En la capital de Siria, Damasco, tras el mitin de gran asistencia con el que se conmemoraba el 54 Aniversario de la creación del Frente Democrático para la Liberación de Palestina, y en el que se rememoró a los mártires, a los prisioneros, a la Resistencia, a los refugiados y al pueblo que se mantiene sobre tierra Palestina, tuve la oportunidad de realizar la entrevista al dirigente del FDLP. Presidían la reunión las dos banderas, la de Palestina y la del Frente Democrático, y en ella se habló de las últimas elecciones convocadas por los sionistas, la situación de la OLP, las funciones a realizar desde la Resistencia, el plan general del neocolonialismo, la situación en Medio Oriente, y las necesidades más urgentes para acabar con el propósito imperialista de eliminación del pueblo de Palestina.


Palestina hoy y Medio Oriente en la decadencia del imperio y el futuro multipolar que se vislumbra

Antes de comenzar doy las gracias al señor Fahad Sulaiman por su abierta disposición a que le plantee cualquier pregunta, y por su interés en mi visión sobre los acontecimientos que hacen cambiar el mapa político en nuestros días.

  1. Señor Fahad Suleiman, ¿Nos puede mostrar el desarrollo de las elecciones al parlamento sionista?

Respuesta:  Se realizaron del 25 al 11 de febrero, y se plantearon como si la colonización fuese un proceso legítimo, nada más falso e ilegal, los sionistas querían dar la impresión de que pasaban a una nueva situación más estable. En la campaña llevaron el mayor peso los más fascistas, en consonancia con la ascensión del nazismo en occidente. Netanyahu, que los encabezó con sus alianzas, con sus alianzas, entre las que destacan los fascistas Ben Gvir y Smotrich, sacó 64 escaños de los 120. Si además sumamos los 18 de ultraderecha de otras formaciones salidas del Likud, como la de Lieberman, Sa´ar, o Yes Atid, suman ya 82. Los sionistas del Partido Laborista se quedaron en 4 diputados y los sionistas de izquierda lo perdieron todo.

Por lo que se refiere a la Lista Conjunta Palestina se perdieron en discusiones y abandonos, se retiró el Partido Nacional Democrático, y solo se presentaron el Frente Democrático por la Paz y la Igualdad y el Movimiento Árabe por el Cambio.

Los fascistas de Bennet – Lapid compitieron en el campo de Netanyahu, escalada de la violencia contra los palestinos demoliciones, destrucción de infraestructuras, expansión de asentamientos, anexión de territorios, más y más asesinatos, burla de la ANP y desprecio de lo que se llamaba “Solución económica” para Cisjordania y  “Seguridad a cambio de alimentos” en Gaza. La confrontación electoral sobre esa base de quien de ellos es más extremista se saldó con los votos para Netanyahu. Con eso los colonos vieron claro que su propósito tenía el paso más libre para hacerse con Cisjordania entera y empleando a fondo el apartheid sin que suponga ninguna discusión. De ahí salió también fortalecido “el acuerdo del siglo”, marginando sin fecha las “negociaciones” con la ANP, y el más puro extremismo fascista ve en eso un camino abierto para la “normalización” con el entorno de los países árabes, y con ello la imposición del proyecto sionista sobre Palestina aislando a la población dividida en “autogobiernos”.

  1. ¿Y ante esta situación cómo se responde desde la parte palestina?

Respuesta: Por lo que se refiere al Consejo Central de la OLP su Consejo  Central que se reunió en febrero de 2022, lo que encontramos son obstáculos para poner en marcha lo que se acordó que se suspendiesen los Acuerdos de Oslo y se abandonasen las relaciones económicas, políticas y de seguridad, y con ello se negase el reconocimiento del estado ocupante, y poner en marcha una estrategia nacional. Con eso va también desvincularse de la palabrería estadounidense y poner en marcha, la negociación bajo el marco del Cuarteto Internacional de acuerdo con las resoluciones de las Naciones Unidas que garantizan los Derechos del pueblo palestino. Las palabras del presidente de la ANP que manifestaban la disposición para recurrir a las Naciones Unidas para el reconocimiento de Palestina y a otros organismos internacionales, y todo sigue igual.

