Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- La historia no tiene el magnetismo de las emociones ni las urgencias de todas las justicias, pero sí que se basa en ellas para ir tejiendo sus velocidades.


Nadie sabe hasta dónde llegarán los magnetismos y las urgencias del independentismo catalán, pero de que influirán notablemente en las sociedades catalanas, españolas y europeas no caben dudas, Por lo pronto está planteado la creación de Un Nuevo País con una apuesta bastante clara hacia Un Mundo Mejor que incluye, incluso, hasta el inconcebible acompañamiento -a regañadientes desde luego-, de una derecha que no ve salvación posible si no canta l'Estaca contra su poder corrupto y corruptor. Pareciera que todos, como debería ser, vamos juntos al encuentro de la unidad histórica por el bien de la sociedad humana. Sí, pacíficamente, pero es una revolución en toda regla y nada de revueltas postmodernas. Es la grandeza y la autenticidad de las reivindicaciones populares ubicadas en el corazón de la realidad. Lo que se ha planteado en Catalunya es más claro que el agua:

Justo derecho a vivir en la lengua y la cultura con que se nació y se quiere seguir creciendo, fin de la violencia policiaca donde el ojo de Esther Quintana sea un amuleto infinito, establecimiento de la Renta Garantizada Ciudadana que elimine las graves desigualdades sociales, cese de los desahucios y de la precariedad laboral, absoluto rechazo al corte de los suministros básicos cuando no se puedan pagar, defensa total de la sanidad y la educación públicas y gratuitas, combate muy bien definido a la corrupción, el fraude fiscal y la conversión del trabajo en engorde del capital. Y aún habremos de hablar de la deuda ilegítima y que nunca ningún pago de cualquier deuda sea a costa de la vida de las personas. Difícil y complejo desafío en el independentismo catalán que, estímelo o no, ya ha de asumirlo si no quiere ser derrotado como lo fue el pueblo griego cuando desafió a Europa y apenas recibió la necesaria solidaridad de los diversos pueblos europeos.

* Andrés Marí es escritor, profesor y actor cubano residente en Catalunya.

La Columna
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- ‘EL OJO QUE TV’. Nuevo programa en Cuba para repensar un país mejor fomentando el diálogo sincero y sin tapujos, pero, aun cuando se puede hablar ...
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- Dicen que los cubanos “o no llegamos o nos pasamos”, vaya, que nunca tenemos ningún    punto medio y que jamás seremos dignos del e...
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- Desde hace unos años paso largos meses en Ottawa, Toronto y hace muy poco en Barrie, una bella ciudad frente al lago Simcoe. A esta se ha mudado mi hija a una casa p...
Lo último
La Columna
El imperio EEUU mortalmente herido
Gerardo Moyá Noguera*.- Ningún jefe de estado europeo ni mucho menos del imperio/EEUU dice algo positivo sobre las vacunas que los científicos cubanos han realizado y que, gracias a todos ellos, la población en su conjunto...
Venta del litio
Gerardo Moyá Noguera*.- "Yo no soy político, puedo decir la verdad" dixit Pablo Iglesias de Unidas Podemos. ¿Quiere decir con estas afirmaciones que los políticos españoles mienten? Parece ser que sí...
La Revista