Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- Juicio en el marco de un par de post del General Escalante y de la radiografía política del Profesor Arboleya, de la actualidad


En la primera versión de este rótulo (1), tuve a bien resaltar dos aristas comunicacionales: por un lado, precisé que la opinión “es una proposición donde no se tiene la confianza total sobre la verdad del conocimiento”; que suele ser la resultante de un pensamiento que emerge carente de la mayor meditación; y que queda reflejada en consecuencia.

Por otra parte, formulé que la tesis es una idea que se expresa con claridad y como manifestación concisa de una prolongada reflexión —verbigracia: “Tesis sobre Feuerbach” de Carlos Marx: acaso, reflejo por excelencia de verdades irrefutables. He aquí una brújula para establecer una comunicación con argumentos y no solo a partir de la suposición.

Asimismo, llamé la atención acerca de que una amenaza significativa a la edificación de una sociedad cualitativamente mejor reside en los errores que se pueda cometer hoy y mañana —lo que “contraviene el criterio que se reconoce como válido”; la acción que puede evitarse—, un lance desigual a la limitación: a tono con el Marx “discípulo de Hegel” que dijo: “me he tomado la libertad de adoptar hacia mi maestro una actitud crítica [de cara a sus limitaciones]”.

Además, me basé en la sabia de Fidel develada el 17 de Noviembre de 2005 y signifiqué particularmente: “Este país puede autodestruirse por sí mismo; esta Revolución puede destruirse, los que no pueden destruirla hoy son ellos; nosotros sí, nosotros podemos destruirla, y sería culpa nuestra”. “Debemos estar decididos: […] o vencemos radicalmente esos problemas o moriremos.  Habría que reiterar en este campo la consigna de: ¡Patria o Muerte!”.

Y concluí con un mensaje: la necesidad de aprehender que exigen diferentes tratamientos una falta por incapacidad para un quehacer mejor y una pifia por negligencia o por actos similares; al tiempo que acoté —desde una tesis, más allá de una opinión: en Cuba se cometen errores susceptibles de ser rectificados según sean detectados, y “errores” que estimulan la reversibilidad del Socialismo y merecen todo el castigo de la Ley.

Con estos presupuestos, encontré tino en dos razonamientos del General Fabián Escalante: “Reflexiones sobre la actualidad cubana” (2) y “Cuba: ¿Vamos por el camino correcto?” (3). Igualmente, en el del Profesor Jesús Arboleya trascendido en el ínterin de aquellos: “Radiografía política para el diálogo posible en Cuba” (4). Aludo a ellos en ese orden; al paso que advierto que no están divorciados del sentipensamiento de Díaz-Canel (5, 6) y se complementan con mis propias consideraciones (7).

Primeramente, Escalante explica:

“Los revolucionarios tenemos que meditar y sacar experiencias sobre los hechos sucedidos. Estados Unidos y su gobierno fascista es el principal responsable, pero —y este es importante—, nosotros también tenemos responsabilidades por los errores cometidos [¿?], que exigen un análisis autocrítico, no solo referencias marginales, es necesario profundizar en el porqué de ellos, cuáles fueron sus causas y cómo vamos a solucionarlos. Eso fue lo que Fidel nos enseñó y advirtió en noviembre del 2005 al afirmar en un discurso en la Universidad habanera que solo la Revolución podía autodestruirse”.

Y en el segundo post, consuma:

“Es necesario profundizar en la crítica de los errores cometidos [¿?], analizar sus causas y consecuencias, públicamente, sin temores o dudas, pues nuestro pueblo es sabio y nos comprenderá […]”. “[…] me convenzo una vez más, que este pueblo y esta Revolución son indestructibles, solo hay que actuar, luchar por nuestras ideas, por el socialismo, en la defensa de la obra revolucionaria de más de 60 años, en honor a los mártires de la patria, a las victorias obtenidas frente al imperio más poderoso y cruel del mundo y repetir una vez más, recordando a Fidel: ¡Aquí no se rinde nadie! [sic] La orden de combate está dada. Patria o Muerte ¡Venceremos!”.

