Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Por inverosímil que parezca, en Estados Unidos existen senadores que no tienen memoria y ese es el caso de Bob Menéndez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado y Marco Rubio, quienes, en su enfermizo trauma presentaron esta semana un proyecto de Ley, con apoyo bipartidista, para exigir “la extradición o devolución inmediata de todos los fugitivos de la justicia que actualmente reciben refugio seguro en Cuba, para evitar el enjuiciamiento o la reclusión por delitos cometidos en territorio estadounidense”.

Si hemos expuesto en el artículo titulado El apartheid. ¿Invento de quien, de los comunistas, de los socialistas, del socialismo? No olvidemos que quienes lo realizan tienen el objetivo al que los nazis, Hitler, le llamaron “solución final”. Los hornos crematorios, los campos de concentración para el trabajo esclavo, campos de exterminio, la matanza de 26 millones de rusos, y sus continuadores lo primero que hicieron cuando terminaba la 2ª Masacre Mundial fue tirar las dos bombas atómicas contra Hirosima y Nagasaki, comprendían la solución final, querían eliminar, hacer desaparecer, a todo pueblo del que querían sus riquezas, su tierra, su vida. Quienes callan, excusan, justifican, los crímenes de genocidio cometidos con las dos bombas atómicas, el 6 y el 9 de agosto de 1945, se igualan a los negacionistas del nazismo, su continuidad los delata.

Gerardo Moyá Noguera*.- Sabemos que la  gran mayoría de cubanos, casi el 80%, nació y se crió  después del 59, año del triunfo de la Revolución cubana, pero no es menos cierto que los cubanos de esa edad siguen en la defensa de su país y del socialismo votado por el pueblo cubano.  En estos precisos momentos Cuba vive o sobrevive, sobre todo la juventud, lo que se podría llamar otro "periódo especial", aunque la Revolución cubana avanza sin parar, porque así lo quiere el pueblo de Cuba y sus ciudadanos.

Gerardo Moyá Noguera*.- Hoy mismo publica el diario cubano Granma el libro: "Fidel y revolución".  En el se afirma que  Fidel Castro el 5 de agosto de 1994 no lo dudó y salió a la calle con el único chaleco antibalas que siempre usó: "su  amor y la confianza en que el mismo pueblo que hizo con sus manos la revolución".

Gerardo Moyá Noguera*.- El comandante Raúl Castro nos dice constantemente  que el debate en el partido, la sociedad en general, sindicatos, etc. debe  estar siempre presente. La crítica es necesaria entre todos, no solo entre los cargos públicos, sino también no públicos. El crítico siempre es criticado por sus palabras dichas, pero no es menos cierto que la crítica es sumamente necesaria.

Gerardo Moyá Noguera*.- Leo  con mucha atención, como siempre, lo publicado hoy en el Diario Granma por la redacción internacional y dice lo siguiente: "Cuba ratificó en las Naciones Unidas su firme posición de la prohibición y eliminación  total de las armas nucleares, la cual se sustenta en la postura profundamente humanista del comandante en jefe  de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, y está refrendada en la constitución de la República".

Lo último
)
La Columna