Claudia Fonseca Sosa - Cubadebate - Video: Canal Caribe / TV Cubana.- El embajador de China en Cuba, Ma Hui, aseguró este martes en conferencia de prensa que el consenso para la construcción de una comunidad de futuro compartido y una declaración conjunta, son importantes resultados de la reciente visita del primer secretario del Comité Central del Partido Comunista y presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, a la nación asiática.


Sobre los documentos refrendados en presencia de los máximos líderes partidistas y presidentes de Cuba y de China, durante el encuentro que sostuvieron en Beijing, el diplomático afirmó que trazan la dirección de la futura cooperación bilateral y transmiten a la comunidad internacional la posición de ambos países.

Ma Hui subrayó que la visita de Díaz-Canel a China, del 24 al 26 de noviembre, permitió alcanzar consensos para construir la primera comunidad de futuro compartido entre China y un país de América Latina y el Caribe, el cual es un mecanismo de cooperación que hasta el momento solo se ha establecido con otros países de Asia.

Explicó que por primera vez en varios años ambas naciones emitieron una Declaración Conjunta orientada a profundizar las relaciones bilaterales en todos los órdenes y que su importancia fue ratificada por la docena de acuerdos firmados durante la estancia del mandatario cubano en China.

Según trascendió, fueron rubricados, entre otros, un memorando de entendimiento entre el Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de Cuba y la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China para el Establecimiento del Mecanismo de Coordinación para la Implementación del Plan de Cooperación para la Promoción Conjunta de la Iniciativa de la Franja y la Ruta de la Seda.

También otro memorando entre el MINCEX y el Ministerio de Comercio de la República Popular China para el Fortalecimiento de la Cooperación Económica y Comercial.

Además de un plan de consultas políticas entre los ministerios de Relaciones Exteriores de ambos países, un acuerdo sobre el intercambio y la cooperación entre el Partido Comunista de Cuba y el Partido Comunista de China; así como el acta de entrega de varios donativos en efectivo, medicamentos, insumos médicos, alimentos y materias primas.

Díaz-Canel fue el primer jefe de Estado que visitó al gigante asiático luego del XX Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh), lo que ratifica a la isla caribeña a la vanguardia de la región en las relaciones diplomáticas con Beijing, dijo el embajador.

Destacó, asimismo, que el mandatario cubano llegó a su país también como Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, lo que permitió fortalecer la comunicación de las dos organizaciones políticas y promover la innovación teórica y el progreso práctico del marxismo para construir el socialismo conforme a realidades nacionales.

Respecto al impacto de la visita de alto nivel de Cuba al gigante asiático, dijo que ambos Gobiernos ratificaron la intención de continuar trabajando en la profundización de las relaciones comerciales y económicas, elevándolas a niveles superiores. Entre los sectores potenciales para continuar ampliando la cooperación, mencionó la energía renovable y fotovoltaica.

Además, insistió en que ambos países deben velar por el cumplimiento de los acuerdos suscritos en materia de economía y de cooperación.

China está dispuesta a continuar apoyando el desarrollo económico de Cuba, dijo Ma Hui.

Agregó que a lo largo de los 62 años de relaciones diplomáticas, ante los constantes vaivenes en la palestra internacional, China y Cuba profundizamos invariablemente nuestra amistad fraternal, y desarrollamos resueltamente cooperaciones de beneficios mutuos y ganancias compartidas, siendo siempre el uno para el otro socio en la reforma y el desarrollo.

China siempre visualiza y desarrolla las relaciones entre ambos Partidos y países desde una altura estratégica, y siempre sitúa los vínculos sino-cubanos en un lugar especial de la diplomacia chinas, aseguró el representante de Pekín en La Habana.

Sea cual sea el cambio que se opere en el escenario internacional, China nunca variará su directriz de amistad duradera con Cuba, nunca alterará su determinación de apoyar a Cuba en su camino socialista, ni cambiará su voluntad de trabajar junto con Cuba para defender la equidad y la justicia internacionales y luchar contra la hegemonía y la política de la fuerza, acotó.

También aseguró que China seguirá apoyando firmemente los esfuerzos cubanos por defender la soberanía nacional y rechazar las intervenciones externas y el bloqueo, y está dispuesta a promover junto con Cuba la implementación de la Iniciativa para el Desarrollo Global y la Iniciativa para la Seguridad Global, en fomento de la paz y el desarrollo del mundo.

Estamos convencidos de que los compañeros cubanos podrán superar sin duda todas las dificultades, y les ofreceremos apoyo y ayuda dentro de nuestra capacidad, dijo Ma Hui, y agregó que China está dispuesta a profundizar la cooperación práctica con Cuba en todas las áreas.

El XX Congreso Nacional del PCCh

El diplomático chino señaló que la visita de Díaz-Canel se produjo luego del desarrollo del XX Congreso Nacional del PCCh, que significó un momento clave para definir las políticas y prioridades del país asiático en los próximos años.

Destacó entre los resultados de la reunión la elección de nuevos miembros del Comité Central y el Buró Político, un nuevo Plan Maestro, directrices y guía de acciones para avanzar en la construcción de un socialismo moderno y ajustado a las características chinas.

El embajador destacó que con el XX Congreso Nacional, la reelección de Xi Jinping como secretario general, y la elección de nuevos miembros de la estructura partidista, se da continuidad a las estrategias exitosas, a la vez que se diseñan nuevas políticas más contextualizadas para gestionar los complejos desafíos del entorno nacional e internacional.