Por su parte, Arboleya avisa de ¿errores?, entre otros aspectos —para analizar con sentido crítico y proactivo:

“La intransigencia revolucionaria ha sido un componente esencial de la capacidad de resistencia demostrada por la Revolución y forma parte de las tradiciones de lucha del pueblo cubano por la independencia y soberanía nacional. El problema para el diálogo posible es cuando esta intransigencia se asume mediante una mal entendida radicalidad, que confunde principios con coyunturas y objetivos con métodos para alcanzarlos. Cualquier estudioso de la historia de Cuba, tendrá que reconocer que Fidel Castro, el más radical de los revolucionarios cubanos, fue un mago de la dialéctica. En una ocasión le escuché decir, lo cito de memoria, ‘el arte de la Revolución ha sido la capacidad de convertir a enemigos en amigos’”.

“El extremismo obstaculiza el diálogo cuando se atrinchera en lo indefendible y, en nombre de la defensa de la Revolución, descalifica cualquier tipo de crítica, así como viola principios éticos de la conducta política socialista, donde el fin no puede justificar los medios. No importaría tanto si simplemente reflejara a una corriente de pensamiento más, que se bate por defender su verdad en un plano de igualdad con otras tendencias, pero puede resultar muy nociva cuando, como ha ocurrido en ocasiones, asume la representación de la línea oficial del partido y el Estado, monopoliza las expresiones públicas y ejerce la capacidad de reprimir a sus adversarios”.

“[…] El diálogo es un camino para encontrar soluciones, sobre todo mediante el aprovechamiento del enorme capital humano que ha desarrollado el país; producir el bienestar de la armonía social y contribuir a la cultura política popular. En eso estriba su importancia”.

Debo hacer constar que mientras reflexionaba a partir de las meditaciones de Escalante y Arboleya me vino a la mente la dinámica en torno a lo que será el Código de las Familias en proceso de elaboración para ser aprobado a través del voto popular. Todo, en un matiz que me acompaña: el Derecho está pautado por la calidad del consenso jurídico nacional e internacional y la idiosincrasia de cada pueblo (8).

En este entramado, hago dos confesiones: una, encontré inexacto el título “Posturas antiderecho reaccionan a cualquier indicio de cambio” y discutible su contenido acerca “de la resolución del Ministerio de Educación No16/2021 que orienta la implementación del Programa de educación integral en sexualidad con enfoque de género y derechos sexuales y reproductivos en el sistema nacional de educación” (9).

La otra —íntimamente relacionada con la anterior y en base a mi antagonismo con cualquier manifestación de fobia—, mi insistencia en reconocer el articulado de nuestra Constitución (10), específicamente los que continúan/se complementan:

“ARTÍCULO 42. Todas las personas son iguales ante la ley, reciben la misma protección y trato de las autoridades y gozan de los mismos derechos, libertades y oportunidades, sin ninguna discriminación por razones de sexo, género, orientación sexual, identidad de género, edad, origen étnico, color de la piel, creencia religiosa, discapacidad, origen nacional o territorial/ Todas tienen derecho a disfrutar de los mismos espacios públicos y establecimientos de servicios”.

“ARTÍCULO 45. El ejercicio de los derechos de las personas solo está limitado por los derechos de los demás, la seguridad colectiva, el bienestar general, el respeto al orden público, a la Constitución y a las leyes” —las negritas son mías.

Considero que tal reconocimiento contradice la posibilidad de beneficiar a proletarios/as y no campesinos/as; a trabajadores/as manuales y no intelectuales; a jóvenes y no adultos/as; a mujeres y no hombres —aquí, muy relativamente: nuestras féminas merecen ser privilegiadas—; a personas de piel oscura y no de piel clara; a religiosos/as y no quienes no lo sean; a determinada fracción religiosa y no las demás; a homosexuales y no heterosexuales —insisto desde que analicé el Proyecto de Constitución (11).

