A quienes esperaban el abstencionismo o la indiferencia, les salió el tiro por la culata. Video: Mesa Redonda. Viñeta: Adán Iglesias.


EDITORIAL: Es la voluntad de un pueblo

Redacción CubaSí

El gobierno cubano no pretendió que estas elecciones fueran asumidas como un referéndum, sino como lo que son: un ejercicio de democracia socialista. Fueron los adversarios de la Revolución los que equiparararon un supuesto abstencionismo generalizado como una muestra del rechazo en pleno a un sistema.

El sufragio emitido por seis millones 164 mil 876 electores, cifra que representa el 75,92 por ciento de los más de ocho millones 120 mil convocados a las urnas. dejaron en ridículo a los que soñaron con la humillación de la institucionalidad cubana: la mayoría de los electores convocados, una contundente mayoría, acudió a las urnas. Y lo hicieron pese a la guerra de desgaste a la que está sometida la población cubana por el paquete de sanciones que se le impone a Cuba. Lo hicieron frente a campañas desestabilizadoras que tuvieron como epicentro las redes sociales. Votaron pese a falsas informaciones que condicionaban potenciales beneficios migratorios al ejercicio de un derecho ciudadano. Votaron conscientes de los inmensos desafíos que asume el país; pese a los rigores, las carencias, las luchas cotidianas. Votaron por la esperanza, por la estabilidad, por el mejoramiento, por la construcción de un futuro mejor.

Los que cuestionan la legitimidad de este proceso democrático no podrán ignorar que millones de cubanos acudieron a los colegios voluntariamente. Intentarán establecer la narrativa de que lo hicieron bajo presiones, amenazados por una maquinaria represiva. Saben que mienten. Ningún cubano ha sufrido jamás represalias por no votar, porque ese es un derecho, no una obligación. Y así lo refrenda la ley.

Tampoco se han hecho aquí idílicas promesas electorales. Los candidatos a diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular, en sus encuentros con los electores, han escuchado disímiles planteamientos, que cubre un amplísimo espectro de problemas y aspiraciones. Y su único compromiso ha sido trabajar intensamente en la búsqueda de soluciones, partiendo de la premisa de que se trata de un empeño colectivo, consensuado. Y de que la ciudadanía cuenta con la posibilidad de evaluar esa gestión.

El nuevo parlamento cubano (los 470 diputados elegidos) tiene por delante una tarea titánica, que no se podría asumir sin un amplio respaldo popular, sin la legitimidad que otorga la mayoritaria participación de la ciudadanía en el proceso electoral.

Es la voluntad de un pueblo la que se ha expresado. No es la victoria de un gobierno. Es la reafirmación de un camino, de un proyecto de sociedad en permanente perfeccionamiento, del concepto de Revolución. 

Granma

El mandatario resaltó la participación del 75.92 por ciento del padrón electoral (8.120.000 personas) a pesar del complejo contexto social y económico.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, destacó este lunes la participación del 75.92 por ciento de los cubanos inscritos en el padrón electoral (8.120.000 personas), a pesar del complejo contexto social y económico.

El mandatario resaltó los resultados preliminares de las elecciones para elegir a los 470 diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento).

"Hay números que dicen más que las palabras: el 75,92 % de participación y el 72,10% de voto unido, en medio de tantas dificultades, es un jonrón limpio", expresó el líder cubano en su cuenta en la red social Twitter. 

El dignatario reconoció además que la nueva Asamblea Nacional enfrenta grandes desafíos, sobre todo porque jugará un papel trascendental para superar la actual situación económica y social que vive la nación, "legislando en contacto permanente con quienes nos eligieron". 

"El pueblo dijo la última palabra. A ese voto, que es extraordinario en las condiciones actuales de la nación y del mundo, sólo hay un modo de responder: cumplirle al pueblo", apostilló el presidente Díaz-Canel Bermúdez. 

El también primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) saludó a su homólogo venezolano, Nicolás Maduro Moros por enviar sus felicitaciones luego de la exitosa jornada electoral.

El mandatario venezolano reiteró el apoyo incondicional de su nación al proyecto revolucionario cubano al que catalogó de inspiración y guía para los pueblos de América Latina, el Caribe y el mundo. 

Según datos del Consejo Electoral Nacional (CEN), el pasado domingo votaron 6.164.876 cubanos y cubanas, lo que representa el 75,92 por ciento del padrón electoral.

De la cifra total, el 90.28 por ciento de las boletas fueron válidas, el 6,22 por ciento estaban en blanco y el 3.50 anuladas. El 27,90 por ciento fueron sufragios selectivos, mientras que el 72.10 por ciento aceptó a todos los candidatos. 

