Norelys Morales Aguilera - Blog "Isla mía" / Cubainformación.- El pasado 14 de julio del 2021 el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, revelaba la amplificación artificial de la etiqueta #SOSCuba con sistemas de alta tecnología y trolls, como parte de una operación comunicacional contra la isla.


Asimismo, denunció la creación de perfiles falsos capaces de enviar miles de réplicas en menos de un minuto de ese hashtag, asociado a la solicitud de una supuesta intervención humanitaria en el país. Según ilustró, una sola cuenta localizada en el exterior puso más de mil mensajes en Twitter, tanto el 10 de julio como el día siguiente, a razón de cinco retuits en un segundo.[1]

Este 15 y 16 de julio 2022 las redes sociales volvieron a ser escenario de una nueva campaña contra Cuba, con el propósito provocar la desestabilización del país y derrocar al gobierno revolucionario de la isla. La campaña no se detiene en el intento. 

Desde esas plataformas digitales se realizan, de manera impune, llamados a la desobediencia civil, mientras se tergiversan noticias e informaciones con el propósito de fracturar la unidad y quebrantar la paz social.

No hay que olvidar que Estados Unidos creó el Grupo de Tarea instruido por el memorando presidencial de seguridad nacional del 16 de junio de 2017. Durante su creación fue dirigido por el subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental y lo integraron otros funcionarios del Departamento de Estado, expertos de la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB), la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), la Administración Nacional de Telecomunicaciones e Información del Departamento de Comercio, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Freedom House (organización no gubernamental con sede en Washington DC) y el Consejo de la Industria de las Tecnologías de la Información (Information Technology Industry Council). Sería iluso no considerar la mano de la CIA y otras entidades de las estructuras de fuerza de los Estados Unidos en las actividades de este Grupo Operativo, ha señalado la experta Olga Rosa González Martín. [2]

González Martín, indicó que actualmente, en las operaciones subversivas contra la Isla, participan desde los altos funcionarios del gobierno de los Estados Unidos (directamente de la Casa Blanca y el congreso), organizaciones contrarrevolucionarias y otras entidades que forman parte de las estructuras gubernamentales u otras contratadas para ejecutar acciones específicas, como se ha hecho históricamente. 

Eso se confirmó este 11 de julio 2022 cuando, siguiendo la lógica de ataque despiadado a Cuba, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, subrayó que EE.UU. "seguirá ayudando al pueblo cubano" en su "lucha por la democracia", y seguirá buscando la "rendición de cuentas" de los funcionarios cubanos por "los abusos" en materia de derechos humanos.

En un comunicado con motivo del primer aniversario de las protestas en Cuba, Blinken pidió la "inmediata" liberación de los presos políticos de la isla. (Y ¿los presos de EE.UU. qué?)

Este 16 de julio, la Unión de periodistas de Cuba (UPEC) informó que sus especialistas identificaron etiquetas que arengan a los cubanos a la violencia callejera para crear disturbios como los ocurridos el 11 y 12 de julio de 2021 en varias provincias. [3]

El análisis detectó ocho mil 190 usuarios que han generado 27 mil 301 interacciones en los últimos siete días.

Estos internautas conforman seis comunidades nucleadas alrededor de cuentas muy activas con actividad inorgánica en las redes, ubicadas fundamente en cuatro países, Estados Unidos, Venezuela, México y Colombia, apuntó la fuente.

Sobresalen –agregó- los operadores de Venezuela, México y Colombia, de acuerdo con la ubicación que ellos le dan a Twittter, pero es muy probable que una parte nada despreciable estén realmente en España, donde la etiqueta logró ser Trending Topic.

También la plataforma de comunicación Dominio Cuba denunció recientemente la campaña contra la isla en las aplicaciones de redes sociales, ante la cual las transnacionales mantienen una política de permisibilidad.

Algunas herramientas de análisis de Twitter ubican en Cuba la nueva fantasía digital de la ultraderecha que arenga a los cubanos a la violencia callejera, informó el sitio. Pero los usuarios más activos que aparecen tuiteando desde La Habana están fuera de Cuba. Así mantienen el ataque de la campaña comunicacional contra la Isla.

Así fue activado el trolls-center llamando a la violencia en Cuba, liderado por usuarios que están físicamente fuera de la nación cubana. 

Así serán también nuevamente derrotados por la realidad, dura, pero inequívoca de Cuba.

Notas

[1] https://misiones.cubaminrex.cu/es/articulo/revelan-operacion-comunicacional-para-alentar-intervencion-en-cuba

[2] https://www.cubaperiodistas.cu/index.php/2022/07/el-uso-del-poder-informacional-de-los-estados-unidos-en-su-conflicto-con-cuba-segunda-parte

[3] https://www.prensa-latina.cu/2022/07/17/redes-sociales-escenario-de-actividad-subversiva-contra-cuba

 

 

La Columna es un espacio libre de opinión personal de autoras y autores amigos de Cuba, que no representa necesariamente la línea editorial de Cubainformación.

La Columna
Norelys Morales Aguilera - Blog "Isla mía" / Cubainformación.- Cuba es el único país en el mundo restringido por La Ley de comercio con el enemigo de Estados Unidos (TWEA) de 1917 (US 40 Stat. 411, promulgada el ...
Norelys Morales Aguilera - Blog "Isla mía" / Cubainformación.- Mientras que la administración de Joe Biden por un lado amenaza sistemáticamente al gobierno cubano con nuevas medidas unilaterales, o lo que es lo m...
Norelys Morales Aguilera - Blog "Isla mía" / Cubainformación.- El ataque constante y perverso a Cuba por parte de los instrumentos desarrollados por agencias y entidades de Estados Unidos se ejecuta por operadores nada é...
Lo último
La Columna
No caerá
Gerardo Moyá Noguera*.- El criminal bloqueo existente del imperio/EEUU contra Cuba y demás países democráticamente elegidos por el pueblo, no pararán de luchar jamás. Esta es una lucha, casi interminable. La ...
La Revista