Paco Azanza Telletxiki - Cubainformación - Baraguá.- Que Alberto Fernández es un cínico se cae de la mata. Me basta exponer un solo ejemplo para certificar lo que digo: Mientras el Gobierno argentino, falsamente calificado de izquierdas, convoca a su embajador en Nicaragua argumentando vulneración de derechos humanos por parte del Gobierno Sandinista, hace unas semanas el régimen sionista que tanto admira el señor Fernández asesinó a cerca de 100 palestinos, incluidos decenas de niños y niñas. ¿Por qué, ante tamaña vulneración de derechos humanos, el presidente argentino no actuó de idéntica manera?


Del presidente de México se podría decir más o menos lo mismo. Los Gobiernos que ambos presiden se abstuvieron hace unos días en una votación de la OEA contra Nicaragua. Esa abstención no fue inofensiva, ya que Argentina y México emitieron un comunicado conjunto señalando al Gobierno presidido por Daniel Ortega como violador de derechos humanos en la patria de Sandino. Independientemente de si Ortega se merece alguna crítica o no, López Obrador y Fernández no tienen ninguna legitimidad para hacerlo.

Pero ahí no se ha quedado la cosa, ya que hoy México y Argentina han recrudecido su agresión diplomática. Resulta que han convocado a sus respectivos embajadores en Nicaragua y han vuelto a emitir un nuevo comunicado [1], en el que dicen que “seguirán promoviendo inequívocamente el pleno respeto y promoción de los derechos humanos, las libertades civiles, políticas y de expresión de toda persona…”.

Casi nada. Tremenda la desfachatez de los dos presidentes. Como si en Argentina no hubiera presos políticos (Milagro Sala es una de ellas; para más narices le acaban de aumentar la condena de manera arbitraria), ni hambrientos o maltratados y asesinados con su matona policía (en 2020 la policía asesinó a 411 personas); como si en México no hubiera igualmente gente asesinada y no fuera uno de los países líderes en vulneración de derechos humanos, incluso por parte gubernamental. Hace unos días, sin ir más lejos, dos periodistas fueron asesinados. ¿Acaso el Gobierno de Manuel Andrés López Obrador hace algo para que hechos semejantes no sucedan?

Hay que ser muy cínico para exigir lo que ellos no son capaces de cumplir, entre otras cosas porque ni voluntad política tienen para poder hacerlo.

Argentina ya dejó hace un tiempo su “sello” injerencista apoyando el infame informe de Michelle Bachelet sobre derechos humanos contra Venezuela Bolivariana.

Ahora, justo cuando la administración estadounidense intensifica su ofensiva contra el Gobierno Sandinista, aparecen en escena los Ejecutivos de México y Argentina. Con la actitud de hace unos días en la votación de la OEA y la actual llamada a consultas de sus embajadores, lo que realmente están haciendo es exteriorizar una bochornosa dependencia hacia el imperialismo yanqui.

Nota:

[1] Este es el comunicado:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Columna
Paco Azanza Telletxiki - Cubainformación - Baraguá.- Nada que sorprenda. El primero, George W. Bush fue presidente del gobierno imperialista yanqui y lo que ello supone....
Paco Azanza Telletxiki - Cubainformación - Baraguá.- Mañana, 25 de septiembre, se celebrará un referéndum en la Isla Irredenta. Se trata la ratificación, o no, del nuevo Código de las Familias, aunque ...
Paco Azanza Telletxiki - Cubainformación - Baraguá.- El 23 de agosto de 1960, hoy hace 62 años y fruto de la fusión de la Unidad Femenina Revolucionaria, la Columna Agraria, las Brigadas Femeninas Revolucionarias, los...
Lo último
De nuevo Sea Señora
Silvio Rodríguez - Segunda Cita.- A la manifestación de anoche en la avenida 31 le vi algo positivo: fue custodiada por las fuerzas del orden, pero no reprimida (hasta donde sé). Aunque también me dio tristeza, porque no p...
Ver / Leer más
La Columna
Marco Rubio: verdugo del pueblo cubano
Puentes de Amor.- Miles de cubanos lo han perdido todo tras el paso del huracán Ian. Mientras millones, tanto dentro como fuera de la isla, nos organizamos para tender la mano hermana y llevar ayuda directa a nuestra gente. Mientra seguimos co...
La Revista