La presidenta del CEN, Alina Balseiro resaltó en rueda de prensa que este es un resultado 1,8 por ciento mayor que el obtenido durante el referendo al Código de las Familias y 7,36 por ciento más que el de las elecciones municipales. 

El próximo 19 de abril concluirá el proceso electoral en Cuba con la conformación del Parlamento, la elección de su directiva, del Consejo de Estado, del vicepresidente y del presidente de la República. 

El pueblo plantó bandera, y Cuba ganó

A quienes esperaban el abstencionismo o la indiferencia, les salió el tiro por la culata

Oscar Sánchez Serra

Granma

No le cabe a la Patria un milímetro más de orgullo. A su pueblo noble, y al propio tiempo irredento, prueba de su invencibilidad, se le desborda el pecho de emociones. Así como lo afirmara el Primer Secretario del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en las elecciones nacionales Cuba ganó.

Dice el refrán que no hay sábado sin sol ni domingo sin resplandor. Pues en esta primavera fueron luces de democracia las que encendieron cubanas y cubanos, cuando corren tiempos de tormentas y carencias que azotan al mundo –más fuertes a nuestra Isla, víctima de un cruel bloqueo–, un planeta cada vez más desigual, con crisis multidimensionales que caen con esa fuerza más sobre las naciones del Sur, avasalladas por la gula del norte prepotente.

Las cubanas y los cubanos, con la histórica jornada dominical del 26 de marzo, en la que soberanamente eligieron a sus diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular, respaldaron no solo un proyecto social, sino que defendieron, aun en las condiciones más adversas de hostilidad del enemigo de siempre, la continuidad de la esencia martiana y fidelista de una obra social humana por excelencia.

Si en Girón, en abril de 1961, se combatió por el socialismo; si en octubre de 1962 se creció la Patria por el mismo ideal; si ante la oleada terrorista de los 70 enarbolamos la misma bandera; si respondimos con la Guerra de todo el pueblo frente a las amenazas fascistoides del gobierno de Reagan, así como contestamos a las amenazas de  Bush; si en los 90 resistimos el llamado periodo especial, mientras los entreguistas se frotaban las manos por «el fin inminente de la Revolución»; ahora la proeza estuvo en empinarse, con un triunfo contundente, sobre las dificultades objetivas y los nuevos agoreros.

Como pauta para lo que viene, sentenció Díaz-Canel: «a ese voto, que es extraordinario en las condiciones actuales de la nación y del mundo, solo hay un modo de responder: cumplirle al pueblo».

La victoria, en palabras de Fidel, se lee así: «Pueblo quiere decir energía, pueblo quiere decir valor, pueblo quiere decir espíritu de lucha, pueblo quiere decir inteligencia, pueblo quiere decir historia».

Ese pueblo hecho Asamblea Nacional, en sus 470 diputados elegidos, tiene ahora la gran misión de enfrentar, para ayudar a revertirla, la actual situación económica, y convertir la confianza que significa el sufragio, en la concreción de un progreso creciente.

A quienes esperaban el abstencionismo o la indiferencia, para lo cual tejieron sucias patrañas, les volvió a salir el tiro por la culata.

Traduzcan los números de la democracia cubana y leerán: nueve de cada diez cubanos que asistieron depositó una boleta válida; siete de cada diez que votaron efectivamente lo hicieron por todos los nombres en su boleta, y todos, los 470 candidatos del país, que es decir absolutamente todos los sectores de nuestra sociedad, sin consideración de privilegio alguno, fueron electos diputados.

Por eso Cuba ganó.

Cuba ganó a jonrón limpio

El 75,92 por ciento del padrón electoral votó, según resultados preliminares. Elegidos los 470 diputados al Parlamento cubano. «A ese voto, que es extraordinario en las condiciones actuales de la nación y del mundo, solo hay un modo de responder: cumplirle al pueblo», dijo Díaz-Canel desde Twitter.

Juventud Rebelde

Con la asistencia de seis millones 164 mil 876 cubanos a las urnas este domingo, lo que representa el 75,92 por ciento del padrón electoral, integrado por un parte básico de 8 120 072, Cuba cerró las elecciones de candidatos a diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular, informó Alina Balseiro Gutiérrez, presidenta del Consejo Electoral Nacional (CEN).

Según reseñó la Agencia Cubana de Noticias, los resultados preliminares ofrecidos este lunes dieron cuenta de que las 470 propuestas que conformaron la candidatura al Parlamento fueron ratificadas por más de la mitad de los votos válidos emitidos por la población, luego de ejercer su derecho al sufragio libre, directo y secreto.