Pero aun hay más parálisis, si en octubre de 2022 Argelia promovió un encuentro de toda la resistencia y el mayor objetivo era la creación de un gobierno de unidad nacional, Ramalla y Gaza manifestaron su desacuerdo, y se paralizó el proyecto y dejó en claro lo difícil de restablecer el consenso. La unidad en los órganos y la acción es lo que demanda el movimiento de liberación nacional de cualquier momento histórico. Eso que no se da y, sumado a ello, el interés por seguir en la posición de EEUU de “diálogo entre partes”, lleva a la desintegración política de las direcciones incapaces. Mientras, el régimen colonial aumenta la represión, va realizando su proyecto ocupante y de “normalización” trabaja para que la población palestina no sea escuchada en ningún sitio.

El otro objetivo sionista es Irán. Desestabilizar Irán le abriría paso a la hegemonía que busca en la región. Entretanto en Palestina tenemos un gran resurgimiento de la lucha popular, que comenzó con nuevos métodos en 2015.

  1. ¿Cuál es el objetivo en este momento?

Respuesta: En esta nueva fase de la lucha falta organización, dirección política y unidad, y falta a nivel nacional una política que sea alternativa a Oslo. Esa alternativa tiene la tarea de construir la unidad en toda la sociedad palestina, y la sociedad palestina es la que dará sus líderes trabajando con planes y tácticas basadas en la unión. La recuperación del territorio nacional y la independencia dependen de ello.

La guerra de liberación requiere trabajar por ese objetivo que necesita líderes populares sobre la base de coaliciones, no ayudan las sensibilidades partidistas, es preciso respetar los valores y normas de los movimientos de liberación nacional.

Entre los trabajos que se deben desarrollar se encuentra el boicot popular a los productos israelíes, para eso hacen falta alternativas desde el interior, y desde el exterior en los lugares en los que no se puede dar interiormente. Debemos ser constantes, debemos fortalecer la lucha de masas, disponerse a dar continuación a los elementos administrativos, educativos y de salud, sostener a las familias de los prisioneros y los mártires, reorganizar la escala de mandos y atender con justicia a la carga que sobrellevan los diferentes grupos del pueblo palestino.

Con respecto al trabajo en los organismos internacionales y las responsabilidades diplomáticas, sostenemos que debe ser coherente con la resistencia popular, y debe ir acompañada de la eliminación de la burocracia y la corrupción. El trabajo internacional debe servir de apoyo a la resistencia popular, y por tanto debe servir de gran apoyo a la causa nacional.

Otro de los elementos a potenciar es la adopción de proyectos para que el movimiento popular en la Franja de Gaza sea un puntal de la resistencia, para lo cual se necesita aprender de la experiencia y recuperar sistemas de movilización y trabajo que ayuden a romper el bloqueo. Es necesaria la coordinación de la lucha entre Cisjordania y la Franja de Gaza, desarrollar la acción en los 48 territorios, unir los movimientos de masas y la lucha política multiforme, que no se quede nada fuera, eso requiere un frente nacional en toda Palestina contra el fascismo israelí a los dos lados de la “línea verde”.

Son las necesidades más destacables para trabajar por la “reunificación palestina” que apoya el presidente argelino Abdelmajid Tebboune, es el camino para reorganizar el sistema político palestino para la etapa de la guerra de liberación.

  1. ¿Nos puede decir en qué condiciones se encuentra el pueblo palestino en la diáspora y cuál es su papel?

