Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- Harían falta potencias inimaginables para que cambie la “España tranquila” del actual presidente del Partido Popular Español. Ello se evidencia en que por eso algunos Partidos Políticos de ámbito estatal y autonómico gozan de la grosera libertad en que muchos de sus miembros se enriquecen en múltiples corrupciones, en las conocidas ‘puertas giratorias’ y en otras órbitas donde lo público también entra en el negocio capitalista que somete a los pueblos y que los lleva a rebelarse continuamente. Esto ha propiciado que en muchas esferas de poder se use la manipulación de ideas en la opinión popular -algo al uso en las ‘democracias consolidadas’-, para detener las ansias de los pueblos por vivir y convivir en paz sin ser ultrajados.


Así nacen cruentos conflictos que unas veces son por reivindicaciones sociales y en Catalunya han hecho hervir -y ya casi salir del cauce oficial-, el clamor nacional que el Poder Estatal usa para fortalecer la perdida solidez de la ‘España tranquila’, dar alas al anti-catalanismo y a la lamentable situación entre hermanos que se vivió en Euskadi.

Toda fuerza humana entraña una estrategia defensiva, pero se pierde cuando la fuerza se cristaliza en el pueblo y puede desgastarlo. Catalunya lucha por el deber inculcado en la leche materna y por otras reivindicaciones que la convierten en una potencia incontenible. Una potencia que habla castellano sin rubor y no es el rebaño que busca el señor Casado y que puede encontrarlo en todos los idiomas. La potencia catalana avanza luchando contra la sumisión a un orden jurídico despreciativo con los pueblos. Y en un mundo que intenta eternizarlo solo tiene sentido legal la máxima resistencia. Si esta se evapora en Catalunya y no se extiende a todas las Españas es porque todavía, por fundados temores, hábitos del bienestar o intereses individualistas, cargamos con la triste sombra de la ‘España tranquila’ y la aún más triste obediencia a la ley de un Sistema que nos extermina sin preguntarnos quiénes somos.

* Andrés Marí es escritor, profesor y actor cubano residente en Catalunya.

La Columna
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- ¡Ay, mundo, qué has hecho de nosotros! ¡Cuántas esperanzas crearon en todos los pueblos del planeta las palabras de Juan Pablo II y Fidel Castro d...
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- LA UNIÓN EUROPEA DEJA, AL PARECER DEFINITIVAMENTE, DE EXISTIR Y SE ENTREGA A LAS LOCURAS DE EEUU PARA ELIMINAR A LOS RUSOS. Así, ningún ruso podr&aacut...
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- ¡¡VIVAN LOS PUEBLOS DE UCRANIA Y RUSIA!… ¡¡¡¡¡Y TAMBIÉN LOS DE PALESTINA, EL KURDISTÁN, YEMEN, SIRIA, LIBIA, ...
Lo último
Historias distintas
Cimarronas.- Son disímiles las historias que pueden conmovernos, que llegan y nos cautivan. Historias de amor, de fuerza, de valentía, de humanismo, de sororidad, de lucha... historias de desafíos....
Ver / Leer más
La Columna
Recetas fracasadas
Por Arthur González - Quienes conocen bien la historia y la lucha desesperada por buscar dinero a toda costa, al hacer de la política anticubana una jugosa profesión, saben que las recetas empleadas llevan 63 años de fraca...
Ambición indigna
Gerardo Moyá Noguera*.- El mundo en general se está escorando hacía la derecha, pero resulta que sí se escora, pero hacía la extrema derecha. No así Cuba, ni Venezuela, Bolivia y unos pocos países que ...
La Revista