Asesinar 300 palestinos en Gaza fue una decisión sabia. Declaración del asesino Netanyahu.


No os hagáis pasar por lo que no sois, vosotros sois sionazis. ¿Qué clase de gente, hombres y mujeres, se apunta, os apuntáis, en una lista para ir a invadir un país? Se os ve blancos, blancas, negros, negras, de diferentes colores y diferentes regiones, hablando otros tantos idiomas y sus diferentes acentos, para aprender hebreo por “inmersión”, por dedicación exclusiva en un tiempo record, una vez que ponéis los pies en el país invadido, con el fin de que vuestro servicio sea del gusto de vuestro amo el sionazi financiero, que hasta os paga hace figurar su cara y, por si fuese poco, ha financiado la casa en la que discutís y elaboráis vuestras leyes racistas, además de poner su nombre a la calle principal de Tel Aviv.

Lo último que ha salido a la luz, y los medios de propaganda de vuestro amo lo callan, es que se ha detenido en Canadá a los mafiosos captadores de mercenarios que os contrataban, os reclutaban, para llevaros a Palestina a formar parte del ejército invasor, la empresa de reclutamiento se hace llamar SAR – Canadá, para salvarse de los cargos penales que les caen quieren alegar que el reclutamiento es para que vuestro servicio sea un voluntariado civil. Sin embargo se ve que os dan botas militares, uniforme, casco con ese pedazo de tela que algunos lleváis en el casco, un chaleco antibalas, rodilleras, cartucheras con bombas de mano, ametralladora y fusil ametrallador, esposas, porras, …, todo el equipo militar. Después se os ve circulando en caravana de vehículos blindados, invadís pueblos, campos de refugiados, barrios, secuestráis a niños y adultos en medios de la oscuridad de la noche, asesináis a quien encontráis a vuestro paso, expulsáis a familias de su casa, se la demoléis, arrojáis a cuanta gente podéis más allá de una alambrada, de vuestro muro ilegal, de los límites de un pueblo o una ciudad y prohibís su vuelta al hogar que le robáis.

Curiosamente la ley, llamada Ley de Alistamiento Extranjero, con la que se ha detenido en Canadá a vuestros reclutadores, es una que el gobierno canadiense de 1937 sacó para perseguir a las gentes solidarias con la causa republicana en el estado español, la causa en la que se situaban los defensores de la democracia popular y contra el fascismo del asesino Franco, ley que después se guardó para perderse. Dicha ley ha sido reclamada por el rabino David Mivasair y Reaz Nazzal, dos defensores de los derechos del pueblo palestino. No es la primera vez que denuncian semejante acto, llevan años, pero los jueces han querido ignorar lo que la empresa de mercenarios hacía, y ahora algo ha cambiado, delegaron en la policía para quitarse del medio. Uno de los abogados que acompañan a Mivasair y a Nazzal ha declarado: Si el tribunal finalmente determina la culpabilidad, eso podría enviar un mensaje de denuncia y disuasión a quienes supuestamente están involucrados en el reclutamiento de voluntarios para ayudar a los ejércitos extranjeros”. Los abogados, Philpot y Martínez, que SAR -Canadá actuó como intermediario para reclutar o inducir a personas a que se ofrecieran como voluntarios en un papel no combatiente con el ejército israelí”, según los abogados Philpot y Martínez.

La organización mercenaria venía ofreciendo como información a quienes se acercaban a sus oficinas que ya había reclutado a más de 160.000 individuos. Los mercenarios de Sar- Canadá residen en bases militares israelíes, usan uniformes proporcionados por el ejército israelí, siguen sus códigos de conducta, siguen instrucciones y actúan en beneficio del ejército israelí, explicó Martínez.

La documentación sobre el caso deja claro que SAR – Canadá hace el reclutamiento mercenario desde 2006. Hasta el Jerusalem Post declara que el montaje SAR es financiado por el ministerio del ejército sionazi con el apoyo de régimen canadiense. A esto se añade que en 2019 el consulado sionazi en Toronto se lucía en público declarando que un representante del ejército neocolonial entrevistaba a quienes se ofrecían como mercenarios.

De las últimas denuncias sobre el caso ante la justicia, hay que destacar la realizada por 170 activistas, artistas, intelectuales y dirigentes religiosos.

No os hagáis pasar por lo que no sois, vosotros sois sionazis.

 

 

Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días; Palestina. Crónicas de vida y Resistencia; Dietario de Crisis; Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero; y, Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios. Presidente de AMANE. Miembro de la Asociación Europea de Apoyo a los Detenidos Palestinos. Miembro del Frente Antiimperialista Internacionalista e integrante de la Red de Artistas, Intelectuales y Comunicadores Solidarios con Nicaragua y el FSLN.

 

 

La Columna es un espacio libre de opinión personal de autoras y autores amigos de Cuba, que no representa necesariamente la línea editorial de Cubainformación.

La Columna
“La industria del Holocausto brotó después de la apabullante exhibición del predominio militar de Israel y floreció en una época de extremo triunfalismo israelí” Del libro titulado “La indus...
  Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días; Palestina. Crónicas de vida y Resistencia; Dietario de Crisis; Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero; Siete Novelas de la Memor...
El ataque primero de los colonizadores sionistas, terroristas de una forma u otra, es en el camino del mismo objetivo de hoy en su agresión a Palestina: expulsar al Pueblo Palestino y apropiarse del país. Obsérvese que desde la e...
Lo último
La Columna
La Revista