Jean Guiy Allard - Granma.- Gregory D. Smith, el piloto del avión que usó la CIA entre Europa y Guantánamo, y que se desplomó cerca de Cancún el lunes 24 de septiembre con un cargamento de cocaína, es el mismo Greg Smith, un piloto de confianza del FBI y de la CIA que hizo múltiples vuelos, entre 1999 y el 2002, para transportar a traficantes colombianos, sospecha Narconews, el sitio web norteamericano especializado en temas de narcotráfico.


El aparato modelo Grumman Gulf Stream II, que se precipitó a tierra en una selvática zona de la península de Yucatán, México, con un cargamento de 4 toneladas de cocaína y heroína, fue utilizado varias veces en los últimos años, en distintas ocasiones, por la CIA para el traslado de prisioneros hacia y desde el campo de interrogatorio norteamericano de Guantánamo.

El misterioso suceso, no sin recordar las grandes operaciones de tráfico atribuidas a la CIA en los años 80, surge en el momento de una sangrienta guerra entre narcotraficantes cubanoamericanos que se apoderaron del jugoso negocio de la emigración ilegal de cubanos, en Yucatán.

Las autoridades mexicanas arrestaron al piloto del jet, ahora identificado como Greg Smith, uno días después del crash, a unos cinco kilómetros del lugar y el copiloto al día siguiente.

El lujoso Gulf Stream II fue comprado en agosto último a una firma de Nueva York, propiedad de un tal William Achenbaum, por una firma de la Florida llamada Donna Blue Aircraft, en mano de dos brasileños, Joao Luiz Malago y Eduardo Dias Guimaraes. Malago y Dias Guimaraes afirmaron haber vendido el aparato el 16 de septiembre a dos pilotos de la Florida, Greg Smith y un tal Clyde O'Connor, quienes pagaron dos millones de dólares al cash.

Dos días después de la compra, el avión salía de Fort Lauderdale, Florida, hacia Cancún, México, y luego rumbo al aeropuerto José María Córdoba, de Río Negro, Colombia, ubicado a unos kilómetros de Medellín, para entonces regresar a Cancún.

UN TESTIGO COLOMBIANO CONFIRMA

Al investigar el caso, NarcoNews ubicó a un piloto llamado Greg Smith vinculado a la CIA y el FBI, gracias a Baruch Vega, un colaborador colombiano de estas agencias norteamericanas y de la DEA que les está ahora demandando, ante un tribunal federal de Washington, por no haberle pagado algunas operaciones a las cuales participó entre 1997 y el 2000.

Vega fue utilizado por agentes corruptos del gobierno norteamericano, en una verdadera operación de estafa, para contactar con narcotraficantes colombianos y convencerles de "negociar" su caso con la justicia norteamericana antes de su posterior arresto y extradición, al fin de beneficiarse de una condena complaciente.

El informante denuncia, en su demanda, que sus interlocutores norteamericanos no solo no respetaron lo convenido en términos de remuneración de sus servicios sino que pusieron su vida y las de varios de sus contactos en peligro.

En tales circunstancias, Vega viajo en unas 30 oportunidades entre el Sur de la Florida y Colombia entre 1997 y el 2000, en un jet privado. En estos vuelos lo acompañaron agentes del FBI y de la DEA y, en ciertos de ellos, narcotraficantes colombianos en proceso de rendición.

Vega afirma que el principal piloto de estos vuelos "especiales" fue Greg Smith.

DE REPENTE, MIAMI CONFIRMA

Dos meses después de los acontecimientos, El Nuevo Herald que observó durante este periodo un sospechoso silencio, confirmaba este jueves 29 de noviembre que el jet ejecutivo que el gobierno de Estados Unidos usó durante año "para extraditar delincuentes desde Colombia y talibanes desde Europa a la base de Guantánamo" es "el mismo que hace dos meses se precipitó a tierra en una selvática zona de la península de Yucatán" con un cargamento de cocaína cargada en Medellín.

Según el periódico, conocido por la calidad de sus relaciones con los círculos narcoterroristas de Miami, el avión era célebre en Colombia por transportar a Estados Unidos a narcotraficantes colombianos extraditados que negociaron su suerte con la justicia estadounidense "y algunos de ellos ya están libres". Lo que confirma las afirmaciones de Vega, el testigo de NarcoNews.

En una versión algo equivoca de los acontecimientos, el Herald afirma que cuatro horas después de haber partido del territorio colombiano, el avión "fue interceptado por un piquete de helicópteros de la Fuerza Aérea de México, FAM, cuando volaba ilegalmente sobre la península de Yucatán".

"Las naves de la FAM le hicieron disparos intimidatorios para obligarlo a aterrizar y el Gluf Stream II se precipitó a tierra", precisa el rotativo miamense.

El diario ¡Por Esto!, de Yucatán, fue el primero en alertar que este mismo aparato aparece en listas de vuelos secretos de la CIA establecidas por una comisión de la Unión Europea, del 2003 hasta el 2005, en el intenso movimiento de aeronaves manejados por la inteligencia norteamericana para el traslado de presos, a menudo secuestrados ilegalmente, entre varios países.
 

Contra Cuba
Cubadebate.- La compañía CA Indosuez Switzerland S.A. (CAIS, por sus siglas en inglés), especializada en la gestión de patrimonios, tendrá que pagar más de 720.000 de dólares tras violar las sanciones ...
Bruno Rodríguez en Naciones Unidas. Foto: ONU....
TV Cubana.- El canciller indicó que EE.UU. presiona a Gobiernos, instituciones bancarias y compañías del mundo interesados en relacionarse con Cuba para provocar el colapso económico....
Lo último
Cuba, el huracán y la palma
Iroel Sánchez - La Pupila Insomne.- Todos hemos sido afectados por el impacto del huracán Ian. Es comprensible la lógica irritación de quienes llevan varios días sin servicio eléctrico: la pérdida...
Ver / Leer más
La Columna
No caerá
Gerardo Moyá Noguera*.- El criminal bloqueo existente del imperio/EEUU contra Cuba y demás países democráticamente elegidos por el pueblo, no pararán de luchar jamás. Esta es una lucha, casi interminable. La ...
La Revista