Padre Luis Barrios - El Diario NY.- Ustedes se han graduado no sólo como doctores/as en medicina, sino también, como humanistas. Ustedes han aprendido lo que significa hacer la solidaridad internacionalista y a entender la realidad de la práctica de la medicina preventiva y curativa en un contexto socio-político. Esto hace realidad las célebres palabras de José Martí: Patria es humanidad.

Éste fue el mensaje captado en la tercera graduación de la Escuela Latino Americana de Medicina (ELAM) en la Habana, Cuba este pasado 24 de julio. Más de 1.200 estudiantes, procedentes de unos 20 países, vieron su sueño hacerse realidad. Estos/as estudiantes – ahora doctoras/es en medicina- en su mayoría hijos/as de campesinas/os, obreros/as, desempleados/as, los/as excluidos, etc. O sea, los/as hijos/as de los/as condenados/as de la tierra a quienes nuestro sistema capitalista corporativo les robó la esperanza.


Estos/as jóvenes son sólo una representación de aquellos/as a quienes sistemas de gobiernos para la clase dominante les despojó de sus derechos humanos y civiles. Sin embargo, fueron bendecidos/as por la revolución socialista cubana y sin tener que pagar un solo centavo de matrícula, libros, comida o vivienda, retornan ahora a sus países para revalidar y continuar la especialidad médica.  Esto demuestra una vez más – a pesar de los berrinches de Washington y las pataletas del Pentágono- que esta revolución cubana es irreversible, por lo tanto es cada más revolucionaria.

Y como las bolas son redondas y vienen en cajas cuadradas, del país más rico del mundo – entiéndase Estados Unidos- se graduaron en esta ocasión ocho estudiantes, incluyendo una del condado de la salsa: el Bronx. Estos/as ocho jóvenes, pobres, negros/as, Latinos/as viajaron de muy lejos con el solo propósito de beneficiarse del internacionalismo solidario.

Este internacionalismo solidario cubano, el cual se  manifiesta con un amor subversivo y una moral radical, nos fue enseñado con acciones por el médico guerrillero, Ernesto Che Guevara. Es por eso que decimos, sin temor a equivocarnos, que en esta graduación de ELAM: El Che sigue cabalgando por los caminos del ALBA y sus ideas de un nuevo ser humano y las obras de Fidel de un mundo mejor, siguen estando presentes. O sea, que el proyecto del socialismo democrático sigue por un lado demostrando el fracaso de nuestro capitalismo corporativo y por otro lado, nos deja ver que hay esperanza para seguir construyendo el paraíso aquí en la tierra.

Un punto importantísimo en la formación médica de estos/as jóvenes lo es el que no fueron entrenadas/os para comercializar con la medicina. A diferencia de lo que hacemos en las escuelas de medicinas en Estados Unidos, aprendieron que la medicina social tiene como meta principal el salvar vidas y que es inmoral, deshonesto y profano el utilizar esta carrera para producir o acumular dinero.

En otras palabras, estos/as jóvenes tienen claro que la salud es un derecho no un privilegio. Esto por supuesto, tal y como la revolución cubana, les hace más espirituales y les acerca más a Dios. Todo esto a pesar de Cuba ser un país pobre y tener que enfrentarse a 49 años de bloqueo. Aquí es que esta revolución cubana, como estos jóvenes graduados/as, con acciones hacen realidad lo que el compañero y hermano Jesús nos dijo: bienaventurados/as quienes construyen la paz, porque ellas/os serán llamados/as pueblo de Dios.  O sea, Cuba no exporta soldados por el mundo para matar, ni mucho menos invade o coloniza países como lo hace el gobierno de Estados Unidos. Este pueblo cubano con su revolución del amor envía médicos y maestros/as por todo el mundo como  misioneros/as a salvar vidas, o sea, a sanar, salvar y proteger la imagen de Dios. 

De aquí el que constantemente me pregunte; ¿cómo una persona religiosa como Bush tiene tanta maldad y crueldad para la imagen de Dios y como una persona no religiosa como Fidel tiene tanto respeto y amor por esa imagen de Dios? Ya lo dice la Biblia, por sus frutos le conocerán. 

Es por todo esto y más que no me canso de decir que en las sociedades de clases, como la nuestra en Estados Unidos, la expresión del amor subversivo y radical es parte del proyecto conspirador de nuestra Diosa. Con este proyecto conspirador construiremos el paraíso terrenal con un socialismo democrático. ¡Viva la revolución cubana y que Dios les bendiga!

P. Luis Barrios

Iglesia San Romero de las Américas

26 de julio de 2007

Habana, Cuba 

Solidaridad
Alcalde de Newark, Ras Baraka. Foto: Democracy Now....
PUERTO PRÍNCIPE (Sputnik) — Las autoridades cubanas confirmaron que se mantienen en contacto con los familiares de la doctora secuestrada en Martissant, capital de Haití, en momentos en que el país caribeño se hunde ...
Bertha Mojena Milian - PCC.- La ocasión fue propicia para entregar al PCC, el Escudo de AL FATAH, en agradecimiento al apoyo y la solidaridad inquebrantable del Partido, el gobierno y el pueblo cubano a la causa palestina....
Lo último
La Columna
La Revista