Tras conocerse estos resultados, el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, escribió en su cuenta en Twitter, que ello «en medio de tantas dificultades, es un jonrón limpio». Además, agregó que el pueblo dijo la última palabra. «A ese voto, que es extraordinario en las condiciones actuales de la nación y del mundo, solo hay un modo de responder: cumplirle al pueblo».

Al ahondar en los resultados del proceso eleccionario, la Presidenta del CEN señaló que este resultó superior en puntos porcentuales a sus antecesores, en 1,8 por ciento con relación al referendo del Código de las Familias (74,12 por ciento) y en un 7,36 por ciento con respecto a las elecciones municipales (68,56 por ciento).

Agregó que el 90,28 por ciento de las boletas resultaron válidas, en blanco el 6,22 por ciento y fueron anuladas el 3,50 por ciento, proporción que respalda la validez de los comicios. De esta manera, apuntó que el 72,10 por ciento correspondió al voto unido y el 27,90 por ciento al selectivo, lo cual evidencia diversidad en el sufragio y refuerza su calidad.

Igualmente, acotó que durante el desarrollo de la jornada se divulgó información por varias vías de comunicación de forma sistemática, pública y veraz, así como la realización de un escrutinio transparente, presenciado por las organizaciones de masas y ciudadanos presentes en los colegios a la hora del cierre.

Balseiro Gutiérrez señaló también la presencia de más de 175 mil pioneros custodiando las urnas, rasgo distintivo del sistema electoral cubano, que añade un motivo de alegría y orgullo para las familias.

El cumplimiento de esta voluntad popular expresa culminará con la constitución del Parlamento de la nación, la elección de su dirección, la cual funcionará al unísono al frente del Consejo de Estado, demás miembros de este órgano; y del Presidente y Vicepresidente de la República, el próximo 19 de abril, explicó.

Ante las campañas de boicot y llamados al abstencionismo, calificó de contundente la respuesta de los habitantes de la Isla, pues el resultado asienta una prueba evidente de cómo se vivió con entusiasmo la fecha en diferentes puntos del país y descarta cualquier otro tipo de suposición o intento de manipulación.

 

Encomió presidente de Cuba resultados de elecciones nacionales

La Habana, 27 mar (Prensa Latina) El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, encomió hoy los resultados preliminares de las elecciones nacionales, en las que participaron más del 75 por ciento de los ocho millones 120 mil electores convocados.

“Desde ayer lo dijimos: confiamos en nuestro pueblo, que salió a defender la Revolución, a pesar de las draconianas medidas de Estados Unidos, a pesar de la feroz campaña y los llamados al abstencionismo, Cuba ganó con un 75,92% de participación y el 72,10 % votó por todos”, resaltó el jefe de Estado en su cuenta en Twitter.

En otro mensaje en la red social, describió al sufragio celebrado la víspera como una victoria revolucionaria y del pueblo cubano.

El mandatario también envío un abrazo a su par de Venezuela, Nicolás Maduro, quien felicitó a la nación caribeña por la exitosa jornada electoral y “reiteró su firme y vigoroso apoyo al proyecto revolucionario, ejemplo, inspiración y guía para los pueblos de Nuestra América Latina-Caribeña y el mundo”.

Datos preliminares del Consejo Electoral Nacional (CEN) señalan la elección de todos los candidatos propuestos para integrar la X Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, así como una asistencia de electores superior a comicios anteriores recientes.

La presidenta del CEN, Alina Balseiro, dijo en conferencia de prensa que, comparado con el referendo del Código de las Familias, este resultado es 1,8 por ciento mayor y 7,36 por ciento más que en las elecciones municipales.

La funcionaria explicó que del total de boletas depositadas la víspera en urnas resultaron válidas el 90,28 por ciento, en blanco el 6,22 y anuladas el 3,50.

El proceso eleccionario concluye el próximo 19 de abril con la constitución del Parlamento, la elección de su directiva, del Consejo de Estado, y del presidente y vicepresidente de la República.

Cuba
Cubadebate / Tomado de Cuba en Resumen / Foto: Iroel Sánchez en el Coloquio Internacional Patria, el 13 de marzo de 2023 / Ismael Francisco/ Archivo Cubadebate....
Lo último
La discreta garra
Alma Mater - Reinaldo Cedeño Pineda / Ilustración: Dayron Giro.- Lo encontré en una guagua, lo rocé sin querer, y quedé flechado. Tal vez se escuche tonto, ridículo… pero así fue. Nunca tuv...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista