Javier Sotomayor en la competencia de salto alto del Mundial de Budapest, Hungría, el 4 de marzo de 1989. Foto: Gray Mortimore/ Getty Images.


Raúl Menchaca

Cubadebate

El cubano Javier Sotomayor, multirecordista mundial de salto alto, celebra este lunes los 35 años de haber alcanzado la marca bajo techo de 2.43 metros, una de las cotas más antiguas vigentes en el atletismo.

Sotomayor, considerado como el gran referente del atletismo cubano, logró el récord mundial de 2.43 metros en pista cubierta el 4 de marzo de 1989, en el Mundial de Budapest, Hungría.

Con ese salto, además, se convirtió en el primer latinoamericano en alcanzar una medalla de oro en ese tipo de prueba, dominada de manera casi sistemática por europeos y estadounidenses.

Cuatro años más tarde, el 27 de julio de 1993, el cubano consiguió también el récord mundial al aire libre, todavía vigente, al saltar 2.45 metros en Salamanca, España.

“Todos los récords, por muy difíciles que sean, están para batirse”, dijo el exsaltador, de 56 años, a la publicación digital Olympics hace unos meses.

Los récords del cubano no se ven amenazados ni siquiera por los dos mejores saltadores de la actualidad, el italiano Gianmarco Tamberi y el catarí Mutaz Essa Barshim, quienes protagonizaron una extraña final en la Olimpiada de Tokio.

Los dos saltadores, que son grandes amigos, llegaron a la final igualados con 2.37 metros y decidieron no ir al desempate para subir juntos a lo más alto del podio.

No obstante, el cubano no se aventuró a dar a uno u otro como favorito para implantar un nuevo récord mundial, aunque los consideró como los dos saltadores “más estables en estos últimos 10 años”.

El llamado Príncipe de las Alturas está muy contento con el desempeño de su hijo Jaxier Sotomayor, quien este domingo logró una nueva marca personal al sobrepasar la varilla a 2.01 metros en el Campeonato de Madrid Absoluto de Clubes.

No obstante, Sotomayor Jr, de 16 años y residente en España, está muy lejos de lo alcanzado por su padre, quien con esa edad implantó la marca mundial juvenil, aún vigente, de 2.33 metros.

“Todavía le falta mucho. Creo que puede evolucionar mucho más porque tiene mucho talento”, evaluó el orgulloso padre, quien reconoció que al hijo “le falta un poco de técnica”.

Sotomayor aseguró que en casa es más padre que entrenador, aunque cuando están juntos en las pistas, es “más entrenador que padre”.

Ganador de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 y de la plata en Sidney 2000, y poseedor de seis títulos mundiales, además de cinco plusmarcas del orbe, Sotomayor se retiró del deporte activo en 2001.

Terminada su carrera deportiva, concluyó sus estudios en la Universidad de La Habana como licenciado en Cultura Física, grado que le ha permitido entrenar a los atletas cubanos.

Además, ha ostentado los cargos de presidente de la Subcomisión de Atención a los Atletas y el de miembro del Comité de la Federación Cubana de Atletismo.

En 2007 ingresó al Salón de la Fama de la Confederación Centroamericana y del Caribe de Atletismo, y en 2011 fue reconocido con el premio Deporte inspiración para la juventud por parte del Comité Olímpico Internacional.

En 1993 fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias en la categoría de deportes.

(Tomado de Xinhua)

Cuba
París, 15 abr (Prensa Latina) Cuba preinscribió hoy a 138 atletas de 18 deportes para los Juegos Olímpicos de París-2024, cumpliendo así una de las exigencias de cara a la cita bajo los cinco aros que comenzar&aacut...
Cubavisión Internacional.- Espacio de análisis y actualización de lo sucedido en el deporte cubano durante la semana más reciente....
Lo último
La Columna
La Revista