Por Iroel Sánchez Espinosa - Blog "La pupila insomne" / Cubahora.- Ayer hubo una escaramuza, pequeña pero reveladora, en este blog. Pongo el intercambio de comentarios en el post ¿Quiénes son nuestros compañeros? (Parte II y final: La hora de ni con esto ni con aquello) que creo se explican por sí mismos:


comosoycubano dijo:
23 abril, 2015 en 13:46
Una lúcida reflexión que acabo de leer de otro joven cubano, cuyo artículo ha sido citado en este post y que no quiere ni diálogos con terroristas, ni injurias desde quienes dicen representar a la sociedad civil cubana. A lo Silvio . ¿Será que hay espacio para él? Para nosotros, los que pensamos igual
http://cartasdesdecuba.com/la-guerra-innecesaria/

Iroel Sánchez dijo:
23 abril, 2015 en 14:15
Este texto es un poco más justo que otro del mismo autor que dio inicio al enfoque de “Ni con esto ni con aquello”, incluso antes que Ravsberg  con el texto “Ni con Dios ni con el diablo: Con Cuba” en http://oncubamagazine.com/sociedad/ni-con-dios-ni-con-el-diablo-con-cuba/
Interesado en saber más sobre él, he visto que es Amílcar Pérez Riverol que según su muro en Facebook https://www.facebook.com/amilcar.perezriverol?fref=ts es estudiante en la Universidad Estadual Paulista UNESP, de Brasil, y al ver la IP de tu comentario, mira lo que encuentro en http://bgp.he.net/ip/186.217.188.251: 

186.217.188.251 (wfu188-251.rc.unesp.br)

Announced By
Origin AS Announcement Description
AS53166 186.217.0.0/16
AS53166 186.217.128.0/17 UNIVERSIDADE ESTADUAL PAULISTA

La lucidez con la que te adjetivas a ti mismo se oscurece un poco ¿no?.
En cuanto al espacio, entiendo lo primero que hace falta es honestidad ¿la tienes tú?

comosoycubano dijo:
23 abril, 2015 en 14:34
Iroel me parece excelente tu preocupación por el origen del autor, incluso de mi comentario. Te felicito, aunque la labor detectivesca haya tenido más protagonismo que la del análisis del texto. Como suele suceder contigo, que sueles ir más a por el autor que por la obra. Te comento sin embargo sobre todo por el final de tu respuesta que aqui, en la UNESP, en el Campus de Rio Claro, para darte más datos y facilitar tu trabajo, estudiamos además del autor, dos cubanos más. Y para ayudarlo aún más varios estudiantes colombianos, amigos del autor y relacionados con su obra, que con seguridad compartirán IP. Eso en caso de que le llegue algún otro mensaje de igual origen.
Saludos,

Iroel Sánchez dijo:
23 abril, 2015 en 14:36
Bellísima historia. Gracias.
Creo que temas que consideras tan importantes para tu país los debes afrontar a cara descubierta.

Ejemplar la ética de quienes nos pretenden dar lecciones de civismo y lucidez igualando víctimas y victimarios.

Hay unas palabras de Fernando Martínez Heredia en una polémica anterior sobre The New York Times que se aplican exactamente al debate en curso, su protagonista y adláteres:

“puede ser un vehículo mucho más eficaz que los medios de comunicación que hacen el trabajo sucio, si se trata de confundirnos, dividirnos, ponernos a pelear alrededor de nuestros males y deficiencias, y de sembrar desconfianza y cizaña entre nuestros amigos de la América Latina, el Caribe y los propios EE.UU.”

La Columna
Iroel Sánchez - La pupila insomne.- Hace cinco años el medio argentino Página 12, en ocasión del comienzo del primer mandanto como Presidente de Miguel Díaz-Canel, me hizo estas preguntas, estas fueron mis respuesta...
Iroel Sánchez - La pupila insomne.- Una breve historia.El periodista español Pascual Serrano es uno de los periodistas que ha sido expulsado de medios de comunicación de propiedad privada en su país a partir de su postura ...
Iroel Sánchez - La pupila insomne.- Intervención en el Coloquio Internacional sobre Comunicación Política Patria, Casa de las Américas, La Habana, 13 y 14 de marzo de 2023...
Lo último
Mujeres y ciencia
Dailene Dovale - Cimarronas.- Ella no quiere ser solo la madre o ser reducida a un cuerpo, a un útero y la capacidad de procrear hijos e hijas. Ella quiere crear, investigar, innovar y hacerlo para ver a su gente, su familia y comunidad m&aacu...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista