¡URGENTE! Antes de comenzar a leer el artículo les pido ¡Atención! ¡Ayuda para Cuba! Grandes daños por el paso del huracán Ian. https://youtu.be/WwZYKt6YZ8 Difundan.

La política exterior de EEUU se define mejor de la siguiente manera: bésame el trasero o te parearé la cabeza. Es tan simple y tan crudo como eso. Lo interesante de esto es que es tan increíblemente exitoso. Posee las estructuras de desinformación, uso de la retórica, distorsión del lenguaje, que son muy persuasivas, pero en realidad son una sarta de mentiras. Es una propaganda muy exitosa. Tienen el dinero, tienen la tecnología, tienen todos los medios para salirse con la suya, y lo hacen.

Los crímenes de los EEUU han sido sistemáticos, constantes, crueles, despiadados, pero muy pocas personas han hablado realmente de ellos. Tienes que dárselo a América. Ha ejercido una manipulación bastante cínica del poder en todo el mundo mientras se hace pasar por una fuerza para el bien universal. Es un acto de hipnosis brillante, incluso ingenioso y muy exitoso. Declaraciones del Premio Nobel de Literatura, Harold Pinter.
El periodista John Pilger recoge las palabras de Pinter en su artículo titulado Silenciar a los corderos. Cómo funciona la propaganda. https://www.mintpressnews.com/john-pilger-silencing-lambs-how-propaganda-works/281884/ En el artículo nos dice que la propagadora del ideario nazi, la cineasta de Hitler, Len Renfenstahl, le puntualizó que los 'mensajes patrióticos' de sus películas no dependían de 'órdenes de arriba' sino de lo que ella llamaba el 'vacío sumiso' del público alemán. Pilger le preguntó a qué personas dirigían la propaganda, y su respuesta fue clara: era dirigida a la burguesía liberal y especialmente a ella. Con el recuerdo de lo dicho por la propagandista de Hitler, John Pilger preguntó a su amigo el Premio Nobel de Literatura Harold Pinter si cuando declaró que América ha ejercido una manipulación bastante cínica del poder en todo el mundo mientras se hace pasar por una fuerza para el bien universal. Es un acto de hipnosis …, si la hipnosis a la que él había hecho mención en sus declaraciones, era el vacío sumiso del público alemán al que dirigía la propaganda y especialmente la burguesía liberal a la que hizo mención Leni Riefenstahl. Es lo mismo, respondió Pinter. Significa que el lavado de cerebro es tan completo que estamos programados para tragarnos un montón de mentiras. Si no reconocemos la propaganda, podemos aceptarla como normal y creerla. Ese es el vacío sumiso.

El régimen dictatorial de EEUU ha hecho su lista de los que denomina “terroristas”. El grupo de poder, grupo de multimillonarios que mandan en parte del mundo y quieren todo el planeta. Los del modelo “liberal”, se han hecho un cinturón con la burguesía liberal, y a ella va dirigida su propaganda hollywoodense de las y los Leni Riefenstahl actuales, burguesía hipnotizada, sumisa, clasista, Pilatos y defensora de la explotación que quiera EEUU, adora y envidia a los multimillonarios reinantes que les usan. Si no fuese porque estamos avisados de la impudicia de los amos y de los vomitivos siervos, sorprendería que no fuesen creadores y participantes del terrorismo. No tienen dignidad ni unos ni otros, de lo contrario harían figurar en su lista el nombre del país tras el que se escudan.

¿Saben que el régimen imperial mete en su lista de terroristas a Cuba? Ignorante político es quien se la cree, y detrás de cada ignorante político se agazapa el odiador. El odiador busca a quien está desinformado, antipático social, contrario al bien común y la socialización, al que le mueve el individualismo recóndito, abstruso, al ignorante para extender su odio político, el odiador es la mano que necesita el grupo imperial para sostener la diferencia, el privilegio, para deformar la realidad y causar daño. ¿Recuerdan?: la propaganda nazi era dirigida sobre todo al vacío sumiso y sobre todo a la burguesía liberal, al servil capaz de odiar, tal y como manda el nazismo.

Bertolt Brecht escribió el poema El ignorante político (otra traducción dice el analfabeto político). / El peor ignorante es el ignorante político, … No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado, y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.

