Belgrado, 6 nov (Prensa Latina) Cuba ratificó su hegemonía histórica en justas universales de boxeo al concluir hoy el Mundial celebrado en esta capital con tres títulos, pese a acudir con representantes en solo ocho de las 13 divisiones convocadas.


Los Domadores, como se le conoce a la escuadra antillana, subieron a lo más alto del podio por intermedio de los campeones olímpicos de Tokio 2020 Andy Cruz (63.5 kilogramos) y Julio La Cruz (92), y del debutante Yoenlis Hernández (75).

La nación caribeña sumó anteriormente los bronces de los también novatos en estas lides Osvel Caballero (57) y Henrich Ruiz (86) y recuperó el primer lugar por países en estos certámenes, luego de perderlo hace dos años en Ekaterimburgo, cuando terminaron con un metal de cada color.

Las tres nuevas coronas de los púgiles cubanos ascienden a 80 el total conquistado en las 21 ediciones de estas lides, que precisamente comenzaron en La Habana en 1974.

La supremacía de los boxeadores de Cuba es tal, que la sumatoria de las medallas de oro ganadas por los otros tres países que le siguen en el medallero histórico no alcanza para superar su botín.

Rusia celebró aquí únicamente la faja planetaria de Mark Petrovskii en +92 kilos y llegó a 42, mientras Estados Unidos sumó sus 17 y 18 gracias a Jahmal Harvey (57) y Robby Gonzales (80).

En el cuarto escaño de todos los tiempos aparece Kazajistán, la otra nación que ha superado la decena de cetros universales, y que en Belgrado vio coronar a Temirtas Zhussupov (48) y Saken Bibossinov (51) para llegar a 14 en total.

Japón, por su parte, debió esperar a la justa de la capital serbia para ver a sus primeros dos representantes levantar un cetro: Tomoya Tsuboi y Sewonrets Okazawa en los 54 y 67 kilos, respectivamente.

También se convirtieron en monarcas mundiales el francés Sofiane Oumiha (60), el ucraniano Yurii Zakharieiev (71) y el cubano nacionalizado azerí Loren Alfonso (86), este último al vencer al brasileño Keno Machado, el otro medallista latinoamericano.

Con el regreso al trono de Cuba, bajaron las cortinas de este campeonato mundial de la Asociación Internacional de Boxeo Aficionado, que por vez primera llevó tantas divisiones a competencia y otorgó premios monetarios a los medallistas.

 

Puig de la Barca: Los resultados en el mundial de Belgrado sobrecumplieron los pronósticos

Angélica Arce Montero

 

Cubadebate

Concluido el mundial de boxeo que acogió Belgrado, capital de Serbia, desde el 25 de octubre, corresponde recoger las impresiones de sus protagonistas, ya sean púgiles o entrenadores.

Hoy comenzamos por el comisionado nacional y presidente de la Federación Cubana de la disciplina, Alberto Puig de la Barca, y el capitán Julio César La Cruz, quienes momentos después de finalizado el evento, enviaron sus declaraciones a Cubadebate.

-En el campeonato del orbe, los boxeadores cubanos alcanzaron el primer lugar por países. ¿Qué marcó el camino hasta allí?

-Como se ha informado anteriormente, el equipo Cuba se redujo a última hora. Contábamos con las 13 divisiones e, incluso, sin grandes figuras en algunas hubiéramos hecho un papel decoroso, como Peró en + de 92 kg, y 48 kg, con Billy Rodríguez.

“En esta última, pensamos que se pudo haber alcanzado una medalla, pero en los días previos al certamen, Billy dio positivo a la COVID-19 al igual que otros tres compañeros: Veitía, Peró y Arce, y no pudieron viajar.

“Por otra parte, Arlen había solicitado no asistir al mundial por no encontrarse en su habitual forma deportiva. Vinimos entonces con ocho púgiles.

"De ellos, Iglesias, en su primera pelea recibió una lesión al minuto y cinco segundos, que le imposibilitó continuar. Nos quedamos con siete boxeadores, pero a pesar de eso, los resultados sobrecumplieron los pronósticos.

“Los atletas tuvieron una preparación para los Juegos Olímpicos; concluida esta estuvieron un tiempo de vacaciones, y luego se incorporaron a los entrenamientos.

"Volverlos a llevar a la forma deportiva no fue fácil, pero los entrenadores y la triada médica se las ingeniaron, y lograron acercarlos.

