasada durante su última intervención.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner señaló que cuando era presidenta de la Nación no tenía "manejo de las leyes que son aprobadas" por el Poder Legislativo y remarcó que "el presidente de la república tampoco administra el presupuesto".

"Como me habrán escuchado durante los alegatos, probé absolutamente que, de acuerdo a la Constitución, yo no tengo el manejo de la leyes que son aprobadas por diputados y senadores. Dicen que el delito lo cometí a través de la sanción de leyes. Yo no legislo, para eso están los diputados y los senadores. Y el Presidente de la República tampoco administra ni ejecuta el presupuesto", indicó Fernández de Kirchner luego de que se conociera el veredicto en la causa Vialidad.

Fernández sostuvo hoy que la condena de 6 años de prisión en su contra no obedece a un "lawfare ni a un partido judicial; esto es un Estado paralelo y mafia judicial".

La exmandataria señaló que la "confirmación" de esa situación fue la filtración de un viaje de exfuncionarios, magistrados y exagentes de inteligencia a Lago Escondido, y sobre el cual el presidente Alberto Fernández hizo referencia ayer por cadena nacional.

Más allá de la condena, no hay ninguna posibilidad de que Fernández de Kirchner vaya presa.

Primero, porque gracias a su cargo como vicepresidenta cuenta con fueros. Por ello, antes debería enfrentar un juicio político para ser destituida del cargo para el que fue elegida y cuyo mandato vence el 10 de diciembre de 2023.

Además, sus abogados apelarán cualquier sentencia de culpabilidad, por lo que el fallo deberá pasar para su análisis a la Cámara de Casación Penal. La última etapa se dirimirá en la Corte Suprema de Justicia, pero es un proceso que puede demorar varios años.

Otro motivo por el que la expresidenta no podría ser detenida de inmediato es que cumplirá 70 años en febrero próximo y la ley le otorga el beneficio de la prisión domiciliaria a cualquier condenado a partir de esa edad.

Mientras la sentencia no quede firme, Fernández de Kirchner tampoco tendrá que sujetarse a la inhabilitación. Es decir que, si lo desea, se podrá postular a cualquier cargo público en las elecciones generales del próximo año.

(Con información de Página 12 y RT)

En video, habla Cristina Fernández de Kirchner tras la condena

Presidente de Argentina arremete contra condena a Cristina Fernández

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, aseveró hoy que la condena a la vicemandataria Cristina Fernández es el resultado de un simulacro de juicio que violó el debido proceso.

Hoy en Argentina, fue condenada una persona inocente, alguien a quien los poderes fácticos trataron de estigmatizar a través de medios de comunicación y persiguieron mediante jueces complacientes que pasean en aviones privados y van a mansiones de lujo los fines de semana, señaló el Presidente.

No puedo dejar de conmoverme por la sentencia. Es el resultado de un juicio en el que no se cuidaron las formas mínimas del debido proceso, añadió.

El mandatario criticó, además, que fue violado el principio de no juzgar dos veces un mismo hecho.

No se explica cómo puede administrar fraudulentamente quien no tiene capacidad de disponer y decidir en licitaciones públicas. Cuando la política se mete en los tribunales la justicia se escapa por la ventana. Eso pasó en este caso, indicó.

La suerte estaba echada desde el comienzo y tan solo hizo falta un simulacro que inició uno de los jueces que disfrutó de un viaje pagado por el Grupo Clarín (Julián Ercolini), apuntó.

El jefe de Estado expresó su solidaridad con la vicepresidenta y aseguró que es víctima de una persecución absolutamente injusta.

Sé de su inocencia. Todos los hombres y mujeres de bien que amamos la democracia y el Estado de Derecho debemos ponernos a su lado, afirmó.

 

 

Vicepresidenta argentina denuncia Estado paralelo y mafia judicial

PL

La vicepresidenta argentina, Cristina Fernández, denunció hoy la existencia de un Estado paralelo, una mafia y un partido judicial que la procesaron por delitos que no cometió.

Mientras organizaciones sociales rechazaban la persecución en su contra, el Tribunal Oral Federal 2 condenó a la también titular del Senado a seis años en prisión y la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.

Dicho veredicto corresponde a la llamada Causa Vialidad por supuestas irregularidades en la adjudicación de 51 obras en la provincia de Santa Cruz entre 2003-2015, hechos que Fernández rechazó y desmintió durante tres años de audiencias.

Como dije en 2019, la condena estaba escrita, aseveró la exjefa de Estado y recordó que el juez Julián Ercolini, quien instruyó el proceso, se declaró incompetente años atrás y remitió el caso a ese territorio, donde fue sobreseído.

El Gobierno de Mauricio Macri (2015-2019) resucitó la causa como por arte de magia y Ercolini la trajo de vuelta. Me procesan por administración fraudulenta, pero, de acuerdo con la Constitución, el Presidente no es responsable de la administración y ejecución del presupuesto, lo cual está a cargo del jefe de Gabinete, explicó Fernández.

A lo largo del juicio probamos que no sancioné leyes ni manejé nada. Eso es responsabilidad del Congreso. Demostramos que ninguna de las mentiras que dijeron los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola en su alegato histriónico eran ciertas, a punto tal que cuando les tocó replicar los hechos, documentos, pericias y testimonios, no pudieron, añadió.

Fernández aseveró que esta no es una condena por la Carta Magna, las leyes administrativas o el Código Penal, sino que tiene su origen en un sistema paraestatal, donde se decide sobre la vida, el patrimonio y la libertad de los argentinos, y que está por afuera de los resultados electorales.

Ingenuamente hablé de lawfare, pero esto no es persecución judicial, es un Estado paralelo y una mafia, aseveró.

