Francisco Rodríguez - Blog "Paquito el de Cuba".- Tal y como pronosticamos hace ya tres años, el mismo día de su asunción como Presidente, Miguel Díaz-Canel Bermúdez se convirtió este 8 de octubre en el primer jefe de Estado de Cuba que en toda la historia de la nación escucha y habla directamente con un grupo de activistas LGBTI.


El encuentro tuvo lugar como parte de las reuniones que el mandatario sostiene desde hace meses con muy diversos grupos de la sociedad civil, lo cual constituye otro elemento sobresaliente, pues no parte de una singularización o excepcionalidad con las personas de orientación sexual e identidad de género no heteronormativas, sino que constituye un reconocimiento de nuestra inclusión como actores —y actrices— de la política cubana.

Respondió además al pedido expreso de activistas trans y lesbianas que participaron en una cita similar reciente con integrantes de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), constatación práctica de la importancia que tiene la integración activa y visible de las personas LGBTI en todo el entramado de organizaciones sociales del país.

En acto de justicia histórica, la convocatoria la hizo el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), institución científica estatal que bajo el liderazgo de su directora, la diputada Mariela Castro Espín, encabeza desde hace ya casi dos décadas ese empeño por el respeto a los derechos de las personas LGBTI, al asumir la atención, formación y respaldo de distintas redes sociales comunitarias de activistas y profesionales que defienden la diversidad sexual.

Dicho todo esto, hay que resaltar la libertad y empatía con que transcurrió el intercambio entre ambas partes, donde prácticamente no quedó un problema sin abordar, de los tantos que todavía tenemos las personas LGBTI en nuestro país.

Las múltiples vulnerabilidades que dificultan nuestra vida, con énfasis en las personas trans y lesbianas; las carencias jurídicas aún existentes para garantizar los derechos y principios de no discriminación que incluye la Constitución de 2019; las insatisfacciones y quejas por los procederes incorrectos de determinados organismos y decisores; las trabas y limitaciones funcionales que dificultan nuestro activismo, estuvieron entre las principales inquietudes.

Hubo además una valoración sopesada y realista de los avances que implica la nueva Carta Magna, el anteproyecto ya en discusión del Código de las Familias y las resistencias previsibles para su aprobación, así como el estado de otras políticas públicas donde no es posible admitir dilaciones ni retrocesos, como la Educación Integral de la Sexualidad.

El papel del trabajo comunitario como vehículo para una labor educativa, cultural y a través del arte que contribuya a desmontar los prejuicios y rezagos patriarcales; el enfrentamiento a la violencia en todas sus manifestaciones; el valor de la diferencia siempre que no implique desigualdades sociales generadoras de injusticia; así como la importancia de movilizar emociones, combinarlas con el resultado de las ciencias sociales, y emplear para ello la influencia correcta de los medios de comunicación, fueron otras sugerencias que hicieron activistas de las cinco redes sociales presentes.

No pasaron por alto tampoco algunas interpretaciones excluyentes que todavía afectan a quienes vivimos con VIH/sida, las situaciones que viven las personas LGBTI privadas de libertad, o el acceso a la reproducción asistida para parejas seropositivas o serodiscordantes, ni la mayor gravedad que pueden alcanzar las vulneraciones de derecho por orientación sexual e identidad de género fuera de La Habana, y su impacto en las migraciones internas.

El Presidente Díaz-Canel escuchó activamente, preguntó para esclarecerse y tomó muchas notas. No prometió soluciones mágicas, pero sí reiteró su ya conocido precepto de cada día “arrancarle un pedacito a los grandes problemas”.

Defendió con firmeza el principio esencial de que una sola persona que sufra discriminación tiene que ser motivo de preocupación y ocupación, así como de que el socialismo debe garantizar la mayor justicia social posible, para lo cual es preciso identificar todas las vulneraciones y brechas existentes.

Rememoró su acercamiento a los temas de la diversidad sexual desde su época de dirigente juvenil, a partir de las enseñanzas de Vilma Espín desde la FMC. Reconoció también el impulso que el General de Ejército Raúl Castro dio al tema durante la redacción del nuevo texto constitucional.

No obstante, admitió que existen muchas expectativas y deudas por saldar, y que los desafíos todavía son muchos más que lo ya logrado.

“Este ha sido un encuentro tan aportador como los otros. Nos ofrece motivaciones y argumentos para profundizar en estos problemas. Seguiremos viéndonos”, nos dijo como despedida.

La Columna
Francisco Rodríguez - Blog "Paquito el de Cuba".- Tal y como pronosticamos hace ya tres años, el mismo día de su asunción como Presidente, Miguel Díaz-Canel Bermúdez se convirtió este 8 de oc...
Francisco Rodríguez - Blog "Paquito el de Cuba".- Sería por allá por el 2012 o quizás un poco antes que conocí a Eduard Fisa, Edu para nuestra familia. Cuando el joven catalán nos propuso hacer un d...
Francisco Rodríguez - Blog "Paquito el de Cuba".- Una auténtica novela de amor, con romances e incertidumbres, obstáculos y esperanzas, late detrás de noticia que hace unos meses atrás nos sorprendiera en ...
Lo último
La Columna
Fidel, protagonista intemporal
Ese pueblo al que despreciaban, ese pueblo de analfabetos, hizo una revolución tan profunda como no la había hecho todavía nunca antes ningún pueblo de América. ¡Y la hizo frente al imperialismo yanqui, que es...
Una clara advertencia
Cristóbal León Campos - Cubainformación.- La advertencia es muy clara, Europa enfrenta una cuarta ola de Covid-19 y algunos analistas pronostican en breve el inicio de un embate más, el llamado “viejo continente&rdqu...
La Revista