Escribir el nombre de Cuba en la lista sucia, nos lleva a sacar de la memoria dos ejemplos de los lacayos de quienes la hacen, la primera es la declaración del gusano Andrés Nazario Sargen que bajo el título “Un informe especial” entregó en noviembre del 2000 a la página de la organización terrorista Alpha 66, allí declaraba: Desde el primer ataque comando en 1961 quedó galvanizada la guerra (…), no estamos en otro plano que seguir destruyendo todo lo que podamos dentro de Cuba. Lo que hicieron fue robar el dinero que había en Cuba, intentar invadirla, atentar contra diplomáticos y Embajadas, contra viajeros en aviones, contra turistas en hoteles, contra pescadores y sus barcos, contra agricultores, trabajadores de fábricas, alfabetizadores, ... la Revolución lo primero que hizo fue alfabetizar a la población, y los terroristas dueños de los medios difundían que Cuba vivía bajo una dictadura, atacaban el derecho a lo común, a la cultura, al derecho a la paz, difundían la ignorancia política para producir odio: los terroristas dejaron un rastro inolvidable.

El segundo ejemplo de confesión, es el caso del gusano Guillermo Novo Sampol que, en Miami en diciembre de 1976 dio una entrevista equivocando a quien preguntaba, un periodista de la revista soviética Literatura Gaceta, e hizo la siguiente declaración: “Cuando mueren pilotos cubanos, diplomáticos o miembros de sus familias a mí no me causa pena, la muerte de éstas personas siempre me alegra.” Se podría continuar narrando cómo los alimentadores de la ignorancia política se revuelcan en su odio. Hoy la ignorancia se mide en la fuerza de su propaganda contra valores humanos y bienes sociales o comunes.

Los que hoy siguen su guerra, la burguesía liberal, a la que iba especialmente dirigida la propaganda nazi, y quienes les sirven, procuran lo que Pinter denunciaba: el lavado de cerebro es tan completo que estamos programados para tragarnos un montón de mentiras. Si no reconocemos la propaganda, podemos aceptarla como normal y creerla. Ese es el vacío sumiso. El primer servicio de su guerra es la mentira a la población cubana, ... y al resto del mundo, la mentira es la base de expresión del gran capital, además, imperial.

A sus elaboraciones propagandísticas le han cambiado el nombre y le llaman posverdad, se especializan en crear una “realidad” falsa, (lo que decía el asesino Elliot Abrams, implicado en la guerra contra Nicaragua y en la guerra contra Irán desde Irak). En medio de la “realidad” falsa hemos visto a uno de ellos, cínico capaz de dejar en ridículo a sus escasos creyentes y los medios de propaganda del capital que le cubrieron de fama, pues se escondió de todos para irse de turista a Madrid.

En Madrid se ve con otro personaje aun más burlesco, uno que para hacerse ver habla mal de los médicos cubanos. Para hablar mal de los médicos cubanos hay que ser promotor de la ignorancia política. ¿Recuerdan lo que hacía la nazi Len Renfenstahl?, se dirigía al vacío sumiso y sobre todo a la burguesía liberal. El Premio Nobel Harold Pinter declaraba que si no reconocemos la propaganda, podemos aceptarla como normal y creerla. Ese es el vacío sumiso.

Difundir propaganda contra los médicos cubanos conlleva un grado de depravación muy individual, nada común.

El personaje se llama Javier Larrondo Calafat, se dice empresario y humanista, financiero, entiendo que juega con dinero tal y como lo hace el capitalista, quiere decirse en el mercado bursatil, la especulación monetaria separada de la riqueza generada por el trabajo productivo, y además es manejante de redes digitales, dice que preside una organización con nombre inglés, “prisioners defenders internacional”. Como diana a la que disparar elige a las y los médicos de Cuba que han ido a México, -¿son profesionales o no de la medicina?- y retirando los insultos de su discurso, leo que declara que solo se les ha dado “3 días de curso para prevención y control del coronavirus con el que médicos y enfermeros cubanos sin experiencia trataron a miles de pacientes en México”. Enseña un papel que dice que es oficial, y que muestra habiéndole tachado el año, y en el espacio del nombre no figura ningún nombre, ¿qué papel es ese?, ¿es prueba de algo?, no se sabe fecha ninguna de nada, ni a quien se le da el curso del que él habla, tampoco en el papel se dice que quien asista vaya a prestar servicio a ningún país y, por tanto, no dice México. A eso añade que “los médicos contratados en México son militares que ni siquiera registraron su ingreso ante inmigración”. Lo que deja claro es que no conoce el acuerdo entre los dos gobiernos, no es capaz de decir una sola palabra de la prestación del servicio, y luego dice que no pasaron por inmigración, ¿es que no sabe que no son inmigrantes? Solo pueden tragar esa propaganda aquella gente a la que la nazi Len Renfenstahl y Harold Pinter denominaban el vacío sumiso.

Todo indica que hay un vacío sumiso en el personaje que él lo llena con odio a los médicos cubanos. Entre los insultos que vomita se lee el de “esclavos”, el mismo que los regidores del imperio emplearon cuando la emprendieron contra las gentes que destacan ante el mundo por su solidaridad. Los amos y éste quieren decir que quienes no son como ellos, “esclavistas” o admirador de tales, son sus contrarios, pero interpretan mal, no saben el significado de lo contrario de “esclavista”, lo contrario de “esclavista” no es esclavo, sino que es libre. Los médicos cubanos son lo que ellos odian por atender a la salud y a la enfermedad de esos a quienes, por los siglos de los siglos, ellos han tenido de esclavos.

