Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- Es en este presente tan incierto cuando más debemos hablar y compartir sobre los esfuerzos, las esperanzas y las grandezas de aquella República Española que ahogaron las fuerzas fascistas que hoy pretenden convertirnos en parte de su discurso de odio y maldición hacia una de nuestras más importantes luchas y no solo por la liberación de la mujer, sino también por otros muchos aspectos que hoy continuamos defendiendo y que fueron cruciales para aquella gesta que algunos buscan que olvidemos.


A veces siento que, aunque sepamos que estamos viviendo en una sociedad horriblemente desigual, plagada de errores y muy represora con la mujer -entre otras de las tantas lacras con las que convivimos cada día en España-, nos dedicamos más al ataque de aquella República que liberó a tantas mujeres y no solo del machismo institucional sino de la esencia patriarcal que intentó desterrar para siempre.

En aquella sociedad, con sus errores, sus confusiones y sus otras batallas por ganar, la mujer emprendió una lucha como nunca la había podido hacer. Pero ya sabemos cómo las fuerzas fascistas distorsionan la historia. ¿No deberíamos nosotros, aun cuando critiquemos determinadas cosas de aquel proceso histórico, ensalzar todo aquello que realmente impulsó e impulsa el hoy de la mujer española y también el de muchas otras realidades económicas, políticas, sociales y culturales que el ayer se planteó y que el hoy va encarando con una fuerza indetenible?

Es que si no lo hacemos, la memoria que más se fijará en el presente será precisamente la que instalan las fuerzas fascistas. Aquella época no es ‘el pasado’, el cansino de que ‘no vale la pena recordar nada sobre ella’, o ese que, apenas sin darnos cuenta, muchos de nosotros mismos repetimos como si fuéramos también fascistas y hubiéramos concluido que ‘aquello fue un desastre’…

¡Aquello, la República, hay que festejarla, aunque la fiesta no la hagamos con las armas que contaron ellas para defenderla! Porque si no lo hacemos, será el fascismo quien nos apunte y hasta no vernos de rodillas no parará de amenazarnos y devorar todo recuerdo.

 

En dispositivo movil mantener pulsado el enlace anterior hasta que aparezca el menú con la opción de descargar

 

 

 

* Andrés Marí es escritor, profesor y actor cubano residente en Catalunya.

La Columna
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- ¡Dios mío, todo estaba preparado! Y al fallar el golpe blando en la isla, tal y como sabían sus promotores que sucedería y ya habituados a los m&...
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.-  Dices estar por la libertad y contra el bloqueo, o sea, estás CONTRA LAS CRIMINALES SANCIONES DE EEUU A CUBA. Pero ¿SABES QUE ELLAS SON LA MÁXIMA...
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- A pesar de no apoyarlo y mucho menos respetarlo al hacerse POR LA INJERENCIA DE EEUU, lo peor del espíritu cubano, y seguido por lo más ingenuo de nuestra pro...
Lo último
La Columna
La Revista