Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- Desde hace unos años paso largos meses en Ottawa, Toronto y hace muy poco en Barrie, una bella ciudad frente al lago Simcoe. A esta se ha mudado mi hija a una casa preciosa en medio de una naturaleza igualmente espléndida… Hasta hace muy poco vivía en edificios altos de construcción normal y de convivencia más o menos bien. Ahora todo cambió y del anterior ‘más o menos’ ha pasado a vivir en una ‘envidiable’ casa dentro de otra ‘envidiable’ urbanización donde todo es más suntuoso y no tienen vecinos pegados a sus paredes. Y debo apuntar que tuvo suerte en estos ‘envidiables’ aspectos, pues, a pesar del enorme territorio de Canada, ya estas urbanizaciones en pleno monte hermoso y acomodado, van pasando a ser rascacielos horizontales y con las casas prácticamente pegadas y con aquellos ‘más o menos’ de la convivencia en los edificios altos, pero nunca tan seguras como los últimos.

Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- SEGURAMENTE HOY, O YA DESDE HACE UNOS DÍAS Y EN LOS QUE AÚN NOS FALTAN, SE OLVIDARÁN algunas cosillas feas del más largo ayer y... En Youtube, FB y en todas las otras repeticiones se incrementarán las maravillas de aquellos tiempos que muchísimos ven ahora desde Bogotá a Tijuana y que en Cuba las perdimos, aunque no se mire lo demás... Porque, ¿qué más hay que ver fuera de Madrid o New York? ¡Eso está muy bien! Nadie está engañado ni a nadie le falta valentía para decirlo, aunque el Ganma nos hable de los negros. ¡Es que las vidas de los negros siguen importando!

Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- ¡Dios mío, todo estaba preparado! Y al fallar el golpe blando en la isla, tal y como sabían sus promotores que sucedería y ya habituados a los más estruendosos fracasos, activaron el Plan B: la lucha contra el comunismo usando a Cuba ante el exitoso empuje de China y Rusia en el mundo. Ahora la falsa “comparecencia de prensa” del señor Yunior García -mi antiguo y querido dramaturgo- reconozco que sus viajes a Madrid y su participación en los “Talleres Juveniles de Verano” que organizan los peores ‘maestros’ de la subversión internacional, como esta propia farsa con el periodismo español de la mano del ‘filántropo’ cubano-español Javier Larrondo, presidente de la organización ‘Prisoners Defenders’, firme aliado de los ya maltrechos movimientos más retrógrados en Cuba, él y nuestro protagonista inventan una rueda de prensa íntima donde se evitó alguna que otra pregunta incómoda de los otros periodistas españoles no invitados.

Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.-  Dices estar por la libertad y contra el bloqueo, o sea, estás CONTRA LAS CRIMINALES SANCIONES DE EEUU A CUBA. Pero ¿SABES QUE ELLAS SON LA MÁXIMA PÉRDIDA DE LIBERTAD PARA TODOS LOS CUBANOS?... Amigo mío, seguramente las manifestaciones -de todo tipo- crecerán en nuestra isla y muchas serán autorizadas, como en cualquier país. Igualmente, como en cualquier país, el éxito de cada una de ellas dependerá de la certeza que esgriman los que las convoquen.

Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- A pesar de no apoyarlo y mucho menos respetarlo al hacerse POR LA INJERENCIA DE EEUU, lo peor del espíritu cubano, y seguido por lo más ingenuo de nuestra propia alma que sigue en nosotros... POR HACERSE EN PLENA PANDEMIA Y CON TODO EL MUNDO DESBORDADO POR LA SITUACIÓN… ¡SÍ! A PESAR DE TODO ESO, A MUCHOS NOS GUSTÓ “TODO LO QUE PASÓ”…

Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- Dicen que rectificar, o matizar mejor dicho, es de sabios. Ya el presidente cubano lo había hecho en parte, ahora lo hace por entero: "que nunca falten entre los cubanos la unidad, el respeto y el amor por la vida". ¡Muy bien por Díaz-Canel! Ahora se impone que todo el gobierno de la isla, los cuadros dirigentes, la intelectualidad, los profesionales, el pueblo decente y trabajador, y hasta el desesperado y el delincuente -si cabe este último calificativo y que evidentemente cabe, como en todas partes-, decidan ponerse para la obra grande de los cubanos.

Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- Algunos cubanos creen que la soberanía de un pueblo ha de estar siempre erguida. Otros creen que ‘eso’ es puro juguete del destino. No obstante, la diferencia entre estos pensamientos es la que nos juzga para pertenecer o escapar del pueblo que también somos y de su destino. Todos, en mayor o menor medida, hemos reído y llorado con tal pertenencia o tales huidas. Y serán muy pocos los que, en un paso u otro, no amaron los sueños que los hizo muy tensos o demasiado vulnerables en el juego de la vida. No es nada extraño en un mundo muy ajeno a la convivencia con una naturaleza humana que, cansada de odios y venganzas, lo rechaza.

Video
La Columna
Palabras del general Weyler
Gerardo Moyá Noguera*.- "Se me ofrecieron varios para traerme la cabeza de Maceo por 30.000 dólares y ya ve, yo no lo acepté así se mata a los bandidos y aquel era un valiente que había de morir como muri&oacut...