La cineasta andaluza afincada en Barcelona Ana Hurtado denunció el acoso que sufre, por parte de elementos de la extrema derecha de origen cubano, el Consulado de Cuba en Barcelona, en una carta enviada al consejero de Interior de la Generalitat. En la red Twitter expresaba: "Es increíble lo que se está viviendo en Barcelona. Ya les he hecho llegar este escrito de manera oficial @joanignasielena y @gencat pero veo indispensable hacerlo público. Es grave que no se cumplan los acuerdos internacionales y que nadie haga nada. Pueden darme una respuesta?"


Denuncian acoso a Consulado de Cuba en Barcelona

Barcelona, España, 4 nov (Prensa Latina) La cineasta española Ana Hurtado denunció hoy el acoso que sufre el Consulado de Cuba en Barcelona, en una carta enviada al consejero de Interior de la Generalitat.

En la misiva, a la cual tuvo acceso Prensa Latina por gentiliza de la realizadora del documental Herencia, acerca de las raíces cubanas, detalló que desde hace siete meses la misión diplomática “está teniendo diariamente congregaciones de manifestantes delante de su sede”.

“Unas reuniones que no obedecen al hecho de la libre manifestación que recoge la Constitución Española en su artículo 21. Sin embargo y en contraposición del citado artículo, estas congregaciones poco han tenido de pacíficas y han ido más allá de la tranquilidad y la concordia”, sentenció.

En el texto dirigido a Joan Ignasi Elena García, consejero de Interior de la Generalitat de Catalunya, aseguró que durante ese período se expresan contra la instalación consular amenazas de muerte, mensajes de odio, insultos, humillaciones, afrentas, y todo tipo de ofensas hacia los funcionarios y diplomáticos de Cuba.

“Estos hechos, que son de conocimiento público, ignoran que estos funcionarios desarrollan una vida, que tienen un domicilio, familias con hijos menores que han sido dejadas en una situación de vulnerabilidad”, puntualizó.

Andaluza, pero afincada en Barcelona desde hace 10 años, Ana Hurtado lanzó varias interrogantes a las autoridades de Cataluña.

¿Basta la salvaguarda de estos diplomáticos con un coche policial por unas horas diarias frente al edificio (la mayoría de las veces cuando el Consulado General está cerrado)? ¿Ofrecen las autoridades catalanas el mismo trato y protección al resto de los consulados acreditados en Barcelona, por ejemplo, de Estados Unidos, Marruecos o Colombia?

La joven cineasta y especialista en audiovisuales exigió en su carta que se ponga fin a estas provocaciones y se cumplan los acuerdos de las convenciones internacionales y la normativa legal nacional, “ante el pudor como ciudadana por el trato que están recibiendo estos funcionarios”.

En una anterior entrevista con Prensa Latina, Ana Hurtado recordó que fue a Cuba en 2017 con la idea de filmar lo que sería una muestra bucólica de la realidad de la isla caribeña, pero cambió de parecer ante ‘la fuerza de la afrodescendencia, las raíces y la cubanía’.

‘Una que tiene formación de reportera, da miedo detectar cuánta manipulación hay alrededor de Cuba y cómo el mismo modelo que ensayó Estados Unidos contra Venezuela intentando su caída, lo repite ahora con la Isla’, reflexionó.

También, se expresó ‘ciento por ciento’ crítica absoluta del cerco financiero, comercial y económico contra Cuba.

 

Carta original enviada

Barcelona, Miércoles 3 de Noviembre de 2021

A la atención de Joan Ignasi Elena García, consejero de Interior de la Generalitat de Catalunya.

Desde el pasado 1 de abril del presente año el Consulado General de Cuba en Barcelona, situado en Passeig de Gracia nº 34, está teniendo diariamente congregaciones de manifestantes delante de su sede. Unas reuniones que no obedecen al hecho de la libre manifestación que recoge la Constitución Española en su artículo 21. Sin embargo y en contraposición del citado artículo, estas congregaciones poco han tenido de pacíficas y han ido más allá de la tranquilidad y la concordia.

