Randy Alonso Falcón - Cubadebate.- La fauna anticubana de Miami intenta sacarle el jugo a los empeños agresivos de la administración Trump y aprovecha cualquier ocasión para pedir medidas contra Cuba.


La perversa oportunidad la brinda ahora la expansión casi mundial de la COVID-19. Un grupo de furibundos funcionarios floridanos, encabezados por el alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez, clamaron este jueves reciente porque el Gobierno de EE.UU. suspenda totalmente los vuelos hacia y desde Cuba.

No les basta con la draconiana medida, puesta en vigor el pasado martes, de prohibir todos los vuelos charter desde territorio estadounidense a los aeropuertos internacionales cubanos, excepción hecha con el "José Martí" de La Habana. Antes, habían hecho algo similar con los vuelos comerciales que estaban volando a diferentes provincias cubanas desde el año 2016.

El "terrible" argumento esta vez es que Cuba no es "transparente" informando sobre la presencia de la enfermedad en el país y constituye un peligro para la salud de la Florida y Estados Unidos en general ¿De verdad?

A estas horas, en Cuba se han reportado 4 casos positivos a la enfermedad sin ninguna vida perdida; mientras tanto, en el vecino del Norte ya son más de 1500 los casos reportados y se cuentan en unos 40 los fallecidos.

Las ciudades floridanas de Broward,Miami, Miami Beach, Doral, Pembrooke Pines y Coral Gables han anunciado estado de emergencia.

El trasfondo es el infinito deseo de esa mafia, que tiene secuestrada a Miami y a la poítica de Estados Unidos hacia Cuba, de armar bulla con el tema hasta tensar la cuerda y que se suspendan los vuelos. De seguro, intentarán después convertir una medida temporal, si se tomara, en un cierre definitivo.

Lo irónico de esta historia es que la prensa floridana informaba horas después de la diatriba anticubana de Giménez, que este había tenido que someterse a cuarentena por haber estado en contacto con un enfermo. También debieron retirarse 15 días de la vida pública el alcalde de la ciudad de Miami Fredy Suárez y el senador por Florida Rick Scott.

Los susodichos estuvieron recientemente en un encuentro con la delegación brasileña encabezada por el presidente Jair Bolsonaro, que estaba de visita en Florida invitada por Donald Trump y cumplimentó otras actividades en ese estado.

El Secretario de Prensa del mandatario brasileño, Fabio Wajngarten, presente en esos encuentros, fue reportado hace muy poco como positivo a la prueba de COVID-19.

Hasta el momento, en los primeros exámenes, se ha detectado que el alcalde de la ciudad de Miami, Fredy Suárez, también dio positivo a la nueva enfermedad.

Ni Giménez, ni ninguno de los otros funcionarios, han solicitado hasta este minuto el cierre de la comunicación aérea con Brasil. El país sudamericano ha reportado más de 70 casos confirmados de COVID-19 y más de 900 sospechosos.

Como diría la difunta Rita: ¡Qué gente caballero, pero qué gente!

 

 

Opinión
Omar Rafael García Lazo - Al Mayadeen - Tomado de Resumen Latinoamericano - Foto: Yaimi Ravelo.- La isla termina el año 2022 con una situación más que alentadora. La ofensiva de Estados Unidos encaminada a derrotar la Revo...
Oleg Yasinsky* - Insurgente
Carlos Magariño Rojas - El Común.- Los cubanos ejercieron su derecho al voto en las elecciones de delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular, un proceso electoral que ratifica que Cuba mantiene su estabilidad pol&...
Lo último
Historias distintas
Cimarronas.- Son disímiles las historias que pueden conmovernos, que llegan y nos cautivan. Historias de amor, de fuerza, de valentía, de humanismo, de sororidad, de lucha... historias de desafíos....
Ver / Leer más
La Columna
Recetas fracasadas
Por Arthur González - Quienes conocen bien la historia y la lucha desesperada por buscar dinero a toda costa, al hacer de la política anticubana una jugosa profesión, saben que las recetas empleadas llevan 63 años de fraca...
Ambición indigna
Gerardo Moyá Noguera*.- El mundo en general se está escorando hacía la derecha, pero resulta que sí se escora, pero hacía la extrema derecha. No así Cuba, ni Venezuela, Bolivia y unos pocos países que ...
La Revista