Artur González / Heraldo Cubano.- Aunque parezca increíble y cause risas, los asesores del secretario de Estado, Antony Blinken, han perdido la memoria o, por incapacidad profesional no se tomaron el trabajo de buscar en sus archivos, los antecedentes de las mentiras continuadas de Martha Beatriz Roque Cabello, en su actividad contrarrevolucionaria dentro de Cuba, poniendo en ridículo al jefe de ese Departamento al dejarlo honrar a la susodicha con el  Premio Internacional Mujeres de Coraje, otorgado a quienes han demostrado “coraje, fuerza y liderazgo excepcionales”.


Dejaron a Blinken hacer el ridículo con ese galardón, regalado a quien lleva décadas estafándolos con supuestas actividades contra el Gobierno revolucionario cubano, que han sido mentiras, entre ellas una supuesta protesta frente al ministerio de Justicia, que por vía telefónica informaba de una inexistente represión policial, mientras era filmada por la seguridad cubana y divulgada en el noticiero nacional de la televisión.

La farsa más destacada y que quizás serviría para un guión fílmico, fue la huelga de hambre protagonizada en octubre del 2012, conocida popularmente como “La Huelga del Aguacate”, donde la televisión cubana divulgó imágenes que demostraron el engaño ejecutado por Roque Cabello, pues no había tal huelga, ni su estado de salud era crítico a punto de perder la vida, como le hizo creer a la diplomática del área de Prensa, Cultura y Derechos Humanos de la Sección de Intereses de Estados Unidos, SINA, quien corrió a visitarla en su supuesto lecho de muerte.

La misma puesta en escena le montó a Yoani Sánchez Cordero, diplo-disidente, devenida bloguera gracias al agente CIA Carlos Alberto Montaner, que también acudió a darle el último adiós, de conjunto con representantes de varias agencias de prensa europeas.

Si algún premio pudiera otorgarle el Departamento de Estado, es de la habilidad y maestría demostrada para engañar a varios diplomáticos yanquis, incluido uno de los ex jefes de la Sección de Intereses, SINA, a quien manipuló a su antojo, pruebas que también fueron expuestas en la TV cubana.

Ante la falta de una verdadera oposición política en Cuba, los yanquis sacaron del cajón de los recuerdos a este vetusto personaje, que llevó años viviendo del cuento y cobrando mensualmente altas sumas de dinero.

En Cuba se recuerdan otros conatos de huelgas de hambre en los inicios de los años 2000, protagonizados por ella con otros “opositores”, entre ellos el alcohólico Vladimiro Roca, Félix Bonne y René Gómez Manzano, las cuales se convirtieron en bacanales, donde la comida y las bebidas eran las verdaderas protagonistas de la acción.

Martha fue sancionada a 20 años de prisión, sin embargo, fue puesta en libertad rápidamente. Después viajó a Estados Unidos en varias oportunidades, sin limitación alguna, con el fin de obtener dinero para continuar su teatro de “líder” de la inexistente oposición política, pero con el de cursar de los años, pasó al olvido y se quedó sin las remesas que el Departamento de Estado le otorgaba.

La verdad no se puede ocultar por mucho tiempo, aunque en los informes secretos que redactaba la misión diplomática de Estados Unidos en La Habana, SINA, y remitidos al Departamento de Estado y a la CIA, lo explicaban claramente, sin que lo tomaran en consideración.

Interesante resulta el informe 09 HAVANA 221, ID:202438, de fecha 15 de abril del 2009, que asegura:

[…] La Agenda para la Transición, lanzada promisoriamente hace un año, está a punto de deshacerse. El Diálogo Nacional, de Osvaldo Payá, ha recogido algunos disidentes dispersos, pero no ha hecho acciones importantes en meses…Sin un verdadero milagro entre los líderes de la oposición…no es probable que el movimiento disidente tradicional pueda reemplazar al gobierno cubano”. […] “Vemos poca evidencia de que las organizaciones disidentes principales tengan mucho impacto en los cubanos de a pie”. […] “Una organización de partido político dijo abierta y francamente al jefe de la SINA, que necesitaba recursos para pagar salarios y le presentó un presupuesto con la esperanza de que la SINA lo cubriera” […] Los disidentes son poco conocidos en Cuba fuera del círculo de los diplomáticos extranjeros y la prensa”.

Nada ha cambiado y en una entrevista reciente que le hiciera un diario de Miami a Martha Beatriz, expresó:

“El movimiento opositor al cual yo pertenecí está totalmente desarticulado. Después vino otro grupo integrado por artistas, escultores, pintores… Ese grupo no enfrentó la intensidad del hostigamiento que enfrentó el grupo nuestro. Finalmente, hay un grupo de opositores cuyo paso por la oposición es veloz para salir del país”.

Y para trata de obtener una buena mesada de los yanquis, repitió el mismo estribillo que después del 11 de julio del 2021, fabricó el Grupo Operativo de Internet para la subversión en Cuba del Departamento de Estado: “Estoy muy preocupada por la situación de unos 1,000 presos políticos”.

Se sabe que esa cifra es irreal y manipulada, porque las sanciones no fueron debido a pensamientos políticos, sino por hechos delictivos como el saqueo a centros comerciales, incendiar depósitos de basura, agresión a policías y partidarios de la Revolución, apedreamiento a hospitales y policlínicas, intento de asalto a estaciones de policía y la destrucción de autos patrulleros, hechos que los yanquis ocultan.

El actual premio que el Departamento de Estado le regala a la reina de las mentiras, está en consonancia con la línea política injerencista trazada por Estados Unidos desde 1959 para intentar derrocar a la Revolución cubana.

Por eso en el informe de referencia del 15 de abril del 2009, firmado por Jonathan Farrar, jefe de la SINA, apuntaba:

“Debemos continuar apoyando el buen trabajo del movimiento disidente, en la promoción de la observancia de los derechos humanos reconocidos internacionalmente y haciendo públicos los reclamos de los presos políticos”.

El pueblo cubano no olvida lo que escribió el 6 de abril de 1960, Lester D. Mallory, Subsecretario de Estado para Asuntos Iberoamericanos del Departamento de Estado:

“No existe una oposición política efectiva en Cuba; por tanto, el único medio previsible que tenemos hoy para enajenar el apoyo interno a la Revolución es a través del desencanto y el desaliento, basado en la insatisfacción y las dificultades económicas…a fin de causar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno”

Exacto José Martí al apuntar: “Olvidar es de ruines”

 

 

La Columna es un espacio libre de opinión personal de autoras y autores amigos de Cuba, que no representa necesariamente la línea editorial de Cubainformación

La Columna
Artur González / Heraldo Cubano.- El pasado 9 de junio del 2024 la embajada de Estados Unidos en La Habana que, en vez de trabajar por el mejoramiento de las relaciones entre los dos países, persiste en ser un centro de subversió...
Artur González / Heraldo Cubano.- Es tal el odio de la mafia terrorista anticubana asentada en Miami desde 1959, cuando asesinos, torturadores y seguidores del dictador Fulgencio Batista, corrieron a refugiarse allí para evitar la justi...
Artur González / Heraldo Cubano.- Desde el mismo momento en que el juez de New York, anunció que el expresidente Donald Trump fue hallado culpable de los de 34 delitos graves por los que fue juzgado, entre ellos: la manipulación ...
Lo último
La Columna
La Revista