De hecho, los principales lineamientos y objetivos propuestos del Congreso están relacionados con:

  • Avanzar hacia un sistema económico moderno que acelere la transición hacia un desarrollo intensivo basado en el desarrollo científico y en la innovación, de modo que posibilite a China equiparar el nivel de los países medianamente desarrollados.
  • Alcanzar un desarrollo científico-técnico que incorpore los núcleos duros del desarrollo de la ciencia y la técnica, y que dependa en mayor medida de las capacidades endógenas del país, con un alto componente de innovación.
  • Consolidar la construcción del socialismo con peculiaridades chinas. Robustecer la estructura y el funcionamiento partidista, así como la disciplina integral de sus militantes.
  • Modernizar la gobernanza nacional y perfeccionar la democracia popular en toda su extensión. Culminar la construcción de un Estado de derecho regido por la ley, en el que la corrupción continúe contenida o en retroceso.
  • Continuar mejorando el nivel de vida de la población y disminuir las brechas entre los diferentes estratos sociales. Establecer una equidad de acceso a los servicios públicos básicos y lograr avances sustanciales en la prosperidad común de todo el pueblo.
  • Profundizar la cultura socialista avanzada en las diversas esferas, potenciando las virtudes del socialismo y la cultura nacional.
  • Progresar en la construcción de una sociedad ecológica, logrando revertir significativamente el impacto negativo en el medio ambiente.
  • Vigorizar el sistema y las capacidades de la seguridad nacional, logrando la modernización de la defensa nacional y del Ejército.
  • Progresar en los ejes centrales de la política exterior relacionados con la defensa de sus intereses nacionales y en la construcción de una gobernanza internacional que propicie el respeto a las leyes internacionales, la cooperación, la paz y el desarrollo.
  • Avanzar en la ruta crítica de la construcción integral de un país socialista moderno.

Salto de gigante

El informe aprobado en el magno evento de la militancia comunista china (96 millones de militantes) señala que durante el decenio transcurrido desde la celebración del anterior Congreso Nacional del PCCh hasta octubre de 2022, Pekín “ha materializado el sueño milenario de la nación china de tener una vida modestamente acomodada” y “ha logrado dar solución histórica al problema de la pobreza absoluta”, contribuyendo grandemente “a la causa global del alivio de la pobreza”.

En este sentido, se puntualiza que cerca de 100 millones de habitantes rurales se han librado de la pobreza y más de 9.6 millones de personas necesitadas se han trasladado a lugares más convenientes para su manutención. Con un incremento de 11.6 puntos porcentuales, la tasa de urbanización ha alcanzado el 64.7 %.

“El PIB de China ha subido de 54 billones de yuanes a 114 billones, y el peso específico del volumen total de nuestra economía en la economía mundial ha llegado a un 18.5%, con un aumento de 7.2 puntos porcentuales, asegurándonos firmemente el segundo puesto mundial; y el PIB per capita ha aumentado de 39 800 yuanes a 81 000”, refiere el informe del XX Congreso.

Agrega que “la esperanza de vida ha subido a los 78,2 años. Los ingresos disponibles per capita de la población han pasado de 16 500 yuanes a 35 100 yuanes. La media anual de los puestos de trabajo urbanos creados ha superado los 13 millones”.

En el ámbito social, “se ha culminado la implantación del mayor sistema de educación, el mayor de seguridad social y el mayor de servicios médicos y sanitarios del mundo, resultando ello en un salto histórico del nivel de generalización de la educación, en una cobertura de 1 040 millones de personas del seguro de vejez básico y en una tasa estable de incorporación al seguro médico básico del 95%. Se ha reajustado a tiempo la política de natalidad”.

De igual forma, subraya que “se ha garantizado eficazmente la seguridad alimentaria y energética de nuestros más de 1 400 millones de habitantes”.

Según el reporte, China ocupa el primer lugar mundial tanto en magnitud de la industria manufacturera como en reservas de divisas. “Hemos construido las mayores redes de líneas ferroviarias de alta velocidad y de autopistas del mundo y hemos logrado significativos éxitos en la construcción de infraestructuras, entre ellas las aeroportuarias, las portuarias, las hidráulicas, las energéticas y las informáticas”.

También resalta la prioridad concedida a la ciencia y la técnica, así como a la innovación. “Hemos impulsado de manera acelerada la independencia y autosuperación en cuanto a ciencia y tecnología, con un aumento de los gastos del conjunto de la sociedad en I+D de 1 billón de yuanes a 2.8 billones, ocupando el segundo puesto mundial, y con el número total del personal dedicado a I+D situado en el primer lugar mundial”.

Añade que en China se han robustecido las industrias emergentes estratégicas y se han obtenido importantes resultados en ámbitos como: vuelos espaciales tripulados, exploración de la Luna y de Marte, y de las profundidades marinas y terrestres, supercomputación; navegación satelital, información cuántica, tecnología nucleoeléctrica, fabricación de grandes aeronaves, tecnologías de nuevas energías, y biomedicina.

Cuba
El presidente cubano durante las sesiones de la Conferencia Internacional por el Equilibrio del Mundo, La Habana, el 27 enero de 2023. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate....
teleSUR - Foto: Yaimi Ravelo / Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.- En Cuba, la Quinta Conferencia Internacional por el Equilibrio del Mundo se desarrollará hasta el próximo 28 de enero, cuando se conmemora el aniversari...
Lo último
La Columna
La Revista