Procesamiento de croquetas de pescado, en la planta Estrella Roja, una de las unidades visitadas por el Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria (GEIA), Camagüey. Foto: Rodolfo Blanco Cué.


Randy Alonso Falcón, Angélica Arce Montero, Darío A. Extremera Peregrín

Cubadebate / Mesa Redonda

Los antecedentes, misión y retos del Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria para satisfacer las necesidades del pueblo cubano fueron dados a conocer este miércoles en el programa radiotelevisivo Mesa Redonda.

Para ello comparecieron en vivo en el espacio Emerio González Lorenzo, presidente del Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria;Yanet Lomba Estupiñán, directora técnica de la Empresa Cubana de Molinería; Dariel Lamadrid Martín, presidente de Alimcor S.A; Idelmi González Reyes, vicepresidenta de OSDE Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria.

***

¿Qué es el Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria?

Emerio González Lorenzo, presidente del Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria, comenzó su intervención en la Mesa Redonda explicando las condiciones por las que pasa en estos momentos la OSDE.

“Tiene un gran afectación por el férreo boqueo de los Estados Unidos contra Cuba, que provoca limitaciones financieras. Además, este año estamos siendo objeto de una fiscalización por la Asamblea Nacional. Es una oportunidad para explicarle a los diputados, como representan al pueblo, los problemas que tenemos y lo que hacemos. Y que ellos nos transmitan experiencias positivas de otros organismos donde han trabajado”.

Agregó que en el Grupo, como en el resto del país, se hizo el proceso para corregir situaciones y reimpulsar la economía. “Lo llevamos a cabo a nivel de cada consejo de dirección y colectivo de trabajadores del sistema empresarial, conscientes de que, lo que hacemos hoy, no está bien del todo y tenemos mucho que perfeccionar, especialmente en cuanto a la calidad”.

Recordó que se analizó el discurso del primer secretario del Partido y presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez por el 65 aniversario del triunfo de la Revolución. “Nos dio fortaleza para con transparencia, claridad y mayor compromiso cumplir las misiones que tenemos, con el fin de satisfacer las necesidades de nuestro pueblo”.

Detalló que inicialmente el Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria, conocido como GEIA, tenía 94 empresas. Luego, en 2021 se multiplicó en tres grupos. El primero de ellos es el Empresarial de la Industria Agroalimentaria, que abarca entidades cárnicas, lácteas, de conserva y café. “Su materia prima fundamental es la agricultura”, recalcó.

Según González Lorenzo también fue creado el Grupo Empresarial de la Industria Pesquera, que atiende toda la pesca de plataforma y la acuicultura (incluida la producción del camarón). El tercer grupo correspondió al Empresarial de la Industria Alimentaria, llamado OSDE Alimentaria.

Este último atiende 10 cadenas productivas, la industria de bebidas, cervecería, confitera, molinería, la única planta procesadora de soya del país, en Santiago de Cuba, empresas de servicios y de Seguridad y Protección, y las corporaciones Coralsa y Cuba Ron, atendidas directamente por el Ministerio de la Industria Alimentaria.

El directivo precisó que en Coralsa hoy están Bucanero, Los Portales, la nueva fabrica de confituras de Caibarién…, mientras que Cuba Ron produce rones y está a cargo de la Empresa de Pan y Dulce, dedicada a las producciones locales como el pan de la canasta familiar normada.

Nuestro Grupo empezó con 24 entidades. A partir de una mejor vinculación con los municipios y estructuras productivas y el aprovechamiento de las posibilidades de las medidas para el fortalecimiento de la empresa estatal socialista, hicimos una reestructuración y ahora tenemos 25 empresas”, puntualizó.

González Lorenzo añadió que fue creada una sociedad mercantil, para fomentar negocios con la inversión extranjera y como salida de los temas financieros. “También tenemos siete empresas filiares y dos mipymes estatales”.

El actual Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria está integrado por más 20 000 trabajadores. “Hay una fortaleza, tenemos el 44 % cubierto por jóvenes, comprometidos con la industria y su proceso de capacitación. Y, además, hay experiencia. El tiempo de trabajadores promedio en nuestro colectivo es 20 años, o sea, nutren al resto de las experiencias vividas”.

De acuerdo con el presidente de la OSDE, las nuevas adquisiciones del Grupo son las empresas de bebidas de Las Tunas y Guantánamo, estructuras productivas subordinadas a otras dos entidades de Camagüey y Santiago de Cuba.

Resaltó dos producciones que contribuyen directamente a la canasta familiar normada. “La producción de harina de trigo, con la industria molinera, que interviene en la fabricación, recepción y distribución de aceite, y un programa de dietas médicas, muy sensible para la población, con productos como las pastas integrales, sin gluten, y las galletas proteicas”.

Sobre las pastas informó que han estado afectadas este trimestre, pero “debe recuperarse con la entrada de la harina de trigo y el aceite este mes de abril. Igualmente, estamos distribuyendo el aceite de marzo. Está pronosticado el resto de los arribos para seguir la distribución en los próximos meses. Así mismo, envasamos casi el 70 % del aceite que se vende en las cadenas de tiendas”.

