The Black Alliance for Peace.- El hecho de que Estados Unidos no respete la soberanía de las naciones de la región y su decisión de excluir estados de la Cumbre lo descalifica para ser un anfitrión creíble. Foto: Our Peace Center.


Original en inglés: The Black Alliance for Peace Calls on Latin American and Caribbean Nations to Boycott the Summit of the Americas

El 12 de mayo de 2022, la decisión arbitraria del gobierno de los Estados Unidos de excluir a Nicaragua, Cuba y Venezuela de la participación en la Cumbre regional de las Américas -prevista para realizarse en Los Ángeles del 6 al 10 de junio- representa otro ejemplo de la arrogancia imperial y el engaño.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció recientemente que boicotearía la Cumbre a menos que se invite a todos los países de la región. Algunos estados miembros de CARICOM y la Organización de Estados del Caribe Oriental, incluidos Antigua y Barbuda y San Vicente y las Granadinas, también están considerando no asistir a la Cumbre. Gaston Browne, primer ministro de Antigua y Barbuda, afirmó que su país “no cree en la política de marginación de Cuba y Venezuela”.

La Alianza Negra por la Paz (BAP), sin embargo, cree que incluso si EE. UU. revierte su decisión e invita a todos los países de la región, las políticas agresivas, ilegales y opresivas de EE. UU. hacia la región exigen que estos gobiernos tomen una posición y rechacen la invitación a asistir a la Cumbre.

La Cumbre de las Américas, que se realiza cada tres años, promueve “el crecimiento económico y la prosperidad en las Américas sobre la base de valores democráticos compartidos”. Sin embargo, esta hipocresía retórica es evidente con la subversión de la administración Biden-Harris en Haití y las sanciones y ataques a Nicaragua, Venezuela y Cuba. “Desde el apoyo a la autocracia en Haití, el embargo contra Cuba y las muertes en Venezuela como resultado de las sanciones de EE. UU., EE. UU. continúa demostrando que no tiene consideración ni respeto por los pueblos y naciones de nuestra región y que no se le debe dar el honor de ser anfitriones de esta cumbre”, afirma Jemima Pierre, co-coordinadora del equipo de Haití/Américas de BAP.

BAP entiende que las motivaciones y los intereses para expandir la hegemonía de EE. UU. en lo que EE. UU. ve como su “patio trasero” están ligados a una reafirmación de la racista Doctrina Monroe. La democracia y los derechos humanos no son más que apoyos ideológicos, ya que EE. UU. utiliza fuerzas como OAS, CORE Group y SOUTHCOM para garantizar los intereses de su oligarquía capitalista. Nuestro llamado es, “EE.UU. fuera de las Américas”, y nuestro objetivo es trabajar para el establecimiento de la región como una “Zona de Paz”.

“Mientras EE. UU. opere como una hegemonía en lugar de un socio en nuestra región, los pueblos y naciones de América Latina y el Caribe deben considerar a EE. UU. como un enemigo de la soberanía nacional y los derechos humanos centrados en los pueblos. Por lo tanto, es un absurdo y una renuncia a la dignidad permitir que EE. UU. no solo sea el anfitrión de esta cumbre, sino que determine quién puede asistir”, dijo Erica Caines, co-coordinadora del Equipo de Haití/Américas de BAP.

BAP está comprometida con una “América” democrática e independiente libre de militarismo y subversión. Hacia eso, creemos que rechazar la política divisiva e irrespetuosa de los EE. UU. es un imperativo moral y político.

Solidaridad
Cubainformación.- La Asamblea de la plataforma catalana de solidaridad Defensem Cuba ha convocado, para el 11 de junio lunes, una concentración de denuncia del bloqueo contra Cuba y en defensa de la Revolución. Será a las ...
Cubainformación.- Con el título "Las mujeres denuncian el bloqueo genocida contra Cuba", el próximo día 2 de julio y por medio de de las plataforma YouTube y Facebook se realizará una charla debate, para a...
teleSUR - Foto: ONU.- La exministra de Relaciones Exteriores, Patricia Rodas, destaca el apoyo del gobierno del expresidente Manuel Zelaya a la Revolución Cubana, en aras de la integración regional....
Lo último
La Columna
La Revista