“Viajamos diez días antes de la competencia para Uzbekistán, donde hicimos una buena base de entrenamiento. Uzbekistán es un fuerte equipo. Nos sirvió de mucho.

“Tuvimos prácticamente sparring todos los días, a veces, contra tres púgiles diferentes, incluidas primeras y segundas figuras de ese país. Eso ayudó a alcanzar la forma precompetitiva requerida para un evento de esta magnitud”.

- ¿Cómo vio el certamen, en cuanto a rivales y arbitraje?

-Asistieron boxeadores de calidad, aunque Estados Unidos y Rusia vinieron con nuevas figuras, porque hicieron su campeonato nacional, que les posibilitó seleccionar los mejores púgiles para el mundial.

“El sorteo no nos favoreció. Debido a la cantidad de divisiones incorporadas, no se consideraron los resultados del ranking, donde varios atletas hubiesen estado sembrados y no tuvieran que haber efectuado el primer combate.

"Solo Julio César quedó bye, el resto tuvo que comenzar a pelear desde que comenzó su división. De todos modos, vimos cómo a medida que iban compitiendo se familiarizaban con el torneo.

“En la final había tres escuadras: Kazajistán, Cuba y Estados Unidos. Cualquiera de las tres pudo haber alcanzado el primer lugar. Quizás, la de menos opciones de lograr las tres medallas de oro era Cuba, porque tenía que hacer un 'juego perfecto'.

“Llevar tres atletas a la final y obtener tres títulos no es fácil, responde a un ciento por ciento de efectividad. Kazajistán trajo a sus 13 boxeadores, y tenía más posibilidades que Cuba.

"Estados Unidos y Rusia vinieron con su equipo completo, o sea, la mayoría de los países de tradición llegaron en óptimas condiciones, y nosotros solo con ocho boxeadores.

"Quizás, no estuvimos contentos con el arbitraje en algunas peleas como las de Caballero y Ruiz, pero, en sentido general, se comportó bien”.

- ¿Qué hitos marcaron este mundial?

-Se estableció un récord para el boxeo cubano: dos púgiles lograron coronarse en los Juegos Olímpicos y un Campeonato Mundial, en el mismo año. Lo consiguieron Andy Cruz y Julio César La Cruz, dueños ahora de tres y cinco títulos a ese nivel, respectivamente. Además, Andy resultó el mejor boxeador de la competencia.

“Fue estimulante la actuación de jóvenes figuras que no estuvieron en Tokio 2020 como Feliciano. Igualmente, Herich Ruiz, quien logró bajar de 93 a 86 kg; Osvel Caballero que se mostró bien, y Kevin Brown, que tuvo una pelea no muy feliz, pudo haber hecho un poco más, pero también tuvo buen desempeño.

“Los resultados de este año han sido muy favorables, y nos dan la posibilidad de evaluar qué nos falta, para que en el 2022 y, sobre todo, 2023 hacer las cosas mejores”.

Que hable Julio César, el capitán de la escuadra

-Me siento muy contento, ya que alcancé mi quinta corona mundial. Ha sido un año positivo para mí, desde el punto de vista competitivo: gané los Juegos Olímpicos y el campeonato del mundo.

“El certamen estuvo fuerte, hay mucho nivel entre las potencias del boxeo, pero nosotros llegamos a Belgrado con la mentalidad de dar lo mejor, y salió el resultado. Somos campeones mundiales”.

El boxeo cubano en la capital serbia conquistó tres títulos y dos bronces, con balance de 27 y 5 en cuanto a victorias y derrotas. De esa forma, se superó la actuación conseguida hace dos años en Ekaterimburgo, Rusia, donde el saldo fue solo de un título, una plata y un bronce.

Junto al desempeño en Tokio 2020 de cuatro oros y un bronce, el deporte de los puños exhibe excelentes credenciales para ser la mejor disciplina del año en Cuba.

 

Julio César hace su quinta "cruz" mundial y Cuba también queda campeón

Cubadebate

Tres meses después de proclamarse doble titular olímpico, Julio César La Cruz alzó este sábado su faja mundial número cinco y selló la coronación de Cuba en el certamen organizado en Belgrado, donde también brillaron sus compatriotas Andy Cruz y Yoenlis Hernández.

La Cruz (92 kg) hizo gala de su maestría para pasar sobre los obstáculos en que se constituyeron la estatura y el alcance del italiano Aziz Abbes Mouhiidene, a quien desdibujó según avanzó un pleito que cerró con soltura y fue votado 4-1.