El Grupo, además, produce bebidas, refrescos, confiterías, las que han presentado inestabilidad por el aseguramiento de materias primas. La OSDE, no está diseñada para ingresar divisas, sino que más del 90 % de sus producciones van a la canasta familiar normada, el consumo social y el Ministerio de Comercio Interior (Mincin).

“Para dejar claro la voluntad del Gobierno cubano, el país tiene que destinar más de 500 000 000 de dólares entre la harina, el trigo, el aceite y la soya, además de 42 000 000 que da para la compra de insumos como envases, químicos y materias primas”.

Explicó que igualmente cuentan con exportaciones y programas de desarrollo para el financiamiento propio. “Es una de las prioridades. El año pasado exportamos 7 000 000 de rones en dólares y destinamos 2.5 000 000 a la compra de químicos como ácido cítrico y bicarbonato, para la producción de refresco”.

Respecto a la situación con el pan de la canasta básica reconoció que, al igual que la harina de trigo, ha estado afectado, “pero este mes arribarán tres barcos de harina de trigo al puerto de La Habana y estamos trabajando con los molinos de Cienfuegos”.

Aseguró que este lunes se estabilizó la producción de pan y “esperamos que continúe así. El pan de la canasta básica, lleva 20 000 toneladas de harina, lo que representa 13 000 de dólares mensuales. Esa cantidad no se llega a importar por nuestras fábricas. La que traemos hoy, oscila entre 650 -750 y un contenedor entre 900 y 1200 dólares”, indicó.

Con relación al mantenimiento a la industria molinera dijo que demanda 6 000 000 de dólares y el año pasado solo se dieron para ese fin 200 000. “Y así se mantiene trabajando, con condiciones técnicas complicadas, pero con el esfuerzo de los trabajadores garantizamos que los molinos trabajen”.

Por último, destacó el esfuerzo de los trabajadores de las industrias molineras, de bebida y cervecería. “Son los protagonistas de todo”.

Estado actual de la Empresa Cubana de Molinería

Yanet Lomba Estupiñán, directora técnica de la Empresa Cubana de Molinería, comenzó su intervención en la Mesa Redonda detallando que hoy en Cuba existen seis líneas de molinación, dos en La Habana, dos en Cienfuegos y dos en Santiago de Cuba.

“Existe una mixta, la Industria Molinera S.A, en La Habana, cuyas producciones tributan al balance nacional”, declaró.

Lomba Estupiñán explicó que la Cubana de Molinería trabaja 24 horas, incluso días feriados y de forma ininterrumpida. “Solo se realizan paradas cortas de ocho horas en la semana en alguna de las líneas para efectuar mantenimiento”.

Precisó que la capacidad actual de producción es de alrededor de 1000 toneladas (t) de harina. “Aunque el deterioro tecnológico de nuestras líneas no permite llegar a esa capacidad instalada. Solo podemos alcanzar alrededor de 700 t. La tecnología que tenemos instalada es fundamentalmente de países europeos, con más de 20 años de explotación. Es una industria que demanda sobre los 6 000 000 de moneda extranjera para su mantenimiento”.

Al respecto comentó que en los últimos cinco años solo se ha podido acceder al 23 % de ese financiamiento.

“Hemos tenido que encadenarnos y buscar soluciones con la industria nacional”, señaló Lombá Estupiñán.

“Para nosotros es importante sacarle al grano el mayor rendimiento posible, para molinar y dar la harina con la calidad que realmente lleva para la elaboración del pan y los demás productos que se hacen”, destacó.

La directora técnica de la Empresa Cubana de Molinería comentó que han estado trabajando en un programa de desarrollo para la industria.

“Sabemos que existe una situación financiera latente, pero no hemos renunciado a la modernización de nuestras instalaciones. Tenemos identificados suministradores que han visitado nuestras líneas”, aseguró.

Lombá Estupiñán informó que la UEB Cereales Santiago de Cuba, que debe abastecer la región oriental, está paralizada en estos momentos y solo continúa trabajando en el país el molino de Cienfuegos.

“Es muy engorroso el traslado de la harina desde La Habana hasta el oriente. Para nosotros es fundamental que el molino de Santiago de Cuba trabaje y lo haga de la forma más eficiente posible”, subrayó.

“Tenemos proyectos a la mano —dijo—, y queremos comenzar en las dos líneas del oriente del país para trabajar en todo el desarrollo de la industria”.

Destacó que un proyecto de abastecimiento de trigo con un proveedor extranjero ha permitido la estabilidad del molino en Cienfuegos y permitirá mejoras tecnológicas.

“Hemos aprovechado este impasse en la molienda para trabajar en función de mantener los equipos con los que hoy contamos en la industria”, aseveró.

El presidente del Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria, Emerio González Lorenzo, comentó que “el barco de trigo entra por La Habana. Descarga allí y sale para Santiago de Cuba. Y el otro barco debe ir a Cienfuegos”.

González Lorenzo aseguró que deben terminar el mes, empezar el que viene, “con todos los molinos trabajando”.

De acuerdo con el presidente de la OSDE, desde marzo del año pasado “los trabajadores de los molinos, de los puertos, los camioneros, los panaderos en las provincias, no descansan”.

