Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- El 16 de mayo de 2022, el gobierno de Joe Biden dio a conocer nuevas medidas hacia Cuba, que apuntan a la misma dirección histórica de subvertir el orden interno para desmontar el socialismo, a pesar de que en 63 años solo han obtenido fracasos.


No hay que ser un analista político ni experto en esos temas, para percatarse que la actual administración no se oculta para declarar sus propósitos de financiar una contrarrevolución interna, trabajar sobre la juventud y fortalecer la guerra cognitiva mediante el uso de Internet, con el fin de sembrar el desencanto y el desaliento en el pueblo, igual que hicieron sus antecesores y por eso mantienen intacta la guerra económica, comercial y financiera, sin importar de qué partido sean los gobernantes de turno.

Los planes de acciones encubierta de la CIA contra Cuba, ya no son secretos, pues la prepotencia imperial es tal, que sus deseos de aplastar a gobiernos que mantienen su soberanía y libertad, los impulsa a un nivel de actuación abierta, sin el menor recato.

Por esa razón, las medidas anunciadas, más electorales que beneficiosas para la economía de Cuba, son una señal para que el pueblo esté muy atento a las actividades subversivas que las acompañarán, así como la actuación de los nuevos diplomáticos que arriben a La Habana.

El comunicado oficial del gobierno yanqui afirma:

“La autorización de viajes grupales de estadounidenses para intercambios educativos o profesionales a visitar la Isla, es para que se relacionen con el pueblo cubano, asistan a reuniones y realicen investigaciones”.

Y añade:

El propósito que se persigue es alentar el crecimiento del sector privado de Cuba, apoyándolo con un mayor acceso a los servicios de Internet, las aplicaciones y las plataformas de comercio electrónico de los Estados Unidos, abriendo nuevas vías para los pagos electrónicos y para las actividades comerciales estadounidenses con empresarios cubanos independientes, a quienes se les permitirá un mayor acceso a las micro finanzas y su capacitación”.

Un funcionario de la administración señaló claramente:

“Las nuevas medidas políticas permiten que la administración continúe apoyando al pueblo cubano y protegiendo los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos. Nuestra política continúa centrándose en los derechos humanos, empoderar al pueblo cubano para que determine su propio futuro y son medidas prácticas destinadas a atender la situación humanitaria y los flujos migratorios”. “Los derechos laborales estarán en el centro de cualquier conversación con el gobierno cubano”.

En cuanto a las remesas, aún está por definir la vía a utilizar, pero el comunicado oficial plantea:

“Se suspenderá el límite de mil dólares por trimestre a las remesas, con miras a apoyar al sector privado emergente”.

Una evidencia de lo que aspiran a lograr, la expuso un funcionario del Departamento de Estado al decir:

Antes de aprobarlas, la administración consultó las opciones de política con cubanoamericanos miembros del Congreso.

Sobre estas medidas, el Partido Demócrata de Florida aseguró:

“Los cambios anunciados por el Gobierno en la política hacia Cuba buscan mantener la presión sobre el régimen y a la vez evitar que los ciudadanos de la Isla se conviertan en daños colaterales”, y Manny Díaz, presidente del Partido Demócrata de Florida, explicó: “La política hacia Cuba se lleva a cabo mejor con un bisturí, no con un machete”.

Como expuso el canciller cubano, “los objetivos de la política yanqui son los mismos de siempre”, algo reflejado en las declaraciones de Timothy Zúñiga-Brown, encargado de negocios estadounidense en Cuba, el pasado 03 de marzo del 2022 cuando anunció a la prensa que su país reanudaría la emisión de visados de migrantes en La Habana y que los nuevos diplomáticos acreditados tienen incluido una estrategia de expansión más amplia en sus funciones, para facilitar el diálogo diplomático y con la “sociedad civil”.

Los cubanos tienen presente los objetivos propuestos por el Council on Foreign Relations, para el diseño de una nueva política hacia La Habana, acogidos por Barack Obama, donde expresan:

Deben utilizarse los medios para apoyar, alimentar y reforzar la sociedad civil que comienza a surgir en la Cuba de hoy (1999), de forma lenta, tentativa, pero persistente, bajo la concha del comunismo.

Promover en Cuba los intereses y valoresestadounidenses, con el fin de acelerar el día en que una Cuba plenamente democrática, pueda asumir una relación normal y amistosa con Estados Unidos.

Promover la Transición hacia la democracia.

Poner fin a las restricciones sobre las visitas humanitarias, aquellas que los cubanos residentes en los Estados Unidos realizan en sus viajes a Cuba, así como la de los ciudadanos norteamericanos.