Se acumulan 7 meses diariamente frente a una sede diplomática consular de amenazas de muerte, mensajes de odio, insultos, humillaciones, afrentas, y todo tipo de ofensas hacia los funcionarios consulares y diplomáticos de Cuba, viéndose los mismos desprotegidos de realizar sus funciones en el estado receptor.

Estos hechos que son de conocimiento público, ignoran que estos funcionarios desarrollan una vida, que tienen un domicilio, familias con hijos menores que han sido dejadas en una situación de vulnerabilidad. Constituyen de por si, un asedio permanente a la sede consular y a las propias personas que allí trabajan.

Estos “manifestantes” han lidiado una doble batalla también en el espacio cibernético, subiendo a la red fotografías con direcciones, vídeos, incitaciones al odio y todo tipo de comentarios que no tienen su espacio en este escrito, sin tener una respuesta contundente de las autoridades catalanas.

¿Basta la salvaguarda de estos diplomáticos con un coche policial por unas horas diarias frente al edificio (la mayoría de las veces cuando el Consulado General está cerrado)? ¿Ofrecen las autoridades catalanas el mismo trato y protección al resto de los consulados acreditados en Barcelona., por ejemplo el de Estados Unidos, Marruecos o Colombia?

Permítanme recalcar que es un hecho muy grave el acoso psicológico (por calificarlo) que se está viviendo, desde hace 7 meses, en la puerta del Consulado General de Cuba en Barcelona y sobre el que cae un velo de silencio y nadie toma responsabilidad.

Según la Convención de Viena Sobre Relaciones Consulares y su artículo 28, “El Estado receptor concederá todas las facilidades para el ejercicio de las funciones de la oficina consular”.

Reza el artículo 31 del mismo tratado en su tercer punto, “… el Estado receptor tendrá la obligación de adoptar todas las medidas apropiadas para proteger los locales consulares … contra toda intrusión o daño y para evitar que se perturbe la tranquilidad de la oficina consular o se atente contra su dignidad”.

Continúa su artículo 40, “El Estado receptor deberá tratar a los funcionarios consulares con la debida deferencia y adoptará todas las medidas adecuadas para evitar cualquier atentado contra su persona, su libertad o su dignidad”.

De acuerdo a lo anterior, me siento en la obligación, como ciudadana europea y española, de observar esta realidad de la ciudad de Barcelona en la que resido; de denunciar públicamente lo que considero un hecho de tal magnitud de gravedad, que vulnera los derechos fundamentales de personas cuya dignidad e integridad viene siendo mermada desde hace más de 7 meses a la fecha de hoy. Por lo que le pido y le exijo, que se ponga fin a tal acaecimiento y se cumplan los acuerdos de las convenciones internacionales y la normativa legal nacional, ante el pudor como ciudadana por el trato que están recibiendo estos funcionarios.

Atentamente,

Ana Hurtado

Documentalista independiente

Contra Cuba
Hector Bernardo - Diario en Contexto (diariocontexto.com.ar) - Tomado de CAPAC.- Según los datos de la propia agencia norteamericana, en solo un año, en plena pandemia y mientras Washington profundizaba las medidas del bloqueo ilegal co...
Cubainformación - Video: Marea TV.- Este lunes diez de enero, el europarlamentario Manu Pineda, miembro de la Delegación para Relaciones con América Latina y de la Comisión de Asuntos Exteriores y Derechos Humanos del Parl...
Lo último
Unidad y unanimidad en Cuba
El ojo que TV.- Unidad, unanimidad... ¿Son la misma cosa? ¿Quiénes son parte de la unidad? ¿Hay fracturas? ¿Cuáles? ¿Qué pasa cuando mi proyecto individual no es compatible con el proyecto de pa...
Ver / Leer más
La Columna
¿Golpe Suave en desarrollo en EEUU?
Las memorias de Daniel.- ¿Hay un Golpe Suave en desarrollo en EE.UU.? Importantes analistas y figuras prominentes de la política de ese país piensan que si. Para 2025, la democracia estadounidense podría colapsar, causando...
La Revista