Buenos Aires, 30 may (Prensa Latina) El embajador de Cuba en Argentina, Pedro Pablo Prada, rindió hoy tributo a la integrante de la organización Madres de Plaza de Mayo–Línea Fundadora Nora Cortiñas, quien falleció tras permanecer varios días en terapia intensiva.

Fotos: X @pedropprada

A través de su perfil en la red social X, el diplomático calificó a Cortiñas de incansable luchadora por los derechos humanos y defensora de todas las causas justas y de Cuba.

Expresamos toda nuestra solidaridad a su familia, allegados y al pueblo argentino. ¡Hasta la Victoria, siempre!, añadió.

Norita se unió a las Madres después del secuestro de su hijo Gustavo, ocurrido el 15 de abril de 1977, durante la última dictadura cívico-militar en Argentina (1976-1983), y desde entonces no cesó en la búsqueda de la verdad y la justicia.

Según comunicó su familia, el 17 de este mes fue intervenida quirúrgicamente por una hernia, pero patologías preexistentes agravaron su situación y su deceso se produjo esta jornada.

Tras conocerse su muerte, expresidentes, legisladores y organizaciones políticas, sindicales y sociales argentinas expresaron su pesar y resaltaron su ejemplo.

En octubre pasado, Prada entregó a Cortiñas la distinción 23 de agosto, otorgada por la Federación de Mujeres Cubanas a integrantes de esa organización con una trayectoria destacada y a extranjeras que enaltecen y son ejemplo del accionar revolucionario en otros frentes.

Apodada la madre roja, es una luchadora comprometida con la defensa de los derechos humanos en este país, América Latina y el mundo. Forma parte de las mujeres que denuncian desde hace décadas la desaparición de alrededor de 30 mil personas y realizó estudios sobre lo ocurrido durante el régimen militar y sus consecuencias, afirmó el embajador.

Asimismo, reconoció su participación en las acciones para buscar la igualdad de género y legalizar el aborto.

Viajó por todos los continentes llevando la verdad y la denuncia de los crímenes de lesa humanidad cometidos por la dictadura para que Nunca Más se repitan. Acompaña la lucha de los pueblos y las causas justas, señaló el diplomático.

Siempre sintió un especial cariño hacia Cuba y tuvo la oportunidad de reunirse con el Comandante Fidel Castro (1926-2016) y soñar con él un mundo mejor, indicó.

 

Nuestro homenaje a Norita Cortiñas, rebeldemente tierna a la hora de luchar

Por Carlos Aznárez / Resumen Latinoamericano.

La noticia tan temida finalmente llegó. Se nos fue Norita Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, pero por sobre todo Madraza de todos y todas los que seguimos creyendo en la Revolución y el Socialismo. Se marcha un jueves, no por casualidad, sino como símbolo de esos tantísimos jueves que la vieron rondando la Pirámide de Mayo. Claro que diremos una y mil veces que ella no ha muerto, sino que ha sido sembrada en la tierra de esa Plaza que la tuvo como protagonista desde hace más de cuatro décadas, siempre peleando por los 30 mil, pero también por las y los que desaparecieron y fueron asesinados en estas democracias contaminadas.

A partir de hoy, ni dudarlo, estaremos un poco más solos y solas, justamente en un tiempo donde los peores males parecen abatirse sobre Argentina con la llegada de una ultraderecha devastadora.

En estos tiempos difíciles de guerra bacteriológica imperial, de uniformados disciplinadores en las calles del mundo, de comprobación de lo que ya sabíamos, que el capitalismo es muerte y no tiene escrúpulos para seguir matando, se hace imprescindible hacer un homenaje necesario y que nos ponga a todas y todos en sintonía con lo que significa un símbolo de lucha fundamental que aprendimos a querer y seguiremos invocando en días duros pero también en las pequeñas victorias.

Norita. Madre de Plaza de Mayo con mayúsculas, a partir de aquel momento aciago de abril del 77 en que la patota militar secuestraba y hacía desaparecer a tu adorado hijo Gustavo, y vos, como una tigra que defiende a sus cachorros, saliste a buscarlo removiendo cielo y tierra, hasta que el 30 de abril de ese mismo año comenzaste a marchar en la Plaza y no te detuviste jamás.

Diminuta y poblada de ternura, te fuiste convirtiendo, a punta de dar ejemplo -como pedía nuestro admirado Che- en una batalladora constante, con el pañuelo blanco, inmaculado, como estandarte frente a los opresores.

Jamás le regalaste esa herramienta tan importante como es la autonomía, a aquellos que con cantos de sirena intentaron cooptar tu trayectoria y la de tantas luchadoras. Si hay algo que te destacó a lo largo de los años, es que no sucumbiste nunca ante los cantos de sirena de gobiernos, partidos ni testaferros de la politiquería. Ninguno de estos estamentos, pudo con tu discurso digno, comprometido, consecuente.

No faltaste ni un jueves a la Plaza que las hizo mundialmente admiradas y cuando algunas creyeron que ya no eran tiempos de resistir, redoblaste tus esfuerzos para denunciar los atropellos a los más necesitados, sin dejar de reconocer a la vez, porque no te encerraste nunca en un discurso dogmático, lo que a tu entender eran avances o victorias parciales dentro del campo de los derechos humanos con respecto a los años de la dictadura. Pero te plantaste, coherente, para recordar que también se violan eso derechos cuando crecen los crímenes del «gatillo fácil» o de la desnutrición o mortalidad infantil en provincias donde los gobernadores siguen actuando como señores feudales.

