Por Bartolomé Sancho Morey* - Cubainformación.- Cualquier observador imparcial, “al margen de ideologías”, puede comprobar sobre el terreno que en la patria de Bolivar existe una democracia con una de las Constituciones más avanzadas y progresistas de América Latina y el Caribe, que contempla la posibilidad de un referéndum revocatorio a media legislatura, pudiendo destituir a un gobernador, alcalde, o al mismísimo presidente.


De igual forma,el Centro Nacional Electoral [CNE] de Venezuela, en palabras del ex presidente Jimmy Carter, nada sospechoso de ser Chavista, es a diferencia del de EEUU sin lugar a dudas es uno de los más fiables del mundo.

Por otra parte, la crisis sociopolítica, ahora también económica, está asociada al desplomedel precio del barril decrudo, principal fuente de ingresos del estado.

A esto sumar el boicot encubierto para desabastecer a la población y generar malestar, inestabilidad política y descontento.

Muchos son los errores que en mayor o menor grado afectan a las instituciones del Estado Venezolano, alimentada por la activa participación de la quinta columna, incluida en el PSUV, en complicidad con el terrorismo-mediático, y la injerencia cobarde y sistemática por parte del Imperio Yanqui,

Ante esta gravísima situación, la violenta oposición de extrema derecha tenía dos opciones: seguir el camino de la incivilidad [violencia-golpista] o de la cultura democrática “referéndum revocatorio”, contemplado en la Constitución.

Si en lugar de malgastar su tiempo en insultar, sabotear y amenazar con la intervención militar por parte de EE.UU al Gobierno constitucional de Nicolás Maduro; se hubieran dedicado, como era justo y democrático, a preparar desde Enero la recogida de firmas para un Referéndum Revocatorio, con seriedad, respetando la ley constitucional, éste podría realizarse en Octubre.

La oposición, en complicidad de un terrorismo-mediático,opto por presentar 1 957 779 de firmas,llenas de irregularidades, más de 10 mil firmas de ciudadanos fallecidos, 9333 con números de cédula inexistentes, más de 3 000 cédulas de ciudadanos menores de edad y 1335 privados de libertad. De todo ello y con lujo de detalles hay pruebas irrefutables.

Mientras tanto, frente a tamaño e inmoral fraude,realza la figura del presidente de la Asamblea Nacional, de extrema-derecha, Henry Ramos Allupy sus ofensas, contra las instituciones del país y personas del Gobierno Nacional, por ello deberá responder ante la ley.

El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas [Unasur], Ernesto Samper, llamo al dialogo entre las distintas fuerzas políticas del país [sin Injerencias extranjeras],como la vía más importante para lograr la paz y la estabilidad política-económica en Venezuela.

* Bartolomé Sancho Morey es militante hispano-venezolano del PSUV. Es periodista balear residente en La Habana, con nacionalidad española y venezolana. Ex dirigente del PSOE y UGT. Expulsado del PSOE por Felipe González.

La Columna
Por Bartolomé Sancho Morey* - El Imperio nazi fascista, terrorista-genocida, más poderoso [Económico-militar] del planeta tierra, jamás conocido y posiblemente por conocer.  No pasa [1960-2024] un solo día; que...
Por Bartolomé Sancho Morey* - El pasado día 24 de diciembre Inglaterra, luego de una avanzada de declaraciones falsas, de sus funcionarios sobre la supuesta propiedad del Esequibo por Guayana, asesorada-teledirigida por EE. UU, sumisame...
Por Bartolomé Sancho Morey* - En estos momentos históricos, difíciles político-socio-económicos y de “confusión ideológica” en que vive la humanidad, el inescrupuloso Neoliberalismo-sionist...
Lo último
La Columna
La Revista