Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- El primer discurso del presidente Joe Biden ante la 76 Asamblea General de la ONU, el 21 de septiembre del 2021, demostró la situación lamentable en que se encuentra su salud mental, al equivocarse en 20 ocasiones según la propia Casa Blanca y mentir, sin el más mínimo asomo de vergüenza, respecto a la posición que asumen los Estados Unidos, como si en el mundo de hoy solo existieran analfabetos políticos y cretinos.

Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- A pesar de los millones de dólares que aprueba Estados Unidos para demonizar a la Revolución cubana, con el propósito de que la gente llegue a creer que en Cuba se violan los derechos humanos, la verdad se impone y sale a flote, a pesar de esa propaganda subversiva.

Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Estados Unidos, frustrado por no haber obtenido resultados el pasado 11 de julio, en sus planes de fomentar en Cuba un movimiento popular anti revolución, cuando prepararon una fuerte maquinaria propagandística por las redes sociales con la aspiración de repetir su experiencia en Ucrania.

Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- La mentira y el engaño es el credo mayor de Estados Unidos y así lo demuestra su historia a lo largo de varios siglos.

El robo de tierras a los aborígenes norteamericanos es prueba de ello, algo que repitieron para adjudicarse parte del territorio de México, de tierras ricas en recursos naturales. La voladura del acorazado Maine en la bahía de la Habana, fue planeada como falso pretexto para ingresar en la guerra que los cubanos tenían casi ganada contra la colonia española, hecho que se suma a una larga lista de mentiras que afirman lo antes expuesto.

Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Triste es no tener amigos, pero más triste debe ser no tener enemigos, porque el que enemigos no tenga es señal que no tiene ni talento que haga sombra, ni carácter que impresione, ni valor temido, ni honra de la que murmuren, ni bienes que se le codicien, ni cosa buena que se le envidie, como dijo el poeta con mucha razón.

Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Los yanquis no aprenden de sus fracasos, porque sus guerras son un negocio económico del que viven muchas compañías y personas, principalmente el complejo militar industrial, la CIA, la Agencia de Seguridad Nacional, políticos que alcanzan puestos en el Congreso y hasta importantes diarios de Estados Unidos que se ven favorecidos con las ganancias, pero el verdadero perdedor es el pueblo que sufraga, con sus impuestos, los gastos multimillonarios.

Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- ¿Hasta cuándo tendremos que escuchar tanta doble moral en ese mundo “democrático”, que se autoproclama “defensor” de los derechos humanos?