“Compañeros poetas / tomando en cuenta los últimos sucesos / en la poesía quisiera preguntar / me urge / ¿qué tipo de adjetivos se deben usar / para hacer el poema de un barco? Sin que se haga sentimental, fuera de la vanguardia / o evidente panfleto / si debo usar palabras como / Flota Cubana de pesca y / Playa Girón?”

Versos del poema – canción del cantautor Sílvio Rodríguez.

De Girón se pueden sacar muchas lecciones. Sería imposible enumerarlas todas, ni pretendo eso; pero sí quiero señalar algo que, aunque lo he mencionado en otra ocasión, no por ello debe dejar de repetirse un día como hoy: la importancia de Girón no está en la magnitud de la batalla, de los combatientes, de los hechos heroicos que allí tuvieron lugar; la gran trascendencia histórica de Girón no es lo que ocurrió, sino lo que no ocurrió gracias a Girón”.

Palabras del Comandante Fidel Castro Ruz.


Desde Eisenhower venían preparando el gran golpe a la Revolución, había triunfado y los había echado, y los gringos del régimen fascista imperial, los que tenían su gobierno en la Isla, no estaban dispuestos a quedarse como perdedores. La invasión se preparó en 1960, aviones B26, bombarderos, repintados con la bandera cubana que bombardearían aeropuertos para destruir la escasa aviación de la Revolución, y harían pensar que eran los que se habían levantado a favor de Batista, 5 barcos mercantes, dos unidades de guerra, 3 barcazas y 4 lanchas para carga, 1550 mercenarios armados, entrenados y pagados por EEUU, y grupos de terroristas que atacarían en las ciudades, y todo ello sería acompañado con la emisión de radio y tv contrarrevolucionaria que se encargaría de generar desorientación y confusión como corresponde a la guerra psicológica.

Pero el fracaso de la aviación contrarrevolucionaria (16 de abril) fue el primer paso para el triunfo total en Playa Girón. Los contrarrevolucionarios no consiguieron establecer una cabeza de puente y sin ello no podían pedir a Kennedy, que llegó en 1960, que enviase tropas, tal y como habían acordado: tomar un pie de playa y dar por creado allí mismo un “gobierno provisional”. El pueblo cubano, con el Ejército Rebelde, la Policía Nacional Revolucionaria, los CDR, se lanzaron a la defensa de la Patria vibrantes con el espíritu de la victoria, y en 66 horas el ejército mercenario yanqui fue derrotado.

Tras los bombardeos de la contrarrevolución sobre los aeropuertos, en el entierro de los Revolucionarios asesinados Fidel declaró que la Revolución era Socialista y no había vuelta atrás, y se puso al frente del Ejército Rebelde y combatió como todos los cubanos en el mismo campo de batalla, de ahí brotó la consigna “Patria o Muerte”. Los más de 1.200 prisioneros permanecieron en prisión durante un año hasta que la Revolución consiguió el acuerdo de entregarlos a EEUU a cambio de 53 millones de dólares en medicinas y alimentos.

Aun se lee a algún relator su escrito diciendo que el régimen imperial ayudo a los Revolucionarios a derrotar al dictador, también hemos oído y leído que la 2ª Guerra Mundial la ganó EEUU, en fin, la mentira es parte consustancial de los criminales de guerra, y es que su derrota en Cuba les resultó un golpe insoportable, cómo sería de doloroso que en 1961 el régimen imperial lo ve todo tan perdido que rompe relaciones con Cuba, y temiendo el contagio liberador de todo Latinoamérica los yanquis se propusieron rendir a la Isla Rebelde cometiendo un genocidio: matando de hambre al Pueblo Cubano, eso es lo que buscan con el bloqueo ilegal, contrario del Derecho Internacional, si la Isla Liberada no resistiese la agresión, todo un acto de guerra que es desaprobado por las NNUU, el imperialismo nos pasaría a cuchillo con toda tranquilidad.

Si Cuba no existiese, si la Revolución Cubana no hubiese triunfado, ¿cuánto del imperialismo no habríamos sabido?, ¿cuánto conoceríamos de cómo hacer para transformar la realidad?, ¿cuánto del valor de la organización común no tendríamos?, ¿cuántos trabajadores y trabajadoras de todo el mundo seguirían sin saber, enfermos, esclavos? Si la Revolución Cubana no existiese ¿hasta donde alcanzaría nuestro pensamiento, nuestro conocimiento político, social, cultural y cuál sería su desarrollo?

Si Cuba no existiese ¿cuánta de nuestra formación humanística nos faltaría?, ¿cuántos espacios en blanco tendríamos?, ¿si el Comandante Fidel no hubiese existido quién habría atendido a las necesidades de las direcciones revolucionarias de África, de Asia, de Oriente Medio, de América Latina, y hasta de Europa?

Yo mismo tendría un Océano vacío en mi vida, y como yo cuánta gente que desea y lucha por un mundo justo, solidario, de pueblos respetuosos y soberanos.

Si no hubiese triunfado la Revolución Cubana habríamos empezado todo desde cero. Piensen cuánto amor, enseñanzas, ética, cambios, nos ha aportado a la conciencia, al alma, y hemos creído que es que nosotros “somos así”, y es que “somos así” porque el triunfo revolucionario de Playa Girón, fue la gran lección antiimperialista que impregno las luchas revolucionarias y las conciencias.

 

 

Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días; Palestina. Crónicas de vida y Resistencia; Dietario de Crisis; Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero; Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios. Y, Palestina es Palestina. Presidente de AMANE, perteneciente a la Asociación Europea de Apoyo a los Detenidos Palestinos. Miembro de la Red en Defensa de la Humanidad e Integrante de la Red de Artistas, Intelectuales y Comunicadores Solidarios con Nicaragua y el FSLN.

 

 

 

La Columna es un espacio de opinión personal y libre de las personas autoras y no necesariamente tiene por qué representar la de Cubainformación

La Columna
Desde La Florida (EEUU) ha saltado la noticia de que la embajada de ese país en Panamá financió a los alborotadores profesionales que agitaron a la gente en noviembre de 2023. La manipulación de los movimientos sociales te...
Atención Pueblos del mundo: burlándose de la sentencia dictada por la Corte Internacional de Justicia, en la que se ordena al ente colonial sionazi “israel” que detenga su genocidio contra el Pueblo Palestino, el criminal ha...
Pongamos la piedra fundamental de la libertad sudamericana, vacilar es perderse. General Simón Bolivar, El Libertador. Sus continuadores actuales José Martí, Augusto C. Sandino, Hugo Chávez, Fidel Castro – Día...
Lo último
La Columna
La Revista