Por Andrés Gómez*/ Foto Virgilio Ponce -Martianos-Hermes-Cubainformación - Miami


Las nuevas regulaciones en relación a Cuba hechas públicas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos son cantos de sirenas para engañar a los que quieren ser engañados.

Su propósito obvio es dividir. Siempre ha sido dividir.

¿Cuándo no?

Hagamos un parteaguas en la historia de las relaciones entre Estados Unidos con Cuba en el año 1960, sino el cuento sería demasiado largo y repetitivo.

Este es un momento muy difícil. Nos tienen con la soga al cuello. Pero ahí hemos estado antes. Y aún en momentos más difíciles que éste.

¿Recuerdan los años sesenta, sesentaiuno y sesentaidos?

Por ejemplo, el escandaloso asunto de la patria potestad, y como resultado de ésta la infame Operación Peter Pan, dividiendo a la familia cubana; miles y miles divididos, sin importarle a ellos -- los Lobos de siempre-- un comino la suerte y desgracia de miles de niños y niñas.

El éxodo masivo al Norte, ese fatídico año de 1960, de casi 130,000 personas, casi toda la burguesía y gran parte de la pequeña burguesía, inclusive mi familia y yo con trece años de edad como parte de ella, cuando fui arrancado de mi país por 17 largos años.

Esas familias fueron divididas con el propósito de destruir a Cuba, de destruir a la Revolución.

Esas personas eran entonces las más instruidas y los profesionales más capacitados.

Ahora instruidos o no a la mayoría de esas personas que quieren el

capitalismo para nuestro país los ciega la lujuria por el dinero. Duele más porque ¿de que ha valido para estas personas, 65 años de intentar construir en Cuba una sociedad más justa? Y con esos cubanos y cubanas cuenta el Lobo para dividirnos.

Utilizando a cubanos sumamente equivocados --quizás hasta traidores, como ahora también-- las más altas instancias de Estados Unidos, prepararon, financiaron y dirigieron la invasión por Bahía de Cochinos.

También dividiendo y utilizando cientos sino miles de cubanos equivocados montó la Agencia Central de Inteligencia la poderosa Operación Mangosta, la más grande montada hasta entonces por la CIA.

Y por último, en esta corta pero instructiva feria de hechos dantescos, la Crisis de Octubre, cuando la potencia militar más poderosa de la Historia estaba lista para exterminar nucleararmente a un país como el nuestro entonces.

Pero a pesar de todo no lograron dividirlo como ellos siempre han querido. Al contrario. Entonces lo hicieron más fuerte. Hicieron perdurar el proceso revolucionario.

¿Son estos ejemplos de aquellos tres años suficientes para demostrar el propósito de siempre?

Basta sólo señalar un recordatorio que nos hizo Fidel: "Este país puede destruirse por sí mismo. Esta Revolución puede destruirse. Los que no pueden destruirla hoy son ellos; nosotros sí, nosotros podemos destruirla, y sería culpa nuestra".

*Andrés Gómez, periodista cubano residente en EEUU.

 

Martianos-Hermes-Cubainformación

Estos textos pueden ser reproducidos libremente siempre que sea con fines no comerciales y cite la fuente.

La Columna
Por Andrés Gómez*/ Foto Virgilio Ponce -Martianos-Hermes-Cubainformación - Miami...
Por Andrés Gómez*/ Foto Virgilio Ponce -Martianos-Hermes-Cubainformación - Miami...
Por Andrés Gómez*/ Foto Virgilio Ponce -Martianos-Hermes-Cubainformación - Mimai.- Con profundo dolor hemos conocido de la muerte de Alicia Jrapko, amiga y compañera de muchos años en el movimiento de solidarid...
Lo último
Mujeres y ciencia
Dailene Dovale - Cimarronas.- Ella no quiere ser solo la madre o ser reducida a un cuerpo, a un útero y la capacidad de procrear hijos e hijas. Ella quiere crear, investigar, innovar y hacerlo para ver a su gente, su familia y comunidad m&aacu...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista