Artur González / Heraldo Cubano.- Estados Unidos no aprende de sus fracasos, por el contrario, mantiene su línea de trabajo contra Cuba, con el añejo sueño de destruir a la Revolución cubana desde adentro, y por eso Kerri Hannan, Subsecretaria Adjunta de Diplomacia Pública, Política, Planificación y Coordinación de la Oficina de Asuntos del hemisferio occidental, efectuó una visita a La Habana del 20 al 23 de febrero del 2024, la que tuvo entre sus objetivos priorizados reunirse con la “sociedad civil” para discutir sobre el apoyo de Estados Unidos a los “derechos humanos”.


Otro de sus intereses fue contactar con empresarios cubanos no estatales, para conocer los retos a los que se enfrentan y reafirmarles “el impulso que promueve el gobierno yanqui” hacia el sector privado en Cuba.

Hay tener total ausencia de vergüenza para venir a Cuba a hablar de derechos humanos en estos momentos, cuando Washington ha vetado en tres oportunidades una resolución para el cese de los bombardeos de Israel contra el pueblo palestino, lo que constituye un genocidio total, al asesinar en solo tres meses cerca de 30 mil personas inocentes, destruir hospitales, escuelas, centros de refugiados, mezquitas e iglesias, sin el menor respeto al derecho a la vida e impedir la entrada de ayuda humanitaria de la ONU, con el marcado fin de exterminarlos y robarse el territorio que aún les queda.

En cuanto a su reunión con familiares de los presos, juzgados y sancionados con el debido proceso, que en julio 2022 cometieron actos delitos como fueron el saqueo a centros comerciales, lanzamientos de piedras a hospitales, agresión a los agentes del orden, el ataque a una estación de la policía, destrucción de autos patrulleros y otros hechos similares estimulados mediante las redes sociales, es una prueba de su injerencia en los asuntos internos de Cuba.

Recordemos que los sucesos del 11 de julio 2022, fueron estimulados a través de las redes sociales, con una escalada mediática contra Cuba por parte de operadores políticos del Departamento de Estado y residentes en la Florida, que desde días antes emplearon los hashtags #SOSCuba, #SOSMatanzas y #PatriaYVida,unido a las transmisiones en vivo a través de Facebook Live, para desencadenar un plan de desestabilización social y propiciar un cambio de sistema.

Según la agencia francesa de noticias, AFP, la etiqueta #SOSCuba del 5 al 8 de julio tuvo 5,000 tuits. El 9 de julio 100,000; el 11 de julio, 1,5 millones; y el 12, dos millones. De Twitter la convocatoria saltó a tres redes de mensajería instantánea WhatsApp, Signal y Telegram, donde reprodujeron las imágenes de los disturbios y desórdenes acontecidos. Del 12 al 19 de julio de 2022 se intensificaron los ciberataques y afectaron la disponibilidad de sitios web gubernamentales y medios de prensa nacionales.

¿A quién quieren engañar?

El periodista e investigador español Julián Macías Tovar, reveló que la primera cuenta que usó el hashtag #SOSCuba en Twitter, se hizo desde España, no de Cuba y publicó unos 1,300 tweets, con una automatización de cinco retuits por segundo (granjas de bots y trolls). Más de 1,500 cuentas de las que participaron en la operación subversiva con el empleo de la etiqueta #SOSCuba, fueron creadas entre el 10 y el 11 de julio 2022, cuentas falsas usando los hashtag, robots y falsas informaciones difundidas sin pudor y sin límites.

Fueron técnicas del llamado poder blando, destinadas a generar un cambio de sistema político en Cuba, según intereses del gobierno yanqui y la CIA.

¿Olvidó la Subsecretaria Adjunta del Departamento de Estado, que su propio Departamento anunció el 13 de junio del 2013, algunas propuestas de proyectos para promover la “democracia y los derechos humanos” en Cuba y uno de ellos con el uso de herramientas digitales “para ser utilizadas de forma selectiva y segura por la población civil cubana, junto con otra iniciativa para el fomento de igualdad y defensa de las redes sociales de los cubanos de raza negra”?

¿Desconoce que el 23 de enero del 2018 el Departamento de Estado creó el Grupo Operativo de Internet para la subversión en Cuba?

Ese grupo lo integran representantes de su gobierno y organizaciones “no gubernamentales” como la USAID, Freedom House, la NSA y el Buró de transmisiones hacia Cuba, responsable de Radio y TV Martí.

Hipocresía elevada fue el encuentro que dicha funcionaria sostuvo con los empresarios privados, porque el principal reto que sufren los cubanos es la guerra económica, comercial y financiera impuesta por Estados Unidos contra la Revolución, desde que el presidente Eisenhower le aplicó a Cuba, en octubre de 1960, la Ley de Comercio con el Enemigo.