A mis confesiones les incorporo un par de lances: uno, el artículo 29 de “La Declaración Universal de Derechos Humanos” precisa —y está vigente en los días que corren: “En el ejercicio de sus derechos y en el disfrute de sus libertades, toda persona estará solamente sujeta a las limitaciones establecidas por la ley con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás” (12).

Dos, la pregunta que continúa —entre otras interrogantes ahora obviadas:

¿Hasta qué punto es pertinente que “el Ministerio de Educación acaba de aprobar un programa de educación integral de la sexualidad desde un enfoque de derechos sexuales que es sustantivamente superior al programa que estaba implementándose desde el año 2011” (13) —se manifiesta respecto a la Resolución No. 16 /2021 (14)—, si todavía no ha sido formulado/aprobado nuestro futuro Código de las Familias?

Concluyo: a la vez que interrelaciono las versiones de este rótulo, el par de post del General Escalante y la radiografía política del Profesor Arboleya —sin despreciar el sentipensamiento de Díaz-Canel y mi propia perspectiva de análisis para hoy día—, sostengo que existen alertas suficientes para que en Cuba nos distanciemos de los errores cometidos y luchemos contra los “errores” en la construcción de la irreversibilidad de nuestro Socialismo, con la sabia de Fidel —especialmente, con su Concepto de Revolución (15). ¡Amén!

Referencias:

1.- https://www.cubainformacion.tv/la-columna/20210621/91899/91899-cuba-errores-y-errores-en-su-socialismo.

2.- http://www.cubadebate.cu/opinion/2021/07/25/reflexiones-sobre-la-actualidad-cubana/.

3.- https://www.cubaenresumen.org/2021/08/cuba-vamos-por-el-camino-correcto/.

4.- https://www.cubainformacion.tv/la-columna/20210730/92579/92579-radiografia-politica-para-el-dialogo-posible-en-cuba.

5.- http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2021-07-17/la-revolucion-cubana-borro-para-siempre-las-semillas-de-la-maldad-del-odio-del-deshonor-y-el-crimen.

6.- http://www.cubadebate.cu/noticias/2021/08/07/la-iglesia-cubana-seguira-fundando-junto-al-pueblo/.

7.- https://www.cubainformacion.tv/la-columna/20210726/92503/92503-cuba-el-pulso-en-el-2021-11.

8.- https://www.cubainformacion.tv/la-columna/20210519/91396/91396-cuba-el-pulso-en-el-2021-9.

9.- https://rebelion.org/posturas-antiderecho-reaccionan-a-cualquier-indicio-de-cambio/.

10.- http://www.granma.cu/cuba/2019-01-05/en-pdf-nueva-constitucion-de-la-republica-de-cuba.

11.- http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/78484-cuba-propuestas-al-proyecto-de-constitucion-3.

12.- http://www.un.org/es/universal-declaration-human-rights/.

13.- http://www.cubadebate.cu/especiales/2021/05/14/por-una-cuba-con-todos-los-derechos-para-todas-las-personas-video/.

14.- https://docplayer.es/210002260-Resolucion-no-16-2021.html.

15.- http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/2000/esp/f010500e.html.

La Columna
Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- La desesperación de Washington y secuaces es a causa de nuestra recuperación de la Covid-19 y de la economía, y lo que ello implica...
Noel Manzanares Blanco - Cubainformación.- Uno, intentó “elogiar” con ausencia casi absoluta de pudor; otro, con “civilidad” manipula para justificar una violación de la Constitución....
Noel Manzanares Blanco-Cubainformación.- Al margen del neoliberalismo, con resolución frente el 11/07, ponderando la solución de las contradicciones y estableciendo definiciones guía del actuar revolucionario...
Lo último
La Columna
La Revista