En los organismos internacionales los médicos cubanos cuentan con la consideración más alta por ser una medicina previsora, “prevenir antes que curar”. Es una medicina que considera la salud un derecho del pueblo y una obligación del Estado, quiere decirse, de todos y para todos y cuentan con la participación social en el uso y en el desarrollo de los servicios de salud.

El modelo se llama “El médico y la enfermera de familia” y empieza en el núcleo familiar. Para todo el modelo médico aplicado se cuenta con 436 policlínicos comunitarios y 15 consultorios. Cada policlínico ofrece una media de 20 servicios diferentes, y a cada uno le corresponden entre 20 y 40 consultorios. Cuba cuenta con 284 hospitales, y la Organización Mundial de la Salud declara a Cuba como el país mejor dotado en el sector médico de América Latina. El país dispone de 24 facultades de medicina y 40 centros de formación de enfermeras diseminadas por todas las provincias y forma una media de 10.000 médicos por año y 30.000 profesionales de la salud también al año. Una vez que terminan sus estudios cursan un año como internos y dos años como residentes en un consultorio y un policlínico.

Según el Centro de Política Internacional de Washington “el resultado es la adquisición de una fuerte cultura de prevención y de una preparación sin equivalente.”

Algún otro dato de interés: Cuba dispone de casi 50.000 profesores de medicina, más de 100.000 médicos y alrededor de 100.000 enfermeras. Con un promedios de 9 médicos y 9 enfermeras por 1.000 habitantes. Cuba es hoy día una de las naciones en el mundo mejor dotadas en este sector. Tiene además, 20.000 dentistas y cirujanos – dentistas, y más de 15.000 farmacéuticos. El Sistema Nacional de Salud emplea a cerca de medio millón de profesionales, o sea al 13% de la población activa del país.

Podríamos hablar de sus vacunas, de su lucha contra la covid, de su lucha constante contra del bloqueo genocida y condenado en la ONU por la inmensa mayoría del mundo, pero creo que hoy por hoy contamos con datos suficientes como para saber el por qué los magníficos médicos de Cuba son odiados por los esclavistas y sus propagandistas de la ignorancia, quieren producir odio contra la potencia médica social a la que no pueden dominar y someter.

Por último, acuérdense: les pido ¡Atención! ¡Ayuda para Cuba! Grandes daños por el paso del huracán Ian. https://youtu.be/WwZYKt6YZ8 Difundan. 

 

Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días; Palestina. Crónicas de vida y Resistencia; Dietario de Crisis; Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero; y, Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios. Presidente de AMANE. Miembro de la Asociación Europea de Apoyo a los Detenidos Palestinos. Miembro del Frente Antiimperialista Internacionalista e integrante de la Red de Artistas, Intelectuales y Comunicadores Solidarios con Nicaragua y el FSLN.

 

La Columna es un espacio libre de opinión personal de autoras y autores amigos de Cuba, que no representa necesariamente la línea editorial de Cubainformación.

La Columna
Hemos descubierto esa otra forma sutil de colonización que muchas veces subsiste y pretende subsistir al imperialismo económico, al colonialismo, y es el imperialismo cultural, … Cuanto libro se publique aquí, cuanto papel...
Ahora somos un imperio, prosiguió, y cuando actuamos creamos nuestra propia realidad. Y mientras ustedes estudian esa realidad, nosotros volvemos a actuar y creamos otras realidades; y así es como pasan las cosas. Nosotros somos los act...
La cosa es muy clara, es muy lógica. La revolución tiene miles de jóvenes estudiando en las universidades, la revolución tiene miles de jóvenes estudiando en el extranjero, dedicados al estudio, a hacerse ingenieros...
Lo último
Cablemanía: Con Filo
Con Filo.- La noticia más divulgada sobre Cuba en estos días ha sido acerca de un cable de fibra óptica que cierta empresa estadounidense había decidido conectar con el país. Pero al Departamento de Justicia de Esta...
Ver / Leer más
La Columna
7 de diciembre de 1896
Gerardo Moyá Noguera*.- Hace 126 años de la caída en combate en Punta Brava del  mayor general Antonio Maceo Grajales, quien luchó por la independencia de Cuba en la guerra de los diez años. Su fallecimiento f&...
Gastos y gestos de Cuba y EEUU
Hemos descubierto esa otra forma sutil de colonización que muchas veces subsiste y pretende subsistir al imperialismo económico, al colonialismo, y es el imperialismo cultural, … Cuanto libro se publique aquí, cuanto papel...
La Revista