Por Bartolomé Sancho Morey* - Cubainformación.- El pasado 17 de Diciembre, el mundo, contra todo pronóstico amaneció con la noticia de que el gobierno de EE.UU, Barak Obama despues de reconocer que el bloqueo ilegal, inmoral y genocida por más de medio siglo en contra la isla no había cumplido ni servido para el fin por el cual, [sino todo lo contrario] fue en su día creado; derrotar o doblegar a la Revolución Cubana, por todas las vías posibles habidas y por haber, pacificas o violentas Intervenciones armadas y terrorismo de Estado sistemático, por parte del Imperio.


Había decidido como primer e importantísimo paso como “prueba de buena voluntad” además de restablecer las relaciones diplomáticas y a corto o mediano plazo levantar el bloqueo, liberar “Canjear” tres de los cinco héroes antiterroristas cubanos falsamente acusados de ser espías en EE.UU, que aun quedaban cumpliendo condenas desde hacía más de 16 años dos de ellos a cadena perpetua. Por la liberación de dos espías uno estadounidense y otro cubano convictos y confesos, y a varios prisioneros agentes de la CIA.

Sin lugar a dudas, máxime cuando este cambio de actitud por parte del gobierno de EE.UU hacia la isla, no ha sido a cambio de la más mínima dejación o renuncia de principios ideológicos de la Revolución, sino todo lo contrario, nunca mejor dicho ¡Resistir es vencer! Cuba a través de su máximo dirigente Raúl Castro ha manifestado, una vez más estar dispuesto de tu a tu sin condiciones y respeto mutuo a poner sobre la mesa “discutir” todos absolutamente todos los problemas y diferencias existentes entre ambos países. Cuya finalidad, respetando la autodeterminación de los pueblos de forma pacífica y civilizada poder dar solución a los mismos. Para como bien afirmo Raúl Castro, y Fidel en no pocas ocasiones sin renunciar a uno solo de nuestros principios. Ambas naciones y pueblos aprender, como buenos vecinos de convivir y resolver, de forma civilizada y pacifica sus diferencias

Ante la gran “batalla pacifica” de ideas y nuevos métodos de la CIA para destruir la Revolución, que se avecina, pensemos que estamos entre otras estrategias en vísperas de una histórica “invasión turística de millones de estadounidenses portadores del sueño Americano” con lo cual a través del contacto directo [intercambio de ideas] pacíficamente y libremente, sobre el terreno con el pueblo cubano a lo largo y ancho del Caimán. Pienso que a corto o mediano plazo será interesante y quizás influya de manera poderosa ideológicamente para la humanidad el reto y resultado imprevisible de la batalla pacifica Ideologica, sin precedentes entre millones de ciudadanos de dos pueblos vecinos, con sistemas políticos antagónicos.

Hoy, unido al ejemplo de valor, sacrificio, resistencia y dignidad que han mantenido los cinco a lo largo de su injusta e inhumana condena, se hace más necesario que nunca para enfrentar con éxito el gran e histórico reto, lograr, a través de la cultura de la autocrítica y crítica constructiva sistemática, debatiendo hasta la saciedad, además de la unidad del pueblo cubano, siguiendo los sabios consejos de Fidel, Raúl, etc. etc. combatir los graves problemas, [indisciplina, burocratismo, corrupción, autocomplacencia, etc. sin olvidar, los bloqueo internos, y la quinta y activa quinta columna], que en estos momentos aquejan a la sociedad cubana. Para que como bien dice Raúl Castro, de esta y única forma como revolucionarios no tener miedo a buscarse problemas, en la medida que seamos capaces a través de la batalla de las ideas de llevar a cabo o practica tan sabios y socialistas consejos de nuestros líderes históricos los ideales de la revolución serán irreversibles.

Para terminar nada mejor [haciendo memoria histórica] que recordar y debatir hasta la saciedad, a lo largo y ancho del país: Sindicatos, Universidades, Comités de Defensa, Fábricas, Cuarteles, etc. etc., las sabias, valientes y más vigentes que nunca reflexiones que Fidel Castro hizo en Noviembre 2005 en el aula Magna de la Universidad de La Habana. En su magistral e histórica conferencia de los peligros que corría La Revolucion Cubana, de no ser corregidos a tiempo. Graves errores y anomalías, incluido su destrucción por parte de sus propios hijos.

¡NO NOS PODEMOS DORMIR EN LOS LAURELES!

* Bartolomé Sancho Morey es periodista balear residente en La Habana, con nacionalidad española y venezolana. Ex dirigente del PSOE y UGT.

La Columna
Por Bartolomé Sancho Morey* - Cubainformación.-  No pasa un solo día, El País [buque insignia de la mafia-terrorista-cubana-venezolana-americana de Miami, del Grupo PRISA que a través de mentiras, falsos positi...
Por Bartolomé Sancho Morey* - Cubainformación.-  No pasa un solo día que el Nuevo Herald y la agencia española EFE de noticias “Portavoces de la mafia-terrorista. cubano-venezolana-americana de Miami” ...
Por Bartolomé Sancho Morey* - Cubainformación.-  A pesar de todas las presiones habidas y por haber al nuevo Gobierno colombiano por parte de EE.UU, para que estas conversaciones no tuvieran lugar y mucho menos en en La Habana, una...
Lo último
Cuba, el huracán y la palma
Iroel Sánchez - La Pupila Insomne.- Todos hemos sido afectados por el impacto del huracán Ian. Es comprensible la lógica irritación de quienes llevan varios días sin servicio eléctrico: la pérdida...
Ver / Leer más
La Columna
No caerá
Gerardo Moyá Noguera*.- El criminal bloqueo existente del imperio/EEUU contra Cuba y demás países democráticamente elegidos por el pueblo, no pararán de luchar jamás. Esta es una lucha, casi interminable. La ...
La Revista