Además, denunció los vínculos de jueces y fiscales con Macri y la participación de Ercolini y otros funcionarios en un viaje privado pagado por el Grupo Clarín.

 

Vicepresidenta de Argentina: está claro que la idea era condenarme

teleSUR

Cristina Fernández indicó que su condena también era contra un modelo de desarrollo económico y de reconocimiento de los derechos del pueblo.

La vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, aseveró este martes que quedaba claro que "la idea era condenarme" tras el fallo del Tribunal Oral Federal 2 que la sentenció a seis años de prisión y a una inhabilitación especial perpetua para ejercer cargos públicos por la causa Vialidad.

Luego de conocerse el fallo por el supuesto delito de "administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública", la vicepresidenta se pronunció para expresar su rechazo a la decisión y reiterar las diversas irregularidades que ha denunciado en otras ocasiones sobre este proceso.

Fernández recordó que el juez Julián Ercolini "se había declarado incompetente luego de una denuncia de diputados de la oposición por obras realizadas en la provincia de Santa Cruz y la enviara a Santa Cruz", pero cuando llegó el Gobierno de Mauricio Macri "la resucita como por arte de magia ante una denuncia de Iguacel".

"Las 51 o 49 obras que había mandado al sur, porque era incompetente para investigar, las trae de nuevo e inclusive después de que habían sido analizadas, juzgadas y sobreseídas como él había indicado en el sur, pese a la cosa juzgada, está claro que cuando hace todo eso un juez, que tampoco estuvo solo, (porque) es ratificada esta conducta por todas las instancias superiores hasta la Suprema Corte de Justicia, está claro que la idea era condenarme como finalmente hoy lo hicieron", enfatizó.

 

La vicepresidenta aseveró que, como ya lo dijo durante los alegatos, demostró que de acuerdo con la Constitución del país "yo no tengo el manejo de la leyes que son aprobadas por diputados y senadores. Dicen que el delito lo cometí a través de la sanción de leyes. Yo no legislo, para eso están los diputados y los senadores. Y el presidente de la República tampoco administra ni ejecuta el presupuesto".

Por otra parte, hizo referencia a los chats filtrados sobre el viaje de jueces, empresarios y funcionarios del Gobierno porteño, así como otros implicados, asegurando que fue "la confirmación de un sistema paraestatal donde se dice sobre la vida, el patrimonio y la libertad del conjunto de los argentinos y que está por afuera de los resultados electorales"

"Esto lo vimos este fin de semana cuando se filtró la noticia de un viaje secreto de jueces y fiscales de renombre a Lago Escondido con financiado supuestamente por un multimedio", precisó.

 

Asimsimo, manifestó que la verdadera condena es la inhabilitación a ejercer cargos públicos porque de esa forma también se condena un modelo de desarrollo económico.

"Me condenan porque condenan un modelo de desarrollo económico y de reconocimiento de los derechos del pueblo, por eso me condenan. Pero la condena no son los seis años o la cárcel, la condena real que dan es la inhabilitación perpetua a ejercer cargos políticos electivos cuando todos los cargos a los que accedí fueron siempre por el voto popular", acotó.

La vicepresidenta Fernández recordó que "cuatro Gobiernos en nombre del peronismo ganamos con el apellido Kirchner en el 2003, 2007, 2011 y también contribuye la victoria que obtuvimos en el 2019, cuando nadie daba dos pesos por el peronismo. Esto es lo que me están cobrando y por esto me inhabilitan".

 

Esta condena emitida contra la vicepresidenta podrá ser apelada por su defensa ante la Cámara Federal de Casación Penal y luego en la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Fernández también afirmó que no se postulará a ningún cargo en los próximos comicios del país. 

"Voy a hacer los mismo que hice el 10 de diciembre de 2015 (...) no voy a someter a la fuerza política que me dio el honor de ser dos veces presidenta y una vicepresidenta a que la maltraten en período electoral con una candidata condenada (...) No voy a ser candidata", dijo. 

Ninguna prueba

Este juicio se realizó por el supuesto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz, entre 2003 y 2015, a favor de un empresario, pero la vicepresidenta argentina aseveró que nada de lo presentado en su contra durante el proceso se pudo comprobar.

"A lo largo de todo el juicio se probó que ninguna de las aseveraciones, de las mentiras, que dijeron los fiscales (Diego) Luciani y (Sergio) Mola en su alegato histriónico eran ciertas, al punto tal de que cuando les tocó replicar cada uno de los hechos, no de las opiniones, de los hechos, de los documentos, de las pericias, de los testimonios que se desarrollaron durante todo el juicio, no pudieron replicar nada", acotó.

 

Igualmente, precisó que se puede mentir sobre opiniones, pero cuando se demostró que los hechos eran mentira "no pudieron replicar absolutamente nada".

"Esta condena no es por las leyes de la Constitución o por las leyes administrativas o por el Código Penal, es una condena que tiene su origen en un sistema que yo el 2 de diciembre hablé de lawfare, ahora últimamente también he rescatado el concepto de partido judicial (...) Esto es un Estado paralelo y mafia, mafia judicial", enfatizó.

América Latina
Cubainformación.- "Democracia comunal como horizonte de la emancipación global. Comuna El Maizal" es el título de la charla que realizará en Bilbao, en la sala Zirika!, el 2 de febrero, a las 19:00 horas, el l&ia...
La pupila asombrada
Mesa Redonda.- Sobre la importancia, los temas principales y el impacto de la Cumbre de la CELAC que tiene lugar hoy en Argentina se hablará este martes en la Mesa Redonda....
Lo último
La Columna
La Revista