Repuesta: Los campamentos de refugiados en Líbano, Siria o cualquier otro lugar están al borde de una fase política tumultuosa, en la que la causa palestina será testigo de una escalada de lucha. La escalada requiere la creación de métodos y medios de lucha, para que el movimiento de refugiados se involucre en la batalla de la defensa de la tierra, el pueblo y los legítimos derechos nacionales, frente a las autoridades de ocupación y las bandas armadas de los colonos, y proyectos para liquidar la causa palestina, cualesquiera que sean sus títulos y fuentes. Al igual que en los campamentos de la diáspora, el papel militante de las comunidades palestinas en la diáspora está creciendo, especialmente en Europa y las Américas, donde nuestras comunidades palestinas han avanzado mucho en enmarcarse en sindicatos e instituciones civiles, lo que les permitió actuar incidiendo en las comunidades locales y conseguir su apoyo.

  1. ¿Y mientras tanto que ocurre con la OLP?

Respuesta: La OLP está decayendo en su nivel político, no asume la carga de la representación total de nuestro pueblo palestino. El Comité Ejecutivo de la OLP vive en parálisis política, no pasa de hacer reuniones cada cierto tiempo para emitir comunicados obedeciendo a Oslo, mientras los acontecimientos van por delante. Los Consejos Nacional y Central de la OLP se hicieron en un estado de ausencia de la escena política, para sacarlos del círculo de acción e influencia en las batallas de reforma política, institucional y administrativa de la OLP; después de celebrada la 23ª sesión del Consejo Nacional, aun se desconoce cuándo tendrá lugar la reelección del nuevo Consejo; se retrasan las sesiones del Consejo Central, y eso que debe hacerse como mucho cada tres meses para seguir los acontecimientos e intervenir en la coyuntura nacional. Los sindicatos continúan encerrados en la burocracia y se alejan de sus bases siguiendo el mandato oficial desde Oslo. Y así podríamos seguir.

Es responsabilidad de las fuerzas nacionales que quieren el cambio trabajar desde abajo hacia arriba con ese propósito. Tener presente la importancia de las masas, así como la transformación de los órganos de la OLP, Comité Ejecutivo por delante, para que su mandato político sea acertado y recupere su legitimidad, para lo que es necesaria la convocatoria de elecciones.

  1. Por último, ¿cómo ve la situación internacional?

Respuesta: Desde principios de 2022 el mundo ha sido testigo de desarrollos políticos con amplio alcance y efectos, y las relaciones internacionales se encuentran en fase de transición: el mundo unipolar y el dominio de EEUU decae, aunque éste no duda en presionar con todo lo que tiene a su alcance para impedirlo. La intervención de la OTAN y el poner a la UE por delante dejan sobre el tapete una situación que acerca al mundo a una guerra que puede desembocar en un resultado indeseable de todo punto. Washington viene construyendo alianzas en el Pacífico y el Indico con vistas a mantener su hegemonía y ha trasladado la tensión a esas zonas. Moscú supo mantenerse firme en defensa de sus intereses y de su posición en el mapa , con una política de reactivación que se encuentra con el auge de políticas similares de otros países que tienen las calificaciones, capacidades y ambiciones que les permiten entrar a la batalla de la reconstrucción de otro orden mundial, otro sistema más flexible, goza de un alto grado de cooperación e integración entre sus distintos centros, y reemplaza el pluralismo por el unilateralismo. Esta operación ha comenzado a materializarse y presentarse en imágenes descarnadas. Las turbulencias en el mercado global, producto del bloqueo económico impuesto por Washington y su alianza occidental a Rusia, comenzaban a verse con claridad, reflejándose en inflación en EEUU y en países europeos, lo que provocó el movimiento de protesta que escalarán en los países europeos, y con ello también se abrió la puerta para hablar de cambios políticos en el mapa partidista y gubernamental de Occidente. Se han visto los primeros cambios, por ejemplo, en Italia a partir de la victoria de la coalición de derecha en el poder, pero también en Europa del Este, miembros de la OTAN como Bulgaria y Hungría que tratan de evadir sus compromisos económicos con la UE. Mientras Moscú sostiene los principios de soberanía y los intereses de su pueblo. EEUU recurre a sustituir a Rusia en el suministro de gas a Europa, lo que dio lugar a cierta inquietud en los analistas económicos, pues advirtieron sobre la desaceleración económica en los mercados de capitales, lo que es un preludio de una recesión que puede conducir a una economía en crisis generalizada. Después ha hecho presencia la diferencia entre los países europeos en su compromiso con Kiev. Biden advirtió a Kiev que se ayuda no será un “cheque en blanco”, y se deja ver una nueva etapa en la crisis global.