De la misma manera, estuviste siempre al pie del cañón cada vez que había un conflicto social, un desalojo o una ocupación de una fábrica que había sido abandonada por sus patrones y era recuperada por sus trabajadores, no dudaste ni un instante en ponerte del lado de los pueblos originarios, constantemente perseguidos. Así abrazaste a los mapuche o te plantaste desde la primera hora acompañando a los hermanos Qom y Wichi a los que no solo se despoja de sus tierras sino que se los mata por desnutrición.

Tu fuerza arrolladora, querida Norita no se demostró sólo dentro de nuestras fronteras. Recorriste el mundo denunciando primero a la dictadura asesina, pero también en apoyo hacia los que pelean o los que sufren la represión de sus respectivos gobiernos. Así llegaste, junto con Pérez Esquivel a Haití, cuando nadie quería hablar de ese país tan machacado por el imperialismo y sus seguidores. También marchaste con las mujeres de la resistencia hondureña, dejando claro que la voz del pueblo es la única que debe ser escuchada a la hora de embestir a la dictadura y su actual variante continuista.

Tuvimos la suerte de compartir con vos una de tus visitas militantes a Chiapas, en apoyo a los zapatistas del EZLN y comprobar, una vez más, cuanto y cómo te quieren los de «más abajo y a la izquierda». No dejaste tampoco de apoyar la causa del pueblo palestino, la de los independentistas vascos y catalanes o de reclamar para que el Imperio y la OTAN no siguiera masacrando a las poblaciones de Iraq, Afganistán, Libia o el pueblo kurdo.

Algo más para destacar y que te define como lo que sos, una militante de la rebeldía y la humildad : jamás pusiste inconvenientes a la hora de contestar positivamente a quienes te invitaban aquí o en el exterior para que te hicieras presente. Ni hablar de viajar en primera como alguna vez te sugirieron o de alojarte en hoteles lujosos. Siempre preferiste la casa de los compañeros, para charlar «en familia» y sobre todo, para sentar ejemplo, de que a las Madres como vos, no las seduce ni el lujo, ni el consumo y mucho menos las invitaciones ostentosas.

Cuántas veces te hemos admirado, Nora Cortiñas, porque sacando fuerzas de tu propio cansancio, recorrías distancias enormes para ir de una reunión a otra, de una marcha a un acto, porque en todos esos sitios era fundamental que marcaras con tu presencia, el apoyo como Madre de Plaza de Mayo a causas justas que por lo general son ninguneadas por los medios o embestidas por la represión. Tampoco olvidamos tu empeño militante en pelear en la calle por hacer justicia ante el asesinato de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel.

Qué decir, también, de tu continua concurrencia durante tantos años a las cárceles, visitando a las y los compañeros presos por luchar. Son muchos y muchas las que recibieron tu esperada visita y que te abrazaron con ese cariño que sólo pueden demostrar los miles de hijos luchadores que te han ido creciendo a lo largo de tu hermosa vida.

En ese derrotero, advertiste mucho antes que sucediera que había que prepararse para luchar contra el fascismo que se avecinaba con Milei y sus secuaces. Y cada jueves en la Plaza de ese diciembre caluroso volviste a repetir que debíamos hacer todo lo posible para que no destruyan todo lo conquistado con lucha. Ya en silla de ruedas, te acercaste como siempre, a cada una de las movilizaciones que sucedieron. contra esta dictadura institucional, desde el 20 de diciembre en adelante.

Quien te quita lo bailado, querida Norita, con tus 94 en la mochila guerrera y ese puño levantado con el pañuelo verde feminista o con el kufiyeh palestino hablando contra el sionismo frente a la embajada de los genocidas, peleando por el agua, por la tierra, por la vida contra la muerte que se disfraza de mil maneras en estos tiempos.

Honor y Gloria a vos, compañera Nora Cortiñas, por ser generosamente solidaria, valientemente antiautoritaria y rebeldemente anticapitalista, antiimperialista y antipatriarcal. Con tu ejemplo, ratificaste diariamente que sólo aquellas y aquellos que luchan toda la vida son los y las imprescindibles.

Hasta la Victoria Siempre, Norita.

 

 

América Latina
Venezuela News.- La extrema derecha venezolana ha desplegado un plan para hacerle creer al mundo que ellos son los ganadores de las elecciones del 28J para así justificar acciones de violencia....
Venezuela News.- El comunicador Pedro Carvajalino realizó una entrevista exclusiva para Venezuela News con el exjefe paramilitar colombiano Salvatore Mancuso, en la que conversaron sobre la trama de la oposición venezolana para recibir ...
Lo último
Isabel Rubio, razones para la libertad
Marilys Suárez Moreno - Revista Mujeres.- Dicen que fue una mujer de armas tomar y su historia de vida no deja dudas sobre la también llamada Capitana de Vuelta Abajo. Ferviente seguidora de los planes insurreccionales de José Ma...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista