Recibimos en el estudio de Cubainformación TV a Ernesto Fontan y Tatiana Nemecek, director y productora ejecutiva, respectivamente, del documental "Tarará, la historia de Chernóbil en Cuba", que se está exhibiendo en diferentes puntos de Europa y en varios festivales internacionales.


En dispositivo movil mantener pulsado el enlace anterior hasta que aparezca el menú con la opción de descargar.

Ver este mismo video en YouTube

Edición: Ana Gil. Realización: Javier Garijo. Redacción: José Manzaneda.

Ernesto Fontan y Tatiana Nemecek militan en el Espacio de la Fraternidad Argentino Cubana, que es presidido, de manera honoraria, por el sociólogo Atilio Boron. Nos narran cómo una de sus primeras acciones, en este grupo de solidaridad, fue la organización de un concierto gratuito del trovador cubano Silvio Rodriguez en Avellaneda (Argentina), ante cien mil personas, en 2018. Un hito que les hito tomar impulso para desarrollar diversas acciones. Entre ellas, la producción de este documental, que nos acerca al programa inédito de atención médica, creado por Cuba, para niñas y niños de Ucrania, Rusia y Bielorrusia afectados por el accidente de Chernóbil. Tarará es el nombre del lugar de Ciudad Habana donde se albergaron.

El documental sorprende no solo por su cuidada estética, sino por el magistral engarce temático entre el hilo conductor principal, la historia de las niñas y niños de Chernóbil, con los más importantes hitos históricos de la Revolución cubana, desde la Campaña de Alfabetización a la Brigada médica Henry Reeve. En toda regla, un ejemplo de pedagogía internacionalista.

Hablamos también sobre política internacional. Porque la mayoría de las niñas y niños atendidos en Tarará eran de Ucrania, país al que Cuba ayudó en el peor momento de su historia reciente, el Periodo especial cubano. Sin embargo hoy el gobierno de Kiev apoya el bloqueo de EEUU a Cuba, en las votaciones de Naciones Unidas.

Finalmente, conversamos sobre la campaña existente, apoyada con subvenciones del Gobierno de EEUU, contra la cooperación médica de Cuba, a través de ONG especializadas en destruirla. Una de ellas es Prisioners Defenders, con sede en Madrid, cuya directiva ha apoyado, de manera declarada, en los medios de comunicación, las medidas de asfixia contra la Isla del ejecutivo de Donald Trump. Al preguntarle sobre el sentimiento que le viene al leer esto, Ernesto Fontán indica que siente "impotencia y bronca".

Sinopsis: en la película, Alexandr y Vladimir, dos niños ucranianos que sufrieron radiaciones por la explosión de la central nuclear de Chernóbil, viajan miles de kilómetros de su hogar para sanarse. Llegan a la ciudad de Tarará en Cuba junto a 26.000 niños afectados por la radiación, donde, a pesar de su delicada situación económica (Período Especial), se organizó un programa integral de recuperación para las víctimas desde el año 1990 hasta el 2011, mientras ni su propio país ni EE. UU. o cualquier otro país "rico" hacían nada por ellos.

Especiales
Cubainformación.- Una entrevista de lujo: a José Carlos Zaragoza, el director general de la Televisión Cubana, y a Bárbara Doval, la directora de Cubavisión Internacional, colegas con quienes conversamos sobre los c...
Cubainformación.- A Yotuel Romero, el conocido cantante de “Patria y Vida”, no le es suficiente con tener todo el espacio de los grandes medios mainstream para hablar pestes de la Revolución cubana. Ahora –parece- pret...
El agresor está vinculado a las redes de la ultraderecha y de la contrarrevolución cubana en Barcelona....
Lo último
La Columna
Guerra híbrida
Gerardo Moyá Noguera*.- Latinoamérica es un continente, con Cuba como frente, es un continente que va junto a Colombia, Chile, Nicaragua hacía un socialismo auténtico y revolucionario.  Con la  ayuda y resistenci...
Fidel y Girón
Gerardo Moyá Noguera*.- A la República de Cuba comandada  por Díaz-Canel  y sus comandantes la han querido asfixiar durante décadas con bandas armadas, intervenciones  militares  dirigida y orquestada p...
La Revista