Washington, 11 ene (Prensa Latina) - Video: RT.- Catalogada por organismos internacionales como una vergüenza para Estados Unidos, la cárcel de la base naval de Guantánamo cumple hoy 20 años de apertura en el territorio que Washington ocupa de forma ilegal a Cuba.


Si bien el gobierno norteamericano afirma estar comprometido con el cierre de ese centro penitenciario, no contempla medidas concretas destinadas a clausurar para siempre ese espacio donde permanecen 39 prisioneros, muchos de ellos sin cargos.

La víspera, el portavoz del Pentágono, John Kirby, manifestó en una rueda de prensa que la administración del presidente Joe Biden está decidida a cerrar la prisión y afirmó que están revisando cómo proceder, pero no vaticinó pasos concretos ni plazos estimados.

Partidarios de la clausura de ese sitio, criticado por las torturas y arbitrariedades allí cometidas, se mostraron optimistas cuando asumió el cargo en enero de 2021 el mandatario demócrata, que prometió trabajar en función del cierre de la instalación de castigos, y luego, en julio pasado, liberó a uno de los prisioneros.

Sin embargo, poco más ha hecho con vistas a un posible fin de la tristemente célebre cárcel, a donde llegaron el 11 de enero de 2002 los primeros detenidos por orden del entonces presidente George W. Bush (2001-2009) tras la invasión a Afganistán luego de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Más tarde, el mandatario demócrata Barack Obama (2009-2017) quiso reducir la cantidad de reos y trasladarlos a otros centros de detención en el propio territorio estadounidense, pero el Congreso bloqueó esos esfuerzos con diversos pretextos, y finalmente fueron enviados a otros países.

Mientras el republicano Donald Trump (2017-2021) se mantuvo al frente de la Casa Blanca prácticamente todo permaneció igual, excepto el traslado de un detenido fuera de ese enclave militar.

La organización Witness Against Torture (Testigo contra la tortura) planea realizar hoy un mitin frente a la Casa Blanca para conmemorar el vigésimo aniversario del que, según las denuncias, se mantiene como un centro de castigos excesivos.

Expertos en derechos humanos de Naciones Unidos subrayaron este lunes que de unas 700 personas detenidas ahí en los últimos 20 años, solamente nueve han sido acusadas o condenadas por crímenes y nueve murieron tras las rejas de esa prisión, siete de ellas por suicidio y sin acusaciones formales.

Según la ONU, existe allí una población carcelaria enferma y envejecida que ha sufrido atropellos durante un largo período de tiempo, con falta de asistencia médica adecuada y sin tratamiento de rehabilitación por tortura al que obliga el derecho internacional.

Actualmente, a pesar de las manifestaciones públicas de las autoridades sobre el supuesto interés por cerrar la prisión, el diario The New York Times reveló la semana pasada que el Pentágono construye allí una nueva sala secreta para realizar juicios por crímenes de guerra.

De acuerdo con el medio, el costo de la obra es de cuatro millones de dólares dedicados a edificar un espacio sin galería, para que los periodistas y otros miembros del público no puedan presenciar los procedimientos.

Guantánamo es foco de la indignación internacional y medios de prensa estadounidenses citan a Michael Lehnert, general de división del Cuerpo de Marines ahora retirado, que estuvo a cargo de abrir el centro de detención, quien hace años consideró que retener sin cargos a prisioneros era contrario a los valores e intereses de su país.

 

Expertos de ONU condenan abusos en ilegal base de Guantánamo

Naciones Unidas, 10 ene (Prensa Latina) Un grupo de expertos en derechos humanos de la ONU condenó hoy los abusos cometidos en la cárcel de la Base Naval de Guantánamo, territorio que ocupa de forma ilegal Estados Unidos en Cuba.

Por medio de un comunicado, los relatores independientes del organismo multilateral señalaron que en la prisión ubicada en ese lugar se cometen violaciones implacables y continuas de las garantías fundamentales de los detenidos.

Esto constituye una mancha para el Gobierno de Washington en temas como el estado de derecho, apunta la declaración.

A 20 años de la llegada de los primeros detenidos a la ilegal base estadounidense en Cuba, los relatores rechazaron las detenciones arbitrarias sin juicio y las torturas o malos tratos perpetrados en ese centro.

Estas son prácticas “inaceptables” para cualquier Gobierno, pero particularmente para el estadounidense que se dice protector de los derechos humanos, subrayaron. Del mismo modo, repudiaron la impunidad de la cual gozan los responsables de esos abusos.

La Base Naval de Guantánamo es un símbolo de la falta sistemática de rendición de cuentas y prohibición de la tortura patrocinada por el Estado, señala el comunicado del grupo de expertos en derechos humanos.

Una vez más, los relatores de ONU pidieron a Washington que cierre el centro carcelario, regrese a los detenidos a sus hogares o a terceros países seguros.

Asimismo, solicitaron reparación para quienes hayan sido torturados y detenidos arbitrariamente por sus agentes, y que se obligue a que los responsables de los actos de tortura que rindan cuentas, en línea con las leyes internacionales de derechos humanos.

En 2003, recordaron, la prisión de la Basa Naval de Guantánamo albergaba a 700 reclusos y dos décadas después, aún quedan 39 detenidos de los cuales sólo nueve han sido acusados o condenados por algún delito.

De 2002 a 2021, murieron nueve detenidos bajo custodia, dos por causas naturales y, según los informes, siete se suicidaron. Ninguno de ellos acusado o condenado de delito alguno.

Los expertos en derechos humanos expresaron especial preocupación por la población carcelaria enferma y envejecida que ha sufrido atropellos durante un largo período de tiempo y repudiaron la falta de asistencia médica adecuada, así como la inexistencia de rehabilitación por tortura a las que obliga el derecho internacional. Igualmente, denunciaron los procedimientos previos al juicio que realizan las comisiones militares para eliminar las pruebas de tortura y remarcaron la necesidad de transparencia e imparcialidad en los procesos.

En ese sentido, hicieron énfasis en las fallas del sistema judicial de Estados Unidos para proteger los derechos humanos y defender el estado de derecho que dan lugar a un limbo legal en la Basa Naval de Guantánamo.

Los relatores son parte de lo que se conoce como procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos de la ONU: un grupo de mecanismos independientes de determinación y monitoreo de los hechos.

Estos expertos no son personal de Naciones Unidas y no reciben un salario por su trabajo, además su labor es independiente de cualquier gobierno u organización y prestan servicios a título individual.

Contra Cuba
Canal Caribe / TV Cubana.- Representantes de la sociedad civil cubana condenaron este lunes la exclusión de sus organizaciones y actores sociales de la participación en la IX #CumbreDeLasAméricas, en formato tanto virtual como pr...
Canal Caribe.- Faltan dos semanas para la Cumbre de Las Américas en Los Ángeles, Estados Unidos. Muchas incógnitas pesan sobre la organización de ese evento hemisférico. Un número creciente de líderes ...
Prensa Latina.- Las últimas medidas decididas por el gobierno de Estados Unidos hacia Cuba mantienen inamovibles castigos que forman parte de sus política de bloqueo, subraya hoy la Cancillería....
Lo último
La Columna
La Revista