Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- El juicio contra el independentismo catalán es muy claro: no se le aplicará cualquier ley, sino la que debilite su fuerza y lo diluya. Al independentismo no se le juzga por exigir un voto democrático o por un juego con los símbolos, sino por levantarse como pueblo: un grave delito para los amos de las finanzas y de la ley que dirigen el Capitalismo. El conflicto no es el voto, sino que los pueblos decidan lo que el Sistema no ha calculado para ellos. Así pasó con el referéndum en Grecia a raíz de su crisis económica en que, por celebrarlo sin el aval de la Unión Europea, el pueblo griego fue más castigado. Por ello Catalunya, si conviene al Sistema como convino en Grecia, puede ser llevada a su anterior estadio silencioso empujada por la ley.


Le decía un presidente chileno de ‘izquierda’ al actual líder electoral español que tal tendencia política triunfa cuando puede gobernar. Olvidó decirle que puede hacerlo cuando tal gobierno le proporciona a la derecha todo lo que esta debe obtener en unas circunstancias sociales muy concretas. Para ello esa ‘izquierda’, financiada por la derecha, ha de cohabitar con ella y juntas proteger el ritmo de la ‘libertad’ que le permite unas cosas a las luchas populares y deja a las élites el suficiente control para hacer otras cosas, entre ellas la prudente espera en que van creando las circunstancias sociales que le son más convenientes con la ley.

El referéndum en Catalunya no fue legal mientras sí lo fue en Grecia, lo que demuestra que lo que se juzga no es la violación de la ley, sino el enfrentamiento al Sistema que, experto en el travestismo, se vistió de europeísta con los griegos y se viste de españolista con los independentistas catalanes. Un travestismo que también vistió de fatuos clamores a algunos griegos y viste a algunos catalanes que, en sus ingenuidades muy caras a sus luchas, barajan sus encrucijadas como entes fallidos que por no romper sus vestiduras no pueden ir con sus pueblos ni anunciar un tiempo nuevo en la ley.

* Andrés Marí es escritor, profesor y actor cubano residente en Catalunya.

La Columna
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- ‘EL OJO QUE TV’. Nuevo programa en Cuba para repensar un país mejor fomentando el diálogo sincero y sin tapujos, pero, aun cuando se puede hablar ...
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- Dicen que los cubanos “o no llegamos o nos pasamos”, vaya, que nunca tenemos ningún    punto medio y que jamás seremos dignos del e...
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- Desde hace unos años paso largos meses en Ottawa, Toronto y hace muy poco en Barrie, una bella ciudad frente al lago Simcoe. A esta se ha mudado mi hija a una casa p...
Lo último
La Columna
63 años de bloqueo
Gerardo Moyá Noguera*.- Desde el triunfo de la revolución cubana, en el 59, el imperio/EEUU no ha dejado ni un solo instante de forzar  aún más el criminal bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba....
Algo insólito
Gerardo Moyá Noguera*.- El poder no concede nada, si no se le exige". Muy buena y certera esta frase publicada hoy en rebelión en un artículo cuya fuente es "democracy now". Al poder o a los políticos hay qu...
La Revista