A esa le siguieron la Ley de Cooperación Internacional en 1961; el llamado Embargo en 1962; las Regulaciones al Control de los Activos Cubanos en 1963; la Ley para la Democracia en Cuba (Ley Torricelli) en 1992; la Ley para la Libertad y la Solidaridad Democrática Cubanas (Ley Helms-Burton) en 1996; la Ley de Sanciones Comerciales e Incremento del Comercio de 2000; la inclusión de Cuba en la lista de países que patrocinan el terrorismo y las 243 sanciones aplicadas por el presidente Donald Trump, pero ninguna ha podido doblegar la resistencia y unidad del pueblo.

Antes de inmiscuirse en los asuntos internos cubanos, la subsecretaria Kerri Hannan, debería preocuparse por los presos sin juicio que permanecen en su base naval en Guantánamo; los miles de internos que tiene su país, incluso menores de edad, cumpliendo condenas de cadena perpetua en cárceles de adultos y los sancionados injustamente que después de muchos años han demostrado su inocencia; de los asesinatos múltiples en escuelas por personas que acceden sin control a armas de fuego y el consumo masivo de drogas en centros estudiantiles que anualmente deja cientos de muertos.

¿Por qué no se preocupa por las comunidades marginadas que tiene su país, como los inmigrantes latinos; la discriminación racial que prevalece en su sociedad; el mejoramiento de los derechos para el acceso pleno a la salud; el derecho de las mujeres al aborto por causas justificables; un mejor sistema de empleo donde las mujeres sean tratadas igual que los hombres y reciban similar salario?

A darle lecciones de principios universales de dignidad e igualdad a su pueblo, porque en Cuba desde 1959 todos los ciudadanos alcanzaron dignidad e igualdad, respaldado por múltiples leyes e incluso la Constitución. 

Sería conveniente que se estudie el nuevo Código de las familias, aprobado en referendo popular, para conocer qué es dignidad e igualdad plena.

Si Estados Unidos desea realmente ayudar al pueblo cubano, que elimine las leyes que conforman la guerra económica, comercial y financiera, y saque a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo, impuestas con la intención de matar por hambre y enfermedades, fomentar el desencanto y el desaliento, con el propósito de que el pueblo se lance a las calles a protestar y culpe de sus penurias al sistema socialista.

Estados Unidos es quien impide que el sector privado cubano pueda abrir cuentas en sus bancos y comerciar con créditos, como se hace en todo el mundo y para cortar su desarrollo, fabrica campañas de que esos empresarios responden al gobierno cubano, ante el fracaso de quererlos convertir en una fuerza opositora, demostrado durante la visita realizada a Miami el pasado año.

No parece casual que su presencia en La Habana coincida con el lanzamiento hecho por la Embajada yanqui, en la red social X, de la tercera edición de la Academia para Mujeres Emprendedoras (AWE), a partir del 17 de marzo 2024, donde ofrecerán gratuitamente herramientas y conocimientos empresariales, las redes de contactos y el acceso a diferentes recursos, para contribuir al desarrollo en sus negocios. Según la convocatoria, el programa AWE apoya la Estrategia Nacional de Estados Unidos sobre Equidad e Igualdad de Género, pero a las cubanas les niegan las visas y el acceso a programas digitales, solo por vivir en un país sometido al “Embargo” y estar en la lista de “patrocinadores del terrorismo”.

Por eso José Martí afirmó:

“Los árboles se han de poner en fila para que no pase el gigante de las siete leguas”.

 

 

La Columna es un espacio libre de opinión personal de autoras y autores amigos de Cuba, que no representa necesariamente la línea editorial de Cubainformación

La Columna
Artur González / Heraldo Cubano.- El asalto a la sede diplomática de México en Ecuador, el 5 de abril del 2024, para detener al ex vicepresidente Jorge Glas, quien estaba en calidad de asilado en esa misión, demostró...
Artur González / Heraldo Cubano.- El 7 de abril del 2024, el terrorista connotado Orlando Gutiérrez Boronat, residente en Miami la capital del Odio, escribió un artículo para el Nuevo Herald, titulado “¿Por qu...
Artur González / Heraldo Cubano.- El gobierno de Estados Unidos mantiene el engaño y la mentira respecto a su política contra la Revolución cubana, con la pretensión de que el mundo crea que los problemas econ&oacut...
Lo último
La Columna
ILP
Gerardo Moyá Noguera*.- El pasado día 9 de abril  se presentó en el parlamento en Bruselas la iniciativa  legislativa popular, sí, popular..Han oído y leído bien?  con la única pretensi&...
La Revista