El 28 de febrero 2023, el Departamento de Estado publicó su informe sobre el Terrorismo, donde mantiene a Cuba como “Estado patrocinador del terrorismo”, mentira que les posibilita incrementar las acciones de guerra económica para ahogar al país que no acepta arrodillarse a sus pies.


Ese es el precio que el pueblo cubano debe pagar por apoyar el sistema socialista y por esa razón, la política imperial aprieta más la soga al cuello de los ciudadanos, con el marcado objetivo de lograr el desencanto y el desaliento, a partir del agotamiento que causan las penurias de esa criminal política.

Biden se deja presionar por la mafia de Miami y de aquellos miembros del Congreso que son de origen cubano, quienes lo amenazan con restarle apoyo en las próximas elecciones y no aprobarle ninguna ley o designación que debe hacer, entre ellas el nombramiento de embajadores, o darles curso a investigaciones sobre las relaciones comerciales de su hijo en Ucrania, algo que pudo haber impedido su elección como presidente de Estados Unidos.

En enero de este año 2023, la llamada Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC) en Miami y otras organizaciones similares que viven hace 64 años del negocio de ser oponentes a la Revolución cubana, se reunieron para rechazar la posibilidad de excluir a Cuba de esa espuria lista, la cual no tiene basamento legal alguno.

El llamado coordinador de la ARC, Orlando Gutiérrez Boronat, personaje vinculado estrechamente a acciones terroristas contra Cuba, planteó en una conferencia de prensa: “sería lamentable que la Administración del presidente Joe Biden, tome la decisión de retirar a Cuba del listado de países patrocinadores del terrorismo que elabora el Departamento de Estado”.

Mantener a Cuba en esa lista, le permitió al régimen de Estados Unidos aplicar más de 850 acciones, con el fin de impedir las transacciones financieras cubanas con bancos extranjeros, lo que sitúa a la Isla en una situación agobiante, al no poder saldar sus deudas ni recibir pagos por sus exportaciones, al frenar todas las transacciones bancarias debido a la persecución de las mismas y las amenazas de sanciones a quienes incumplan las medidas impuestas por Washington.

Recordemos que en mayo del 2014 la Administración de Barack Obama sancionó al banco francés BNP Paribas, con 10.000 millones de dólares por haber violado durante cuatro años el llamado embargo estadounidense contra Cuba. Dicho banco tuvo que negociar con el gobierno yanqui que aceptó rebajarla a 8.000 millones de dólares, una de las mayores multas impuestas a un banco, todo para atemorizar a los demás y evitar los negocios con la Isla.

Por ese motivo, el Union Bank of Switzerland (UBS) y Credit Suisse, los dos mayores bancos de Suiza, cesaron todas las transacciones con Cuba, entre muchos más.

Durante el gobierno del presidente Obama, la persecución a los bancos que operaban con Cuba fue atroz y acumuló multas por un monto superior a los 14 mil millones de dólares.

Esas acciones extraterritoriales demuestran que no es un “embargo” bilateral a Cuba, como quieren disfrazar su guerra económica, comercial y financiera, sino la persecución total a terceros por sus negocios con La Habana.

Por eso, numerosos bancos extranjeros suspendieron sus operaciones, incluso las transferencias para la compra de alimentos, medicamentos y otros insumos destinados al pueblo, algo que afamados economistas que se pasan el tiempo dándole recetas a Cuba de cómo manejar su economía, no toman en consideración.

Otro aspecto que afecta gravemente las finanzas cubanas, es la vigencia de la restricción del uso del dólar estadunidense en las transacciones comerciales y financieras, incluida la negativa de que cubanos residentes en el exterior por motivos de trabajo, puedan abrir una cuenta bancaria en el país donde se encuentren.

Pero nada es eterno y más temprano que tarde esa criminal inclusión de Cuba en la lista negra terminará, como sucede hoy con el inventado “Síndrome de La Habana”, a partir de un plan de la CIA para justificar el rompimiento de relaciones diplomáticas con la Isla, operación propuesta por el entonces director Mike Pompeo.

Después de tanto alboroto armado para acusar al gobierno revolucionario de ejecutar inventados ataques acústicos, que casualmente solo “enfermaron” a oficiales de la CIA en la misión diplomática en La Habana y a los de la inteligencia de Canadá, ahora al cabo de 6 años y después de pagar una suma considerable de dólares a los oficiales que tuvieron que simular síntomas no  demostrables, el Consejo Nacional de Inteligencia de Estados Unidos, acaba presentar un informe donde asegura de muy poco probable que el denominado “Síndrome” haya sido el resultado de una campaña liderada por un adversario extranjero.

Los yanquis son expertos en manipulación mediática y con la misma rapidez que crearon el “síndrome”, lo desaparecen y dan por terminado el asunto.

Así pasó con las supuestas armas de extermino masivo que dijeron tenía Sadam Husein en Irak, al final ese tema fue solo el pretexto para invadir el país, sin el visto bueno del Consejo de Seguridad de la ONU.

Esos son los paladines de los derechos humanos y las libertades, que, cual magos de un circo, desaparecen pañuelos y los convierten en conejos, para sacarlos de un sombrero ante un público asombrado.

No se equivocó José Martí cuando afirmó:

¡Los árboles se han de poner en fila para que no pase el gigante de las siete leguas!

 

 

La Columna es un espacio libre de opinión personal de autoras y autores amigos de Cuba, que no representa necesariamente la línea editorial de Cubainformación.

La Columna
Artur González / Heraldo Cubano.- El pasado 9 de junio del 2024 la embajada de Estados Unidos en La Habana que, en vez de trabajar por el mejoramiento de las relaciones entre los dos países, persiste en ser un centro de subversió...
Artur González / Heraldo Cubano.- Es tal el odio de la mafia terrorista anticubana asentada en Miami desde 1959, cuando asesinos, torturadores y seguidores del dictador Fulgencio Batista, corrieron a refugiarse allí para evitar la justi...
Artur González / Heraldo Cubano.- Desde el mismo momento en que el juez de New York, anunció que el expresidente Donald Trump fue hallado culpable de los de 34 delitos graves por los que fue juzgado, entre ellos: la manipulación ...
Lo último
La Columna
Alejandro, Ana y los colores de Sala Negra
Al ser humano le es propio contar historias, dar una explicación a lo que sucede, quizás por eso la antigüedad del teatro data de dos mil seiscientos años, mucho antes que las misas. La misa es también la representaci...
La Revista