Por Lázaro Fariñas*/Foto Virgilio Ponce -Martianos-Hermes-Cubainformación.- Dicen, y yo también lo digo, que curiosamente, los que se pasan la vida haciéndole bromas a los demás, se encolerizan cuando le hacen una broma a ellos; que los tramposos no soportan que le hagan una trampa; que los mentirosos se endemonian cuando descubren que les mintieron; que lo peor que le puede pasar a un ladrón es que le roben; que los alardosos odian a los que alardean sobre cualquier cosa; que los que se pasan la vida metiéndose en la vida de los demás, no pueden aceptar que otros se metan en la vida de ellos, y así y así.


Saco lo anterior a colación porque este domingo, viendo el programa 60 Minutos de la televisión norteamericana, vi al Secretario de Estado de este país, Antony Blinken, muy disgustado con Rusia porque, supuestamente, aquel país había intercedido en las elecciones presidenciales del año pasado, y también muy ofendido criticando a China por las violaciones de los derechos humanos y por su posición guerrerista al acercar navíos de guerra a las costas de Taiwán.

Vaya, si esto no fuera muy peligroso, lo que daría es risa. Me pareció que el Secretario estaba al borde del delirio y que de pronto iba a advertirle a ambos países que hicieran lo que él dice, pero no lo que él hace. ¿Estados Unidos, que pasea sus barcos portaviones por las costas de China, Rusia e Irán, en constantes provocaciones, disgustado porque esos países mueven también sus barcos de guerra? ¿USA enfurecido por los abusos de los derechos humanos en otros lugares en los momentos en que la policía de este país está matando a personas de la raza negra como si fuera un desfile de carnaval? ¿EEUU ofendido porque según ellos Rusia e Irán se inmiscuyeron en las elecciones presidenciales? No creo que se lleve a cabo una elección en el mundo occidental en la que EEUU no se haya metido de una u otra forma, y por lo menos en América Latina se ha metido en todas las que se han llevado a cabo. Y mejor ni entrar en el detalle de lo que pasa y siempre ha pasado en las elecciones de este país, la historia está ahí, lo que hay es que leerla.

En este mundo en que vivimos no hay un sistema político, económico y social que sea perfecto, todos en mayor o menor grado tienen cosas buenas y cosas malas, algunos sistemas son más justos y solidarios que otros, todos se pudieran perfeccionar o se pueden empeorar. El problema es que los distintos gobiernos de los Estados Unidos, desde el primero de George Washington, le han vendido a su población y han tratado de venderle al mundo que, siendo predestinados por la Justicia Divina, ellos son el ejemplo para el resto de la humanidad, que ellos son los escogidos y que por lo tanto, deben ser los jueces de este mundo, por lo que todos los países deben hacer lo que ellos dicen. Lo peor del caso es que el pueblo se lo ha llegado a creer y que los mismos gobernantes, de tanto repetirlo a través de los años, también se lo han creído.

No tengo espacio para alargarme más, para terminar este comentario lo único que quiero decir es que recuerden aquello que dice que el que tiene tejado de vidrio, se cuide de tirar la piedra…

 

 

*Lázaro Fariñas, periodista cubano residente en los EE.UU.

Martianos-Hermes-Cubainformación

Estos textos pueden ser reproducidos libremente siempre que sea con fines no comerciales y cite la fuente.

La Columna
Por Lázaro Fariñas*/Foto Virgilio Ponce -Martianos-Hermes-Cubainformación.- Nuestro colega Lázaro Fariñas  escribió con mucho acierto unas nota que las  pongo a consideración  de ustedes...
Por Lázaro Fariñas*/Foto Virgilio Ponce -Martianos-Hermes-Cubainformación.- El gobierno de los Estados Unidos ha comenzado a movilizar a miles de agentes policiacos, a miles de miembros de la Guardia Nacional y a centenares de mi...
Por Lázaro Fariñas*/Foto Virgilio Ponce -Martianos-Hermes-Cubainformación.- Me dijeron que la razón para que Joe Biden ( para Cuba, TRUMP II ) no mandara sus marines a Cuba fue que, en medio de las batallas imaginarias de ...
Lo último
La Columna
La Revista