No hay duda de que la crisis del sistema global, cuyos rasgos comenzaba a asomar en el horizonte, se reflejó en la causa palestina de diversas formas, quizás entre las más importantes destacan que el Cuarteto Internacional formado a finales de 2002 ante la ilimitada apuesta oficial palestina por el papel de EEUU en la elaboración de una solución al conflicto con Israel, hoy no tiene ninguna base y no puede sobrevivir, pedro tampoco ningún otro similar.

Otro elemento es que la preocupación de Washington por sus batallas internacionales lo mantuvo alejado de las preocupaciones de la causa palestina, por lo que remitió sus expedientes a los partidos árabes y regionales, quienes manejan la crisis del tema con soluciones de retazos que no van más allá de los límites de la sumisa “solución económica· y los límites de la “seguridad alimentaria”.

Por último, observamos que la preocupación del Consejo de Seguridad por la crisis de Ucrania y la crisis de las relaciones globales no distrajo a la Asamblea General de las Naciones Unidas de su interés por la causa palestina.  Las decisiones del Cuarto Comité (Comité de Derechos Humanos y Descolonización) aprobadas el 11/11/2022, incluida la solicitud al Tribunal de La Haya de presentar una opinión consultiva sobre la naturaleza de la ocupación israelí es la mejor prueba de ello. La emisión de una opinión legal por parte de la Corte Internacional más alta del mundo sobre el tema de la ilegalidad de larga ocupación de la tierra palestina y la obstrucción del derecho de los palestinos a la autodeterminación socava todas las justificaciones en las que Israel basa la continuación de su ocupación, pues constituirá un arma eficaz, además de las armas que ya posee, en la batalla de internacionalización que libra la organización Liberatión, así como en la batalla del boicot B.D.S, que Israel teme y quiere bloquear su camino con todos los métodos de que dispone.

  1. Hemos llegado al final. Señor Fahad Sulaiman, vicesecretario General del Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP), le estoy muy agradecido por sus palabras y le deseo todos los éxitos para el pueblo palestino con mi abrazo fraterno.

 

* Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días; Palestina. Crónicas de vida y Resistencia; Dietario de Crisis; Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero; y, Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios. Presidente de AMANE. Miembro de la Asociación Europea de Apoyo a los Detenidos Palestinos. Miembro del Frente Antiimperialista Internacionalista e integrante de la Red de Artistas, Intelectuales y Comunicadores Solidarios con Nicaragua y el FSLN.

La Columna es un espacio de opinión personal y libre de las personas autoras y no necesariamente tiene por qué representar la de Cubainformación.

La Columna
teleSUR.- El Profesor Jubilado Ramón Pedregal habló en una entrevista para Reporte 360 sobre la fuerza del pueblo de #Irán y de como este repondrá pese a una perdida tan importante....
Obama, el premio nobel de la paz por matar más que nadie anterior a él, llamaba “torcer el brazo” a chantajear a un gobierno o a un personaje para que obedeciese su deseo, que era el de los cabecillas del complejo de la mata...
Mientras lo viejo va muriendo, el mundo que nace viene con la mañana puesta, la independencia, la soberanía, la justicia social, el antiimperialismo. El que nace tiene tres corazones jóvenes, formados en América Latina, ha...
Lo último
La Columna
La Revista