Por Octavio Fraga Guerra* - Cinereverso - Cubainformación.- Los testimonios de anónimos personajes que han sido tocados por la fuerza de un mordaz zarpazo afloran desde la memoria tardía. Tras el trauma, los sueños se truncan, las palabras emergen deshilachadas, dispuestas en delgados telares de tonos y texturas, huecas de muchas voces. Son esas nítidas huellas que retratan los pilares del dolor, resueltas con una impredecible suma de gestualidades y acentos. Todas ellas, curtidas desde las faldas de la angustia.

Por Octavio Fraga Guerra* - Cinereverso - Cubainformación.- Desde mucho antes del 1ro de enero de 1959 —día de luz y victoria para la Nación cubana— Fidel desamarró con pasión el nítido susurro de sus palabras. Una práctica que forjó (1945-1950) como estudiante y líder en la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana.

Por Octavio Fraga Guerra* - Cinereverso - Cubainformación.- El integrante más prominente de esta banda, el que está ubicado en la extrema derecha de la foto —el más alto de los cinco— acicaló gustosamente sus botines de piel curtida con pasta de brillantez plomiza antes de salir del recinto policial. Cómo todo funcionario que “se respeta”, sus “misiones cívicas” se han de materializar con las botas “bien limpias”.

Por Octavio Fraga Guerra* - Cinereverso - Cubainformación.- Estos datos no son una aritmética vacía o un par de cifras —desamarradas en números miles— que tan solo ocupan el “imperceptible espacio” de una cuartilla de nada. Tampoco resultan un collage artístico dispuesto a colmar respuestas, muchas veces anulada, despreciada, escondidas en algún cajón archivístico, pues resultan incómodas, inoportunas, imposibles de justificar por los mass media, por los que construyen las Fake News de “nueva generación”. Es la ofensiva semántica, la calculada escritura de letras y símbolos que pretende anular la verdad, los hechos, la historia.

Por Octavio Fraga Guerra* - Cinereverso - Cubainformación.- Este sábado tocó madrugar. La Patria convocaba y se imponía ir a su encuentro, estar en el meridiano de la lealtad que nace de un solo principio: nunca abandonarla, forjar con nuestras manos las encendidas postrimerías de sus significados, que son los pilares de sus virtuosos acentos.

Por Octavio Fraga Guerra* - Cinereverso - Cubainformación.- El diálogo con Amilcar Salatti, aquel septiembre de 2018, lo recuerdo como un trazo de muchos aprendizajes. Fue un conversar de palabras llanas, de respuestas certeras, donde también pernoctaron ropajes con sabor a dudas. Las suyas, son de esas esperadas respuestas nacidas de la rica angustia de la creación, que tras el arte final avistan los pliegues de lo “inacabado”, parte sustantiva de toda expresión artística. Fue, sobre todo, un tiempo de dos, donde emergieron redefiniciones, sentidos abordajes y sentencias compartidas. Son los signos y las evoluciones de un artista.

Por Octavio Fraga Guerra* - Cinereverso - Cubainformación.- Si me convocara, como es su práctica social, la Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica —de la que soy miembro— para proponer los cinco filmes cubanos más relevantes producidos en esta última década incluiría, sin pensarlo, a Inocencia (2018), de Alejandro Gil, un drama ficcional que boceta zonas inéditas de unos de hechos más horrendos ocurridos en Cuba: el fusilamiento de ocho estudiantes de medicina, un crimen perpetrado por voluntarios al servicio del Régimen Colonial Español el 27 de noviembre de 1871.