Así el astro de Camagüey se colocó a un cetro del también cubano Félix Savón, quien cosechó seis en la categoría de 91 kilos y encabeza a los más laureados a ese nivel.

Aunque el formato de 13 divisiones estrenado en la capital de Serbia le exigió sumar un kilogramo al peso con que peleó en Tokio, La Cruz se ratificó como un extraclase capacitado para mantener la capacidad de golpear, esquivar desplazarse como pocos.

Su celebración en la Stark Arena devino reencuentro con una cima que le fue esquiva en la edición de Ekaterimburgo 2019 y tributó el desenlace con que la Isla fijó en 12 sus dominios como país y completó 80 preseas áureas en escenarios de ese tipo.

También este sábado Andy (63,5) fue noticia por más de una razón: se erigió victimario del turco Kerem Ozmen en premio a una labor válida para fallo de 5-0, se convirtió en tricampeón del planeta y recibió el premio al más técnico del certamen.

Igualmente ganador en la justa bajo los cinco aros, el ídolo de Matanzas afianzó su estabilidad en una élite que le tiene entre sus estrellas probadas y amplió a seis la nómina de cubanos con una tríada de lauros dorados a esa instancia.

Los alegrones sabatinos se sumaron al acuñado un día antes por el camagüeyano Yoenlis Hernández (75), líder entre los debutantes que mostraron capacidad para más, incluidos los bronceados Osvel Caballero (57) y Henrich Ruiz (86).

Solo el también estrenado Kevin Brown (67) y los consagrados Roniel Iglesias (71) y Lázaro Álvarez (60) regresarán a casa sin metales en el seno de una escuadra que necesitó batirse numéricamente disminuida a consecuencia de casos positivos a la covid-19 detectados poco antes de viajar desde La Habana.

Los restantes fajines se los repartieron Kazajistán (2-2-1), Estados Unidos (2-2-0), Japón (2-0-0), Rusia (1-2-2), Azerbaiyán (1-0-2), Francia (1-0-2) y Ucrania (1-0-0).

(Con información de Jit)

 

Se proclama Andy Cruz tricampeón mundial en Belgrado 2021

Cubadebate

El estelar púgil cubano Andy Cruz añadió este sábado la tercera faja universal a su palmarés tras vencer al turco Kerem Özmen en la final de los welter ligeros (63.5 kilogramos) del Mundial de boxeo en esta capital.

El también campeón olímpico de Tokio 2020 volvió a disertar sobre el encerado del Stark Arena de esta capital y se llevó la victoria por decisión unánime de 5-0, para ratificar que es uno de los mejores boxeadores del planeta en la actualidad.

La corona de Cruz significa la segunda para Cuba en el certamen y la impulsa hasta el podio del medallero por países, en espera del último caribeño en subir el ring, Julio César la Cruz, en busca de la tercera dorada, en los 92 kilos.

El primer campeón mundial cubano fue ayer Yoenlis Cruz en los 75 kilos, en tanto Osvel Caballero y Henrich Ruiz alcanzaron bronce en los 57 y 86 kilogramos.

El cartel final de este sábado dejará seis nuevos monarcas del orbe, que se unirán a los siete que dejó la jornada del viernes.

Andy Cruz Gómez, durante la ceremonia de condecoración del título de campeón mundial, en Belgrado, Serbia. Foto: Tomada de la televisión.

(Con información de Prensa Latina)

Cuba
París, 17 ene (Prensa Latina) La asociación Cuba Coopération France (CubaCoop) impulsa un proyecto que permitirá a atletas de la isla prepararse en suelo galo de cara a los Juegos Olímpicos de París-2024, se&...
La Habana, 17 ene (Prensa Latina) La Confederación Mundial de Béisbol y Softbol (WBSC) concederá financiamiento a proyectos concernientes al desarrollo del deporte de las bolas y strikes en Cuba, aseveró hoy aquí su...
El federativo estará en Cuba hasta el 18 de enero. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate....
Lo último
La Columna
¿Embargo o Bloqueo?
Pensar la Historia con Eliades Acosta.- Bienvenido al canal oficial en YouTube del Dr. Eliades Acosta, "Pensar la Historia con Eliades Acosta", transmitiendo desde el Caribe insular para los cubanos y todos los hermanos latinoamericanos, co...
La Revista