Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Cuba fue sede del XI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes del 28 de julio al 15 de agosto de 1978 y uno de sus atractivos fue sin dudas el Tribunal Internacional, donde delegados de varios países denunciaron las actividades cometidas por la CIA en sus países.


Quizás lo más sorprendente fue la declaración del agente CIA Rolando Cubelas Secades, detenido en La Habana en 1966 al descubrirse sus planes para asesinar al líder Fidel Castro, por órdenes de la Agencia Central de Inteligencia.

Cubela, médico de profesión, combatió contra el dictador Fulgencio Batista en las filas del Directorio Revolucionario 13 de Marzo, donde alcanzó los grados de comandante. Su contacto inicial con la CIA se produjo en marzo de 1961 en México, durante su participación en la Conferencia Latinoamericana sobre Soberanía Nacional, Emancipación y Paz.

El encuentro fue organizado por un viejo amigo que para la CIA el agente AMWHIP-1, quien preparó el contacto con un oficial destacado en la estación yanqui en la capital mexicana, algo que antes había pretendido ejecutar en La Habana sin resultados.

Esta historia consta en informe secreto elaborado para el director de la CIA el 23 de mayo de 1967 y desclasificado en 1994, junto a otros planes de asesinato a Fidel Castro, en el cual Cubela aparece con el seudónimo AMLASH-1.

El interés de los yanquis sobre Cubela, 2do jefe del Directorio Revolucionario, se inició cuando obtuvieron informaciones que estaba disgustado con Fidel Castro, por lo que aceptó la propuesta de la CIA de traicionarlo e incluso asesinarlo.

La CIA en su trabajo de inteligencia sobre AMLASH-1, conoció que en el verano de 1962 participaría en el Festival Mundial de la Juventud a celebrarse en Helsinki, Finlandia, donde fue contactado nuevamente.

Dicho informe secreto afirma que en junio de 1962 el FBI obtuvo información a través de un informante, que Cubela tenía intenciones de desertar durante su estancia en Finlandia.

Ante esto el oficial CIA viajó a Helsinki, entrevistándose nuevamente con el traidor entre el 30 de julio y el 6 de agosto 1962, oficializando el reclutamiento, al aceptar trabajar en secreto para la Agencia con el objetivo de crear una nueva Cuba. Fue persuadido para no desertar, explicándole que su trabajo sería más útil en la Isla.

En esos contactos, Cubela expresó sus deseos de planificar la ejecución de Carlos Rafael Rodríguez, alto funcionario del gobierno y miembro del Partido socialista, del embajador soviético en La Habana, incluso a Fidel Castro si fuera necesario.

Un aspecto de alto interés que consta en el informe, fue lo abordado por Cubela sobre sus planes para hacer estallar una refinería de petróleo, pues observaba que la imagen aparente de un normal funcionamiento de la situación interna en Cuba, dependía del suministro continuo de petróleo, cuando en realidad la situación era critica”. 
Por cuestiones de seguridad la CIA propuso sostener otros encuentros en Estocolmo y Copenhague.
Las reuniones en Estocolmo fueron del 7 al 9 de agosto y en Copenhague el 10 y 11 de agosto. Del 14 al 23 se efectuaron en París, donde lo entrenaron en el uso de explosivos y le propusieron pasar el polígrafo.
La CIA estaba entusiasmada con el reclutamiento de un alto funcionario del gobierno revolucionario y por tanto intensificó el trabajo para consolidarlo y asegurar la ejecución del plan para asesinar a Castro.
Por ese motivo, del 5 al 8 de septiembre de 1963 el oficial viajó a Porto Alegre, Brasil, donde Cubela representaba al gobierno cubano en los Juegos Universitarios. En esos contactos Cubela informó haber discutido con un grupo de militares que él conocía y las posibles formas de acercarse a ellos, pero, aunque muchos de ellos eran anticomunistas, guardaban lealtad a Fidel y le tenían tanto miedo que eran reacios a discutir cualquier conspiración por temor a las represalias.
El 3 de octubre de 1963 llega a París el oficial para nuevos encuentros con Cubela. En estos contactos el traidor pidió entrevistarse con Robert Kennedy, Fiscal General de Estados Unidos, con el propósito de garantizar el apoyo moral de ese país a sus actividades.
La CIA logró engañarlo y enviaron a París, a Desmond FitzGerald, jefe de su Dirección de Planes Especiales, también conocida como Dirección de Operaciones Clandestinas, quien se hizo pasar como representante personal de Robert Kennedy y hablar en su nombre. 
El contacto se efectuó en una casa de seguridad de la CIA el 29 de octubre, donde FitzGerald le explicó que Estados Unidos estaba preparado para darle todo el apoyo necesario, a los grupos anticomunistas que pudieran neutralizar a los líderes revolucionarios, así como brindar ayuda económica y política para las reformas que beneficiarían al pueblo cubano.
En contactos posteriores el oficial de la CIA le explicó que le sería entregado un fusil de alto poder con silenciador y un alcance de miles de yardas, camuflado en un escondrijo especialmente preparado en sus laboratorios.
Otra de las propuestas para el asesinato de Fidel Castro fue entregarle de un bolígrafo, marca Paper-Mate, con una aguja hipodérmica cargada con un fuerte veneno, con la que debía pincharlo, propuesta que Cubela no aceptó por el riesgo que correría.
Cubela y su grupo contrarrevolucionario fueron detenidos por los Órganos de la Seguridad de Cuba el 1ro de marzo de 1966, al descubriese sus actividades. Fue juzgado y condenado a 25 años, ante el pedido de Fidel Castro al tribunal de que no se le condenara a pena de muerte.

Las declaraciones de Rolando Cubela ante el Tribunal Internacional fueron decisivas para la sentencia de condena a la CIA, al probarse la participación de esa Agencia de inteligencia en hechos repudiables, como la muerte de personas por solo actuar diferente a los deseos de Estados Unidos.

Así actúan los campeones de los derechos humanos.

Sabio José Martí al apuntar:

“Ancha tumba se construye con sus manos las maldades”.

 

La Columna es un espacio libre de opinión personal de autoras y autores amigos de Cuba, que no representa necesariamente la línea editorial de Cubainformación.

La Columna
Por Arthur González/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Nada de lo que sucede en Miami puede extrañar y menos aún cuando se trata de la comunidad cubana emigrada autocalificada de “exilio”, grupo que nunca ha ce...
Por Arthur González/Martianos-Hermes-Cubainformación.- En Miami cunde el pánico ante presuntos recortes de financiamiento y personal en las llamadas Radio y TV Martí, ambas creadas para intentar subvertir el orden interno ...
Por Arthur González/Martianos-Hermes-Cubainformación.- En su más reciente mensaje, los Obispos Católicos de Cuba emiten criterios para que los cubanos y cubanas no voten a favor del nuevo Código de las Familias, sig...
Lo último
La Columna
No caerá
Gerardo Moyá Noguera*.- El criminal bloqueo existente del imperio/EEUU contra Cuba y demás países democráticamente elegidos por el pueblo, no pararán de luchar jamás. Esta es una lucha, casi interminable. La ...
La Revista