Destacó que están participando en el transporte de la harina carros de Cuba Ron, de La Estancia, IMSA, de todo el sistema del Minal.

“Además de los carros del Mitrans. Camiones que normalmente iban de Granma a Santiago a buscar la harina, están yendo de Granma a La Habana, con problemas de gomas, roturas técnicas, el combustible, y eso también incide en la calidad del pan”, afirmó González Lorenzo.

La vicepresidenta del Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria, Idelmi González Reyes, señaló que, ante el déficit de materia prima, las empresas de ese sistema han tenido que ampliar o modificar su objeto social incursionando en nuevas producciones o prestación de nuevos servicios, aplicando de esta manera el perfeccionamiento de la empresa estatal socialista.

Según González Reyes, una de las ramas más afectadas por el déficit de materia prima fue la cervecería.

“Estas entidades, ante el déficit de materia prima, han tenido que incursionar en estas nuevas producciones. Ejemplo de estos productos son el vino base, vinos espumosos, salsa condimentada, refresco, la producción de rones, aliñado, entre otras. No solamente las cervecerías se han sumado a la aplicación de esta medida. El resto de las empresas de nuestras entidades también las están aplicando”, explicó.

Destacó que se ha utilizado materias primas, como cartón para separadores de botellas, el plástico para la producción de tapas con rosca y tapones para los pomos, que después utilizan en sus procesos productivos, y el vidrio para la creación de juegos de vasos.

“También brindamos servicios. Destacan los de alquiler de transportación (genera grandes ingresos a nuestras entidades), el fregado de medios de transporte y la utilización del taller de maquinado. Estamos hablando de sostenibilidad de nuestra industria ante un déficit de materias primas”, informó.

Las entidades del grupo también se han incorporado a las producciones agrícolas mediante autoconsumos y encadenamientos con diferentes CPA: “Brindamos nuestra fuerza laboral para el trabajo en esas tierras y se le paga a ese obrero como trabajador agrícola”.

También tienen empresas dedicadas a la cría porcina y la ovina.

“Otra de las actividades que ha permitido suplir el déficit de la materia prima son los encadenamientos, principalmente con las formas de gestión no estatal, dejando claro que nuestras entidades ponen el personal, la maquinaria y el know how”, puntualizó la vicepresidenta del Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria.

Han incursionado, dijo, en las bebidas saborizadas, rones, pastas largas y cortas.

Reconoció que “aún es insuficiente, porque no logramos satisfacer las necesidades crecientes de la población, pero tenemos que decir que también existe todavía miedo al cambio y a las transformaciones, y esto, a la vez, es una distorsión”.

El presidente de Alimcor SA, Dariel Lamadrid Martín, refirió que es una sociedad mercantil creada de capital ciento por ciento cubano, con el propósito de obtener inversión extranjera

“Podemos hacer asociaciones económicas internacionales tanto en Cuba como en el extranjero, vinculadas a la actividad de la industria alimentaria”, especificó Lamadrid Martín.

El propósito, destacó, es atraer inversionistas extranjeros para que puedan financiar inversiones que recapitalicen la industria nacional.

“En la cartera de negocios tenemos aprobadas varias actividades que estamos trabajando aceleradamente. Hemos creado grupos negociadores que pueden ir identificando los estudios de oportunidades y los de prefactibilidad para, una vez llegado ese inversionista, tener adelantado el trabajo”, dijo el presidente de Alimcor SA.

“Tenemos identificados algunos socios extranjeros. Tenemos dos proyectos que van bastante avanzados, específicamente en la chocolatería”, informó.

Según Lamadrid Martín, también están trabajando en un proyecto de cervecería para recuperar la Tínima, en Camagüey.

“Tenemos dos referentes, las corporaciones Coralsa y Cuba Ron. Hemos trabajado con ellos y tomamos experiencia”, afirmó.

El presidente de Alimcor SA anunció que el grupo empresarial trabaja la modalidad de contrato de asociación económica internacional y “fue aprobado un contrato en la Empresa de Bebidas y Refrescos Ciego de Ávila para la producción de ginebra con una empresa extranjera”.

Cuba
Canal Caribe Alterno.- El director técnico de la Unión Eléctrica de Cuba, Lázaro Guerra Hernández, ofrece una actualización del sistema eléctrico nacional al periodista Bernardo Espinosa....
trabajadores.cu.- El Ministerio de Energía y Minas de Cuba alertó acerca del incremento de la demanda eléctrica en el territorio nacional, que hasta hoy supera la cifra estimada para 2024....
trabajadores.cu.- No obstante  las circunstancias actuales que afectan la economía los trabajadores de la Empresa Municipal Agropecuaria de Santo Domingo han decidido lograr el autoabastecimiento alimentario del territorio....
Lo último
La Columna
Lista de países terroristas
Por Lorenzo Gonzalo*/Foto Virgilio Ponce -Martianos-Hermes-Cubainformación-Radio Miami.- Recientemente nos enteramos de que Los Estados Unidos elimina a Cuba de la lista de países que no cooperan plenamente contra el terrorismo. Aunque ...
La Revista