Canal Caribe.- El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, advirtió del aumento de una amenaza terrorista global en Afganistán, luego de que el movimiento talibán provocara un colapso del estado. Naciones Unidas pidió que se tomen medidas para garantizar los derechos de todo el pueblo afgano. No obstante, es el movimiento islamista quien ahora dice la última palabra y al parecer sus acciones no han hecho más que empezar. La periodista Diana Valido con el análisis.


La llegada de los talibanes en Afganistán: un fracaso de los Estados Unidos o de la OTAN, y el pacienzudo éxito del Mulá Baradar

Souradjou ALI

Cubainformación

¡Vivir para ver! Hay que llamar las cosas por sus nombres, porque sí. La vida nos enseña que por su dinamismo lo que era ayer, puede no ser hoy, y así nos permite decir literalmente en el caso de Afganistán, que 20 años no es nada.

De la misma manera, nos hace entender que uno de los errores que el ser humano suele cometer es permanecer en su zona de confort donde le parece estar más seguro, pero que con el tiempo se da cuenta de su poco progreso, o incluso de su fracaso. Aunque, difícilmente aceptemos nuestros errores, es necesario reconocer que el error es humano. Sobre ello alguien dijo lo siguiente: “Aquellos que no cometen errores están haciendo el mayor de todos: no intentar nada nuevo”. En cierto sentido, podemos decir que el error puede ser estimulador del error.

Pero al mismo tiempo, podemos retener algo más perjudicial sobre el error. Lo podemos encontrar cuando el ser humano piensa ser dueño de la verdad absoluta. De ahí esa otra frase que nos lo puede justificar: “El mayor error es creer que hay sólo una manera correcta para escuchar, para hablar, para tener una conversación o tener una relación”.

Es difícil negar esos errores mencionados en una sociedad occidental que solo se siente más cómoda para dar lecciones, que difícilmente reconoce los éxitos de los demás, y que incluso llega muchas veces a apropiárselos. Por eso hay quienes inútilmente tratan de recordar que primero el posible jefe de los actuales talibanes (Abdul Ghani Baradar) había luchado con los muyahidines afganos contra la Unión Soviética en la década de 1980. Pero al mismo tiempo, olvidan de mencionar que los afganos echaron a los soviéticos, dejando de lado la colaboración occidental en aquella derrota que fue celebrada, en honor a la entonces “Guerra Fría”.  

Pero lo que importa ahora es la llegada de los talibanes al poder en Afganistán, tras la huída del presidente impuesto por los occidentales (Ashraf Ghani), que ha sido una gran sorpresa para todos aquellos “poderosos” que ahora están saliendo en estampida de Afganistán, sobre todo de Kabul la capital. Y quizás debido a esa huida forzosa y su deseo de venganza, el presidente francés Emmanuel Macron ha preferido expresar su falta de empatía hacia los pobres afganos que también quieren salvar sus vidas huyendo de su país abandonando no sólo sus bienes, pero también a sus seres más queridos.

Expresándose sobre la situación creada en Afganistán, Emmanuel Macron dijo lo siguiente: “Tenemos que anticiparnos y protegernos de los flujos migratorios irregulares importantes”. Se trata de una expresión muy cuestionable para algunis, pero que puede tener adeptos tanto en Francia como en Europa, cuando él añadió que: “Europa sola no puede asumir las consecuencias de la actual situación”.

Aunque en esa última expresión exigió la colaboración de los propios talibanes, parece insinuar también la colaboración de los Estados Unidos, el primer país que tomó la firme decisión de eliminar a esos talibanes, comprometiendo a todos sus aliados. Y es que el fracaso no encuentra padrinos, y solo permite culpabilizar a los demás.

Lo ha demostrado ayer el ex presidente norteamericano Donald Trump al exigir la demisión del actual presidente Joe Biden. A Donald Trump, parece olvidarle un punto muy importante: que mientras el gobierno de Obama temía las capacidades militares de Abdul Ghani Baradar pidiendo la colaboración de la CIA que ha tenido que arrestarlo en Karachi (Paquistán) en 2010, él (Donald Trump) ordenó su liberación al considerarle un posible negociador, capaz de tener contactos con el poder afgano de Kabul. Ahora hablan de “sorpresa”

Así, mientras Abdul Ghani Baradar estuvo preso en cárceles de Pakistán, por una petición del gobierno estadounidense de Obama, el gobierno de Trump decidió un cambio de actitud, pidiéndole a su representante en Afganistán (Zalmay Khalilzad) la liberación de Baradar de parte de Paquistán. ¿El objetivo Baradar había sido escogido para encabezar las negociaciones entre Estados Unidos y Afganistán en Qatar, ya que se consideró que él aceptaría un reparto de poder en Afganistán.

Para ello, se propició un acuerdo de no agresión entre Estados Unidos y los talibanes, a través de unas charlas que permitieran repartir el poder entre el gobierno de Ashraf Ghani y los talibanes. Y a pesar de que fueron pocas e inciertas (en ocasiones), sobretodo porque la táctica de Baradar consistía en ganar tiempo, el propio ex presidente Donald Trump hablaba de su éxito personal, que engrandecía a Estados Unidos. Nada le impidió entonces ordenar el “Acuerdo de Doha” entre Estados Unidos y los talibanes, el 20 de febrero del año 2020.

Lo normal es que el propio Trump que habló de su éxito podría reconocer ahora su fracaso, aunque no estuviera dispuesto a celebrar el éxito de Baradar. En cuanto al conjunto de la sociedad. Es tiempo de reconocer el fracaso del sistema capitalista dominante, dejar de lado su característico egoísmo, para pensar en la construcción de una nueva sociedad inclusiva. ¡El tiempo apremia!

Mundo
Julian Assange, imagen del 19 de mayo de 2017 en el balcón de la Embajada de Ecuador en Londres. Foto: DPA....
Arnaldo Pérez Guerra.- Originario de San Sebastián, en el País Vasco, el analista y académico José Antonio Egido es licenciado en Ciencia Política y Sociología por la Universidad del País Vasco ...
telesur.- Desde China destacan que EE.UU. afecta los intercambios regulares de personal internacional y pone en peligro la cooperación entre países....
Lo último
No tenemos derecho a callar
Michel E. Torres Corona - Foto: Juvenal Galán - Granma.- A esa valentía, a ese compromiso con la verdad desde la Revolución, a ese modo ético y límpido de luchar por el socialismo en Cuba, se encomienda Con Fil...
Ver / Leer más
La Columna
Cuba libre
Gerardo Moyá Noguera*.- Siempre con el respeto a la opinión diferente,  cualquiera que venga de quien venga, la manifestación solicitada por algunos miembros de Patria y Vida y apoyada y auspiciada por el imperio y por la CI...
La Revista