Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Durante la madrugada del sábado 15 de abril de 1961 ocho aviones B-26, con bandera cubana en el fuselaje, procedentes de una base en Nicaragua, bombardearon los aeropuertos militares de Ciudad Libertad y San Antonio de los Baños en La Habana y el aeródromo Antonio Maceo en Santiago de Cuba. Como resultado de 5 aviones cubanos fueron destruidos: un Sea Fury y dos B-26 en el aeropuerto militar de San Antonio de los Baños.


Era la antesala de la invasión mercenaria organizada y preparada por la CIA, cumpliendo las órdenes del gobierno yanqui. Los pilotos eran pagados por la CIA y entre ellos el cubano Mario Zúñiga, quien voló primero a Miami para fingir ser un desertor de las fuerzas aéreas cubanas.

Los objetivos de aquellos ataques eran los aeropuertos de la Isla y sus aeronaves, para impedir que pudieran repeler la invasión que se produciría el 17 de abril.

Como consecuencia de esas acciones terroristas yanquis murieron siete cubanos inocentes.

Cuba solicitó una reunión de emergencia del Comité Ejecutivo de la Asamblea General de la ONU, donde el canciller Raúl Roa, denunció que esas acciones eran la antesala de una invasión de gran envergadura, preparada por Estados Unidos contra la Isla.

El embajador yanqui Adlai Stevenson lo negó todo, como acostumbran hacer y para respaldar sus argumentos falsos presentó una foto trucada del supuesto desertor cubano de las fuerzas aéreas revolucionarias, que previamente le entregaron sus jefes superiores.

Varios periodistas se encargaron de demostrar que la historia del “desertor” no tenía una base creíble.  Las insignias cubanas del avión eran falsas y los impactos de balas que presentaba el fuselaje del bombardeo B-26, fueron causados por oficiales CIA que le dispararon antes de despegar de Nicaragua para conformar la tesis.

El 17 de abril 1961 se produce la invasión denunciada por el gobierno cubano y la patraña de Estados Unidos queda en evidencia.

Años después Adlai Stevenson afirmó que su intervención en aquella reunión de la ONU fue la experiencia más humillante de su vida diplomática, al sentirse manipulado deliberadamente por su propio gobierno.

Así es como actúa el gobierno de Estados Unidos, a base de mentiras y acusaciones imaginarias; pero nada ha cambiado y ellos continúan violando los derechos humanos, a la vez que fabrican listas para acusar a todos los que no se arrodillan ante ellos.

Como afirmó José Martí:

Nada falso es duradero ni útil.

La Columna
Por Arthur González/Martianos-Hermes-Cubainformación.- El mundo conoce la fuerza devastadora del huracán Ian, que afectó a Cuba y a la Florida, dejando a su paso destrucción y pérdidas de viviendas, hospitale...
Por Arthur González/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Nada de lo que sucede en Miami puede extrañar y menos aún cuando se trata de la comunidad cubana emigrada autocalificada de “exilio”, grupo que nunca ha ce...
Por Arthur González/Martianos-Hermes-Cubainformación.- En Miami cunde el pánico ante presuntos recortes de financiamiento y personal en las llamadas Radio y TV Martí, ambas creadas para intentar subvertir el orden interno ...
Lo último
La Columna
Por Cuba tierra que amo y defiendo
Por Lazaro Fariñas*/Foto Virgilio Ponce -Martianos.- Parodiando al Apóstol de la Independencia de Cuba, mi siempre admirado José Martí, «Para los pinareños que sufren, mis primeras palabras...
Por el ladrido llegamos al perro
El tiempo es terriblemente corto, pero una huelga todavía puede tener éxito. Para detener la bomba de Irán, bombardea Irán. John Bolton en el Nueva York Times el 26 del 3 de 2015. Esperaba tal situación despué...
La Revista