Incrementar el tope de las remesas en 10 mil dólares anuales por familia, pero las autoridades norteamericanas deberán estar alertas sobre cualquier impuesto que el gobierno cubano quisiera imponer a esos fondos o cualquier otra política reguladora que se desarrolle sobre los mismos.

Reducir o eliminar las restricciones existentes que dificultan los intercambios académicos de graduados y de postgrado, emitir una licencia con carácter permanente a todos los estadounidenses que deseen viajar a Cuba.

Envío a Cuba de profesionales que asesoren en la organización de pequeños negocios y fincas privadas. Incluiría la invitación a Estados Unidos de homólogos cubanos.

Nada ha cambiado, es más de lo mismo en un desesperado intento por desmontar el socialismo desde dentro, aprovechando las penurias que causan la guerra económica incrementada por Donald Trump.

No olvidar que Obama dijo claramente en su intervención del 17 de diciembre 2014:

“…continuaremos abordando los temas relacionados con la democracia y los derechos humanos en Cuba […] podemos hacer más para apoyar al pueblo cubano y promover nuestros valores a través del compromiso”. “…insistiremos en que la sociedad civil se nos una para que sean los ciudadanos, y no solo los líderes, los que conformen nuestro futuro”.        

El 01.07.2015 al informar la apertura de embajadas Obama precisó:

“Podremos aumentar considerablemente nuestro contacto con el pueblo cubano”. “Tendremos más personal, y nuestros diplomáticos podrán participar de manera más extensa en toda la isla…incluida la sociedad civil y con los cubanos que buscan alcanzar una vida mejor”. Los cambios introducidos en nuestra nueva política potenciarán aún más nuestro objetivo de empoderar al pueblo cubano.

Nuestras políticas en materia de viajes y remesas están ayudando a los cubanos, al brindarles nuevas fuentes de información, oportunidades de trabajar como autónomos y acceso a bienes de propiedad privada, además de fortalecer a la sociedad civil independiente.

Estas medidas servirán para fomentar aún más los contactos personales, respaldar con mayor fuerza a la sociedad civil en Cuba.

Nuestros esfuerzos se enfocan en promocionar la independencia de los cubanos para que no tengan que depender del estado cubano.

En el 2004 se plasmó en el Plan Bush:

Llegar a la juventud cubana representa una de las oportunidades más significativas para precipitar el fin del régimen”.

Cuba estará vigilante para enfrentar las nuevas acciones de la subversión política e ideológica, componente importante dentro del contexto de la doctrina de la guerra no convencional desarrollada por el gobierno de Estados Unidos, al ser un proceso permanente y continuo, con una estrategia enfocada a provocar el reblandecimiento del carácter y la capacidad de resistencia del pueblo cubano, con el fin de imponer los valores y símbolos yanquis.

Por eso José Martí aseveró:

“Trincheras de ideas valen más que trincheras de piedras".

 

 

 

La Columna es un espacio libre de opinión personal de autoras y autores amigos de Cuba, que no representa necesariamente la línea editorial de Cubainformación.

La Columna
Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Los graves problemas que exhibe el sistema político de Estados Unidos se exponen hoy más que nunca, tanto a lo interno de su sociedad como en la política exter...
Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- El gobierno norteamericano y sus agencias de inteligencia fomentaron la campaña contra Cuba el pasado mes de noviembre 2021, para que el pueblo saliera a las calles en una m...
Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- El libelo miamense El Nuevo Herald, publicó el pasado 24 de mayo 2022, un artículo cargado de odio y falsedades, donde se afirma: “El presidente Biden cede al c...
Lo último
Fuegos artificiales: Con Filo
Con Filo / TV Cubana.- Llega el verano y aumenta la temperatura: la Felton va y viene, el dólar sube y sube, y la pandilla de siempre vuelve a hacer los mismos vaticinios, convencidos de que este mes sí tendrán la victoria que an...
Ver / Leer más
La Columna
Solidaridad y resistencia
Gerardo Moyá Noguera*.- La gran diferencia existente entre el 1º de mayo español  y el cubano, celebrado por toda Cuba recientemente, es la alegría existente entre todos los cubanos allí presentes y la no alegr&i...
Viaje a argentina
Gerardo Moyá Noguera*.- Del 31 de mayo al 6 de junio se celebró el XXIV el pleno del consejo de las comunidades baleares en el exterior en la República Argentina. Acudieron por parte del Govern balear la ciudadana  president...
La Revista